Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge

Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge

Un viaje al pasado 'arcade' al que le sobra carisma pero se echa en falta alguna innovación respecto a títulos anteriores.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Ha llegado la hora de saber si las Tortugas Ninja del pasado también tienen un hueco en el siglo XXI o si estamos "condenados" a disponer solo de esas versiones modernizadas de estos tiempos ("modernas" han sido ellas toda la vida, no es una crítica). A Tribute Games y Dotemu ha concedido Nickelodeon el poder de recuperar al clásico partido por donde quedó en mayor gloria, en la cuarta parte para arcades y consolas 16 bits. La reposición como tal ha sido todo un éxito, y ese puede ser su mayor "pero".

Ni la continuación ni un reboot, Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge es un juego totalmente nuevo que sencillamente toma como base aquel momento histórico. Se entiende por sus gráficos de aspecto clásico que, una vez más, ganan muchísimo gracias a la mayor cantidad de detalles que se puede dar a los personajes en animaciones o contenido. Rivaliza, sin embargo, con unos juegos que siempre fueron muy ricos en ese aspecto para la época, y en este contexto se acaba pareciendo demasiado. No hay duda de que todo es mejor ahora, pero quizá se podría haber esperado más del presente, como en interacción con escenarios o entre personajes.

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's RevengeTeenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge

Los diseñadores han querido parecerse tanto a los clásicos de las Tortugas Ninja que han mantenido los mismos escenarios muy estrechos con un número semejante de enemigos a la vez. Así se conseguía, y se sigue consiguiendo, que el ritmo de partida sea elevado y siempre haya enfrentamiento, pero se ha desaprovechado la posibilidad de lucirse más en cuando a escenarios y presentación. Tampoco se puede esperar nada más elaborado que un avance lineal con alguna pequeña subida o bajada y un saltito de vez en cuando, porque no lo hay. El nuevo doble salto está complemente desaprovechado. Esta vez no tenemos surf en las alcantarillas, pero no faltan un par de misiones de patinaje volador siempre hacia delante en las que es más importante tener reflejos que el combate en sí.

Publicidad:

Lo de imitar (o repetir) el estilo de pantallas de hace 30 años es solo el principio de todo lo que ha heredado este juego de 2022 de los anteriores. Es la crítica más fuerte que se le puede hacer, pues afecta a todos y cada uno de los elementos: Shredder's Revenge se parece demasiado a Turtles in Time y a los anteriores. Las banda sonora actual es lo único que le hace dar un salto en el tiempo, aunque vaya pedazo de salto.

No es que esté repleto de guiños, como que todo el jaleo vuelve a comenzar a través de la televisión, sino que se han traído prácticamente todo. Han copiado al dedillo las pantallas de introducción a fase, con el enemigo principal recortado y anonimizado sobre fondo negro y una frase para ubicar al jugador en el mapa de Nueva York. También la práctica totalidad de enemigos: ninjas de colores, algunos incluso con el mismo comportamiento o arma que en la cuarta parte, los robots y la gran mayoría de jefes de fase. O los objetos del escenario como conos, bocas de riego y las trampas como alcantarillas.

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's RevengeTeenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge

Quizá lo más decepcionante de todo es que demasiados enemigos principales no solo repiten, sino que se comportan prácticamente igual, como Baxter. Con un sistema de combate mejorado y todas las posibilidades actuales, bien se podría haber hecho algo más elaborado, aunque fuera sin aumentar la dificultad para no excluir a ningún público.

Publicidad:

El de la complejidad es un aspecto que siempre he tenido en mente jugando y con el que estoy muy satisfecho. Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge es llevadero pero no aburrido; activo pero no agobiante; elaborado pero no complicado. Con sus tres niveles de dificultad de inicio abre un abanico amplio a gente de varios niveles de capacidad, y es increíblemente interesante lo bien que han colocado las pizzas "rellenavida" por el escenario para que impacten en el momento justo. Con esta disposición, es un beat'em up muy compartible entre mayores y peques.

Como decía, el movimiento de doble salto apenas aporta nada, aunque hace algo más el golpe en elevación. El resto son los de siempre, con mención a los lanzamientos, en los que no se ha innovado nada. Es la barra de poder especial que se recarga a base de combos o de meditación lo que le da un toque más "facilitador" y viene a sustituir a las pizzas rojas que había antes por más partes.

Si de algo ya sacamos idea en las impresiones es que la diferencia de habilidad entre personajes es muy limitada. Las tres varas de medir en las que se clasifican (alcance, fuerza y velocidad) sí que ayudan a orientarse sobre si escoger a uno u a otro, y algo cambia la eficacia de su doble salto con ataque y algún movimiento especial más, pero hasta allí llega. Una novedad es un sencillo sistema de desbloqueo de extras a base de puntos ganados que ni complica ni distorsiona la partida, pero sí invita a buscar los coleccionables, así que está bien integrado.

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's RevengeTeenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge

El multijugador ha sido siempre la marca de la casa de esta recreativa y esta vez no solo está, sino que sube hasta 6 personajes en pantalla a la vez. No he podido reunir a tanta gente en mi casa y no había aún online para probarlo, pero sí diré que cuanta más gente, más enemigos van saliendo para compensar. Y sí, es mucho más divertido con alguien al lado porque los momentos de estrés se comparten bien y porque intentar reanimar al compañero o compartir vida es muy interesante.

Para el final me dejo mencionar algo de la trama, aunque tiene incluso menos peso que en ocasiones anteriores. Es una persecución a las partes del robot de Krang que te lleva por varios puntos de Nueva York y algún otro que no desvelaré. Lo mejor de todo esto es su mapa de juego a lo Super Mario Bros. 3 por el que moverse, que es una chulada y que ya lo quisiera como póster para mi habitación si fuera 1991.

Con todo de cara y una capacidad de encantar espectacular en la primera toma de contacto, a medida que vas avanzando en Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge empiezan a aflorar los sentimientos encontrados entre el cómo me gusta lo bien que han revivido al clásico y lo poco que me gusta que se parezca tantísimo en todo. Una victoria incompleta.

07 Gamereactor España
7 / 10
+
Muy bien ejecutado y acabado, banda sonora, ritmo, dificultad calibrada
-
Demasiado corta y pega de los anteriores, sin variedad entre personajes, niveles poco inspirados
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido