Español
Gamereactor
análisis
Syndicate

Análisis de Syndicate

¿Qué ocurriría si se permite que el mercado se gobierne a sí mismo sin ningún tipo de regulación o control?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Es una pregunta con muchas respuestas, pero el resultado que presenta Syndicate es un mundo en el que las naciones y los gobiernos son algo obsoleto. En su lugar, el mundo está controlado por las mega corporaciones (o sindicatos), que luchan entre sí por su parte del mercado y obligan a los consumidores a tragar sus productos. La mayoría de esos usuarios, además, llevan un chip implantado en el cráneo para contar con acceso constante a la red; así pueden consumir más y más.

No existen muchas leyes, por lo que el más fuerte y más rico es el que decide lo que está bien y lo que está mal. El espionaje industrial se realiza tanto con armas y explosivos como con procesos de hackeo y robo de datos. Y no importa el daño colateral, menos si afecta a clientes de la competencia.

En otras palabras, es una visión oscura de nuestro futuro. Pero una que también ofrece el potencial y el escenario ideal para un shooter frenético y muy sólido.

El concepto de este FPS futurista gira en torno a esa idea de los chips integrados en las cabezas de la gente, y como resultado aparecen mecánicas realmente interesantes y divertidas.

Publicidad:
SyndicateSyndicate

Eres Miles Kilo, un agente que trabaja para EuroCorp. En tu cráneo está implantado un chip modelo Dart 6, lo último en tecnología de microchips, lo que te permite hackear o "violar" la seguridad de prácticamente cualquier otro chip, ya esté instalado en otras cabezas, en armas, o si lo han empleado para proteger puertas o ascensores.

En la práctica, todo se reduce a un pequeño icono que aparece sobre el enemigo, y un botón que, cuando lo dejas pulsado, va realizando el 'hackeo' lentamente, durante un tiempo que viene indicado por un medidor que se va llenando. Una vez completado el proceso, la acción elegida tiene lugar.

Estas habilidades únicas son lo que diferencia a Syndicate de otros shooters. Como un verdadero Jedi cyberpunk, convences a los enemigos para que se suiciden (principalmente con granadas, para que también se lleven unos cuantos camaradas por delante), para que atropellen a otros, o para que se pongan de tu lado en la batalla, antes de terminar su miserable existencia con una bala.

Publicidad:

Naturalmente, no puedes usar estas habilidades de 'breach' como te dé la gana, pero la recarga es bastante rápida, por lo que en contadas ocasiones debes racionalizar su uso. El juego también plantea cantidad de situaciones en las que empleando con ingenio estas habilidades especiales no tendrás ni que sacar el arma.

SyndicateSyndicate

El chip Dart 6 tiene otras ventajas. Una es el Dart Overlay (que recuerda a la Visión Detective en los juegos de Batman, pues puedes seguir a los enemigos detectados a través de las paredes), algo muy práctico pues la IA es bastante "lista" como para moverse entre coberturas y no dejar la cabeza a la vista en un punto fijo.

A la vez, esta Overlay puede ralentizar el paso del tiempo, y también se puede ir mejorando, para que puedas hacer daño extra o curar más rápido cuando está activa. Como con tus habilidades de hackeo, esta no se puede usar todo el tiempo, pero se va recargando con la adrenalina (es decir, según te vas cargando enemigos).

Son geniales mecánicas por sí solas, pero que fracasarían si el resto del juego no estuviera a la altura. Por suerte, no es el caso de Syndicate. Este título brilla gracias a su gran ritmo, con el que los intensos tiroteos se mezclan con secciones más tranquilas, sumándose a unos cuantos trucos que guarda bajo la manga y que no repite en demasiadas ocasiones.

En un momento estás luchando contra montones de guardias en pasillos, al rato estás posado sobre un tren, intentando derribar un helicóptero de combate (la única sección sobre raíles de todo el juego, por cierto). Más adelante te enfrentas a unos puzles facilones, y después deberás desactivar minas IEM o luchar contra enemigos semi-invisibles. Variedad total.

