Español
Gamereactor
análisis
System Shock

Análisis de System Shock remake para consolas

No te preocupes porque el remake fino, fino de Nightdive funciona igual de bien en consola que en PC.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Es una locura pensar que System Shock fue lanzado en 1994. Yo tenía entonces tres años, la Unión Soviética apenas se había disuelto y acababa de estrenarse la cuarta temporada de El príncipe de Bel-Air. Es alucinante pensarlo porque el remake de System Shock salió el año pasado en PC (por favor, lee nuestra reseña contundente al respecto) y ahora por fin está en consolas. El juego resulta muy novedoso y reciente, pero al mismo tiempo es como viajar en el tiempo. Y eso dice mucho, ya que el original era muy avanzado para su época. Este remake es un auténtico logro y ahora lo podemos disfrutar en el salón desde el sofá.

Si bien pasé mi infancia delante del ordenador cutre con Windows 95 de color beige de mi familia, instalando y jugando a clásicos como Quake II, Doom, Warcraft 1 y 2, Hitman 1, entre muchos otros, nunca llegué a jugar al System Shock original. Sin embargo, como gran fan de Dishonored, la serie Deus Ex, BioShock y juegos con elementos menos visibles del simulador inmersivo (por ejemplo, Hitman), siempre he sentido un enorme respeto por el juego, tal y como me pasa con los primeros juegos de Thief (que también necesitan remakes de forma urgente).

Por eso es tan emocionante hacerme con este remake de System Shock. Ya que a diferencia de muchos otros juegos que han recibido el tratamiento de remake como por ejemplo Resident Evil 4, System Shock es tan antiguo que necesita algo más que un simple retoque. Es tan antiguo que salió en MS-DOS. Es de esos juegos en los que no puedes apreciar lo que ocurre en las capturas de pantalla porque es tan antiguo. En otras palabras, si algún juego necesita un remake, sin lugar a dudas es System Shock.

Publicidad:
System Shock

Lo mejor es que el remake de System Shock no se limita a ser muy asequible, sino que además resulta muy novedoso. Se nota el amor que se ha puesto en hacer que este juego, tan adelantado a su tiempo, brille como si fuera nuevo. Y lo consigue plenamente, también en consola.

Quizás deberíamos dar un paso atrás y plantearnos: ¿qué es lo que hace que System Shock sea tan especial? El original se considera uno de los juegos más representativos del género de los simuladores inmersivos, juegos que dan al jugador la libertad de utilizar un conjunto de habilidades y armas de muchas formas e interactuar con el mundo (piensa en Prey, Dishonored o BioShock). Además, te encuentras en una nave espacial que ha sido ocupada por SHODAN, una IA malévola con un claro complejo de dios. Casi todos a bordo están muertos o han sido convertidos en cyborgs, seres mutantes o algo completamente distinto. Si a todo esto le sumamos una estética atractiva de estilo cyberpunk, una gran cantidad de grabaciones, registros y otras cosas que puedes leer de los muertos de la nave, te darás cuenta de que este juego de 1994 ha marcado un antes y un después para muchos juegos a los que probablemente hayas jugado a lo largo de los años (como Portal, y muchos más).

El remake ha preservado una estética retro distintiva que le añade mucho carácter, y visualmente tiene un aspecto súper chulo, con una fusión perfecta de gráficos de baja calidad, pero con los suficientes detalles y efectos de iluminación para que parezca moderno. Mientras que los modelos de los personajes y los entornos parecen bastante detallados desde lejos, de cerca están pixelados. Si a esto le añadimos que gran parte del mundo está cubierto de luces de neón y sombras, obtenemos un aspecto muy especial que hace honor al original y a la vez parece nuevo. Por ejemplo, todas las cosas que encuentras por el mundo son fácilmente reconocibles y diferenciables entre sí, mientras que todo tiene ese sencillo estilo retro. Es un mundo que está francamente bien hecho.

Publicidad:
System Shock

System Shock en esencia es un producto de otra época. En mi opinión, merece ser conservado en lugar de modernizado. Hablo del diseño increíble de los niveles, que hace que te arranques los pelos y que la experiencia sea memorable. Pero también se trata de las decisiones que tomas y de cómo interactúas con el mundo. No siempre te das cuenta de la importancia de una decisión hasta que te expones a sus consecuencias. En otras palabras, las elecciones son más sutiles que explícitas, y siempre es aconsejable tener a mano una partida guardada. Podría haber sido un error desechar la pistola Magnum a cambio de la escopeta.

En System Shock, te arrastras por pozos y exploras cada rincón de los nueve niveles infernales de la nave espacial Citadel Station atemorizante. Pero no lo haces para encontrar un Easter egg para divertirte, sino porque es necesario para sobrevivir, aunque tengas que poner en juego tu vida. Lo haces porque siempre careces de recursos y siempre te falta una maldita tarjeta de acceso a alguna puerta. Aquí, el juego tiene un elemento tipo Metroidvania, que evoca a los juegos como Resident Evil.

