Español
Gamereactor
análisis
Tales of Zestiria

Análisis de Tales of Zestiria

La serie J-RPG 'Tales of' se estrena en PS4 con un notable título intergeneracional que potencia las bazas tradicionales de la franquicia.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Aunque nosotros venimos de disfrutar de dos entregas de la franquicia el año pasado (Tales of Xillia 2 y Tales of Hearts R), el mercado japonés tuvo que esperar tres años desde Xillia 2 para poder hincarle el diente a este Tales of Zestiria. Durante ese largo proceso de desarrollo, el equipo intentó mantenerse fiel a los pilares fundamentales de la franquicia a la par que se innovaba en algunos elementos clave que justificasen un paso adelante en la serie Tales of y el estreno en una nueva generación de consolas (en este caso PlayStation 4).

Lo cierto es que Tales of Zestiria parece haber cumplido el cometido para el que nació. Para empezar, estamos inconfundiblemente ante una entrega de la franquicia. Es decir, nos esperan decenas de horas acompañando a un elenco de personajes que evolucionan de forma notable a lo largo de la partida. Al igual que en otros capítulos de la serie, tanto el protagonista principal como sus acompañantes sufren un cambio radical según cómo les vayan afectando los numerosos acontecimientos que tendrán que afrontar. Esto se percibe especialmente en Sorey, el protagonista, cuya evolución es tan marcada que el personaje que es al principio del juego y el gran héroe en el que se acaba convirtiendo poco o nada tienen que ver (un cambio tan radical como el que vivía Luke en Tales of the Abyss). Los acontecimientos que tendrán que vivir, eso sí, no son tan impactantes como en otras entregas. El argumento que hace de eje central de la producción carece de impacto, como si se conformase con contar una historia un tanto manida de facciones religiosas y enfrentamientos entre diferentes regiones.

HQ

Posiblemente, lo más llamativo en este aspecto sea el concepto inherente a los serafines, seres vivos que solo unos pocos elegidos pueden ver. Sin embargo, las necesidades del guión acaban diluyendo un poco su interesante planteamiento y se acaba optando por situaciones y explicaciones bastante básicas para favorecer el espectáculo directo de la jugabilidad. En este aspecto, se percibe una oportunidad perdida para haber arriesgado más y llegar mucho más lejos a nivel argumental. Pero a pesar de esa sensación de haber podido ofrecer más, la historia es funcional y los personajes lo bastante carismáticos como para animarnos a seguir jugando hasta el final.

Sobre todo porque, una vez más, la franquicia nos deleita con uno de los sistemas de combate más divertidos del género del rol nipón. Aunque se presenta de forma atropellada al principio del juego, con una ingente cantidad de información que cuesta procesar, la experiencia y los jefes finales nos obligarán a experimentar con todas las posibilidades del sistema de combate para salir airosos de los diversos enfrentamientos que nos esperan. La necesidad de encadenar combos para explotar las debilidades de los enemigos nos descubrirá un sistema profundo que, además, al ser en tiempo real se antoja divertido como pocos. Posiblemente sea uno de los sistemas más atractivos de la franquicia, gracias al sistema de dualidad que permite que los serafines se fusionen con los personajes humanos para dotarlos de nuevos poderes y habilidades. Las combinaciones son numerosas y nos veremos obligados a analizar a fondo cada situación y adaptar nuestro equipo lo mejor posible a ella. Eso sí, hay que reconocer que el sistema de fusiones peca de ser un concepto demasiado japonés que resta una cierta credibilidad a la historia que se está contando. En ese aspecto, pese a tratarse de un juego que pretendía tener un mayor calado en occidente, se queda un poco lastrado por recurrir a ideas sacadas del anime japonés.

Publicidad:
Tales of ZestiriaTales of Zestiria

Otro gran acierto de esta entrega es la idea de crear un mundo abierto. Posiblemente, este punto sea el más llamativo de todos ya que supone un regreso a los primeros capítulos de la franquicia y a los juegos de rol tradicionales de los 16 bits. Si bien las últimas entregas pecaban de ser bastante "pasilleras" y de llevar al jugador por caminos bastante delimitados de un punto A a un punto B, Tales of Zestiria regresa a los mapas extensos que tendremos que explorar a fondo para descubrir cuál debería ser nuestra siguiente parada. Tal es así, que el juego no nos llevará siempre de la manita a nuestra siguiente parada del mapa, sino que tendremos que guiarnos mediante las pistas que recibamos para adivinar adónde encaminar nuestros pasos a continuación. Esta idea resulta muy atractiva, ya que así cobra una nueva relevancia y complejidad el pseudo mundo abierto que nos presenta el juego, en vez de limitarnos a seguir la ruta trazada.

Bien es cierto que el mundo abierto está mucho más vacío de lo que hubiese sido recomendable. La extensión de terreno está ahí, esperando a ser explorada, pero no será mucho lo que habrá que encontrar. Con algunas habilidades (derivadas de un complejo sistema de dioses de cada región) se puede dar un poco más de vidilla al mundo, como por ejemplo que los cofres se vuelvan a regenerar, pero tampoco suponen un gran cambio trascendental a la hora de dotar de mayor vida al universo del juego.

HQ
Publicidad:

En definitiva, Tales of Zestiria es un juego digno de su franquicia. Los aficionados sabrán qué esperarse de él en todo momento y los neófitos conocerán los elementos básicos de los Tales of y disfrutarán de un sistema de juego muy completo y divertido. Puede que no sea el mejor capítulo de la franquicia (que ya acumula tantas buenas entregas que depende de opiniones meramente personales el decantarse por uno u otro), ya que la historia no destaca y el mundo se antoja demasiado vacío, pero cumple con creces a nivel de calidad: es un juego divertido, intenso, que engancha durante horas y que consigue animarnos a seguir jugando. Todo esto con una banda sonora espectacular, de las mejores del género en los últimos años. Destacar también que el juego está traducido al castellano, con doblaje dual inglés y japonés. Una pena que el nivel de la traducción a español pudiese ser muy superior, ya que se cometen errores tan absurdos como cambiar el sexo a los personajes en los subtítulos. Pese a todo, es de agradecer que se apueste por la traducción a nuestro idioma y permitir que más aficionados puedan disfrutar de un nuevo gran juego de rol en PS3 y PC y, posiblemente, el mejor juego de rol japonés para PlayStation 4 en estos momentos.

Tales of ZestiriaTales of ZestiriaTales of ZestiriaTales of Zestiria
Tales of Zestiria
Tales of Zestiria
Tales of Zestiria
Tales of Zestiria
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Personajes carismáticos. Sistema de combate muy divertido. No lleva al jugador de la mano como otros del género. Los pasos adelante de la franquicia, pese a no terminar de explotarse, son prometedores de cara al futuro.
-
La historia no termina de explotar todo su potencial. El mundo abierto se antoja un tanto vacío. A nivel técnico se le puede exigir mucho más a las tres plataformas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Tales of ZestiriaScore

Tales of Zestiria

ANÁLISIS. Autor: Ramón Méndez

La serie J-RPG 'Tales of' se estrena en PS4 con un notable título intergeneracional que potencia las bazas tradicionales de la franquicia.



Cargando más contenido