No pude evitar acordarme de Half-Life 2 mientras jugaba a Syndicate. De hecho, parece que Starbreeze ha estudiado lo que hizo Valve en aquel juego. Además, las escenas que funcionan bajo guión no suelen fijar la cámara, y la narrativa bebe mucho del estilo de la serie Half-Life.

Sin embargo, Syndicate no iguala los momentos estelares de Half-Life 2. Hay algunos puntos más bien flojos, como las batallas con jefes finales, que por desgracia van de "divertidas" a "terriblemente frustrantes". Y el número de veces en las que abres una puerta para que te dejen KO al instante en una secuencia bajo guión alcanza cantidades cómicas. Además, la historia presenta un giro que me dejó realmente decepcionado, pero no quiero estropear la experiencia de nadie con 'spoilers'.

SyndicateSyndicate

De todos modos, estas pegas no son suficientes para arruinar tu tiempo con Syndicate. La campaña se mantiene a buen nivel durante todo su recorrido y es original (todo lo que se puede ser en este género). Cumple en la intensidad de la acción y en la extensión.

Esto nos lleva finalmente al co-op. Hasta cuatro jugadores pueden luchar juntos por nueve misiones separadas que, de forma similar a la campaña en solitario, ofrecen cantidad de variedad e intensidad. Comienza de forma sencilla, pero la dificultad sube bastante rápido, por lo que será mejor que te prepares para morir unas cuantas veces en las misiones finales.

Algunas de las habilidades de "violación" son ciertamente diferentes en el juego cooperativo. Aparte, existen otras tantas habilidades que vas liberando a través del sistema de progresión (cosas como daño adicional para todo tu escuadrón) y también vas mejorando tus armas y destrezas.

Ahora nos recuerda a Left 4 Dead (sin la colocación aleatoria de los enemigos), y con esta modalidad el juego tiene mucho más valor.

Desde el punto de vista técnico, Syndicate mantiene la frente bien alta. Los efectos sonoros de las armas son de los más brutos y agresivos que hemos escuchado hasta la fecha, por lo que merece la pena arriesgar con la mala leche de los vecinos subiendo el volumen al máximo.

Syndicate

Visualmente también es un gustazo para el ojo. Incluso aunque existan secuencias, especialmente cuando estás fuera volando, en las que el nivel de detalle en la lejanía no es tan alto como nos gustaría. Pero si hablamos de interiores, la iluminación es brillante, los entornos están repletos de detalles y tiene un estilo distintivo y excepcional. Todo se plantea como un futuro en "realidad aumentada" que dota al universo de juego de una capa extra de credibilidad.

A estas alturas, aún no he mencionado al Syndicate original, un título de acción estratégica de 1993. Puedes decir lo que quieras del cambio de géneros, pero personalmente no creo que sea algo que reste mérito a esta experiencia. No obstante, me encanta poder explorar la gran cantidad de pequeñas referencias y guiños al clásico, con cosas como las armas (el lanzallamas y la mini-gun me vienen a la cabeza), vehículos o detalles del fondo. La arquitectura de la IA en las primeras misiones co-op está tomada casi directamente del original. Es difícil no sentir algo de nostalgia.

No creo que haya que comparar Syndicate 2012 con Syndicate 1993. Debería mirarse por lo que es, una experiencia sólida de shooter, que por muchos motivos resulta fresco y original, mientras que toma elementos de los mejores exponentes del género en otras áreas. No es para nada perfecto, pero ofrece una campaña en solitario mejor que, por ejemplo, la de Battlefield 3, y es un juego que los fans del género merecen, como mínimo, probar.

Syndicate
Syndicate
Syndicate
Syndicate
Syndicate
Syndicate
Syndicate
Syndicate
HQ
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Jugabilidad contundente y variada. Aspecto visual muy fino. Audio demoledor. Mecánicas divertidas y originales.
-
Las batallas contra jefes varían en calidad. Historia decepcionante.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
SyndicateScore

Syndicate

ANÁLISIS. Autor: Rasmus Lund-Hansen

¿Qué ocurriría si se permite que el mercado se gobierne a sí mismo sin ningún tipo de regulación o control?



Cargando más contenido