System Shock

System Shock es de la vieja escuela, pero también es justo el tipo de desafío que mucha gente echa de menos en los juegos modernos. La información sobre lo que ha sucedido y hacia dónde te diriges se basa en la narrativa ambiental que por lo general son grabaciones de audio, pero no hay marcadores de búsqueda, apenas hay tutoriales y no te llevan de la mano. Depende exclusivamente de ti decidir cómo desplazarte por los niveles que te mantienen atado a la silla.

Con respecto al sonido, nos encontramos con una banda sonora bien compuesta y algunos sonidos de enemigos imprescindibles y reconocibles que utilizas constantemente para orientarte por el mundo. Es una configuración bastante sencilla pero eficaz, aunque la banda sonora tampoco es que sea especialmente memorable. El juego también podría ser un poco más preciso en cuanto a los momentos de añadir música de batalla más intensa. He experimentado varias ocasiones en las que la música de batalla no tenía mucho sentido, probablemente porque en teoría había un enemigo por ahí, pero yo en realidad no corría peligro. Por lo demás, estamos ante una excelente banda sonora cyberpunk y buenos sonidos en general.

Un aspecto en el que el audio del juego destaca es en el doblaje, y en concreto de SHODAN, la malévola IA que está por todas partes, en cada rincón de la nave espacial por la que navegas sigilosamente. En cada esquina hay una nueva cámara que hay que disparar para minimizar el control de SHODAN, pues esta malvada semidiosa de la tecnología es uno de los pilares de System Shock. Por todas partes puedes ver las consecuencias del control de esta IA, con cuerpos mutilados y deformados, y como sus cámaras te vigilan constantemente, nunca olvidas a esta supervillana.

En lo que respecta a los problemas técnicos, la verdad es que no he experimentado nada más que algunos movimientos involuntarios de enemigos muertos. Suelo jugar en Xbox Series X, pero también tengo una Xbox Series S en la habitación de invitados. Decidí jugar a este juego en la Series S y únicamente experimenté algunas bajadas puntuales de la velocidad de fotogramas, por ejemplo, al cambiar de una zona a otra. Se mantuvo nítido en mi monitor 1440p en todo momento.

System Shock

Y ahora llegamos a lo que seguramente distinga más a la versión de consola de la de PC: los controles del mando. Una característica bastante extraña es que la sensibilidad de la cámara es muy alta por defecto. Enseguida la bajé de 50/100 a 35/100 y funcionó bien. Por lo demás, los controles son bastante cómodos y se parecen un poco a los de Doom. Una decisión entretenida de Nightdive Studios es que en consola las armas, granadas, botiquines, etc. se muestran en una lista del 1-9 (+0) en la parte inferior de la pantalla. En PC esto tiene sentido, ya que puedes pulsar los números para cambiar rápidamente, pero en consola tienes que usar los botones izquierdo y derecho del D-pad para elegir entre estos 10 elementos en total. Está bastante mal diseñado, y casi todos los juegos posteriores han conseguido que sea más fácil curarse, lanzar granadas, etc. Asimismo, el sistema de inventario y los menús de System Shock son bastante anticuados, pero eso es parte de su encanto.

Desde el punto de vista de la dinámica de juego, System Shock es un poco como si cogieras la mecánica y el ritmo de shooters antiguos como Doom y los combinaras con elementos de simuladores inmersivos y puzles, así como con un diseño confuso de los niveles. Es lento y puedes morir en cada esquina. También es intenso, lioso y requiere una constante orientación en el mapa. En mi opinión es estupendo, pero no está hecho para todo el mundo.

En definitiva, el grado de diversión con System Shock lo determina la razón por la que juegas. Sin duda, quieres haber jugado a shooters con mejor ritmo y, desde luego, quieres haber jugado a immersive sims que te den más libertad. Aquí no hay sigilo, algo que se espera de los simuladores inmersivos de hoy en día. La pregunta es si te sientes absorbido por jugar a un remake bien hecho de un juego que ha establecido algunas de las bases sobre las que se construyen los juegos hoy en día, o si piensas que «desde entonces se han hecho mejores narrativas ambientales».

En mi opinión, System Shock es un juego muy fascinante, y con un remake tan bien elaborado, no hay razón para contenerte si quieres experimentar una parte de la historia evocadora, sofisticada y frustrante de los videojuegos. El hecho de poder disfrutar de este remake dice mucho de lo innovador que fue el original. Es un remake que estuvo a punto de suspenderse en varias ocasiones y, por tanto, podemos hablar de un milagro. El diseño increíble de los niveles ya hace que la experiencia merezca la pena, y con mejoras modernas en los aspectos acertados, es muy recomendable, también en consola.

09 Gamereactor España
9 / 10
+
Gran ambientación. Mucho respeto y cariño por el original. Gran mezcla de lo viejo y lo nuevo. Estable. Buenos controles en general.
-
Música algo dispersa. Cambio de armas ineficaz.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
System ShockScore

System Shock

ANÁLISIS. Autor: Patrik Severin

Patrick ha estado recordando viejos tiempos con esta nueva versión de Nightdive Studios y se rinde ante el regreso de Shodan.



Cargando más contenido