LIVE
HQ
logo hd live | Crysis Remastered Trilogy
See in hd icon
Español
Gamereactor
análisis
The Ascent

Análisis de The Ascent

Neon Giant nos trae una ambiciosa experiencia cyberpunk que destaca por su brillante y cargado mundo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
The Ascent

Durante la mayor parte estos últimos años, el juego ciberpunk que todos estábamos esperando era Cyberpunk 2077, de CD Projekt Red. Teníamos muchísimo 'hype' por el título y, tras el éxito de The Witcher 3: Wild Hunt, todos esperábamos que el estudio polaco trajera un juego de la misma calidad, si no mejor, pero no ha sido el caso. Siete meses después de su lanzamiento, seguimos esperando ese juego ciberpunk tan emocionante e impresionante que se nos prometió. Hoy, Neon Giant, un estudio formado por un pequeño equipo de veteranos de la industria, pretende llenar ese vacío con su próximo RPG de acción, el ambicioso shooter The Ascent.

HQ

En The Ascent Group, una ciudad que pertenece a una empresa bajo el mismo nombre y que está dirigida por la misma, juegas como un trabajador al que empujan a una vida de peligros después de que la empresa cierre por motivos desconocidos, de manera que los diferentes distritos de la ciudad tienen que defenderse solos. Bajo las órdenes de Boone, el jefe del sector (o el jefe del crimen, por así decirlo), The Ascent te lleva a través de las diversas zonas de la metrópolis para conocer, discutir y luchar contra bandas rivales. Al mismo tiempo, tendrás que hacer lo que sea necesario para asegurar la supervivencia del siniestro distrito al que llamas casa.

Es una historia ciberpunk bastante común en la que todo el mundo, excepto los asquerosamente ricos, intenta sobrevivir en un entorno de lo más cruel. Además, The Ascent da un paso más allá para reflejar esa idea: el juego está ambientado en la típica ciudad ciberpunk, una gran metrópolis superpoblada, plagada de suciedad y luces de neón. Sobra decir que no se aleja de los tópicos del género en absoluto.

Sin embargo, The Ascent también es diferente a muchos de los mundos ciberpunk que hemos visto previamente en los videojuegos, porque lo que ha creado Neon Giant es un lugar increíblemente diverso y vivo, que está totalmente repleto de contenido. No importa dónde vayas: cada ubicación, cada calle, cada rincón y ranura dan la sensación de haberse creado con el mayor cuidado y precisión, convirtiéndose en algo verdaderamente increíble. La parte más impresionante, que hasta cierto punto resulta un estorbo, es la escala del mapa, pues el mundo de The Ascent es enorme. Sí, durante la mayor parte del juego la cámara nos ofrece una perspectiva isométrica, de manera que no da la sensación de ser tan extenso como un mundo abierto en primera o tercera persona, pero el mapa es tan grande que vas a pasarte una cantidad considerable de tiempo simplemente yendo de un lugar a otro. El mapa podría ser un tercio más pequeño y, aun así, seguiría siendo increíblemente denso, lo cual resultaría útil puesto que eliminaría las caminatas innecesarias entre misión y misión.

The AscentThe Ascent

En cuanto al combate, The Ascent funciona como un shooter de doble stick, lo que significa mucha acción fluida, envuelta con esmero en un interesante conjunto que responde muy bien. No importa si usas ametralladoras, armas de mano u opciones brutalmente potentes; los combates en The Ascent siempre son un gustazo, y eso incluye el movimiento del que hace uso el título, que enfatiza directamente este sistema. No es especialmente sencillo, y la manera en la que los enemigos de la IA se acercan para luchar contigo lo complica más, pero resulta increíblemente divertido y te ofrece una gran variedad de opciones para afrontar los combates de forma diferente.

En cuanto a los enemigos, The Ascent cuenta con diversos tipos de rivales que no dudarán en matarte. La mayoría están equipados con algún tipo de arma a distancia y usan un sistema de coberturas, que básicamente les da la ventaja de esconderse y disparar sin recibir ningún daño. No obstante, los enemigos cuerpo a cuerpo y más tipo tanque prefieren lanzarse contra ti y obligarte a estar en constante movimiento, de manera que el combate resulta mucho más desafiante, a menudo será como una experiencia 'bullet hell'. Después están los enfrentamientos contra jefes, que no son muy frecuentes, pero son los más difíciles y gratificantes. Cada jefe tiene su propias mecánicas, y probablemente te matará al menos un par de veces hasta que le pilles el truco, pero las peleas están cargadas de acción y te atrapan. Superarlas resulta emocionante.

De hecho, cabe mencionar que The Ascent no es un juego sencillo en ningún aspecto. Las primeras horas te harán pensar lo contrario, pero los diferentes picos y curvas de dificultad se asegurarán de que mueras... y mucho. Y no hay nada de malo en ello, aunque la curva podría ser considerablemente menos cerrada y no dejaría de ser gratificante y desafiante. Se trata del tipo de diseño que puede resultar increíblemente irritante, frustrante en todo caso, pero si puedes soportar su naturaleza tan complicada, The Ascent ofrece una emocionante experiencia como shooter.

The Ascent

No obstante, aún hay más: The Ascent incluye un montón de mecánicas RPG. Puedes mejorar tu personaje de diferentes maneras para que se ajuste al estilo de juego que prefieras. Además de poder invertir los puntos de habilidad que adquieres en atributos principales. que aumentan las estadísticas de tu personaje (por ejemplo: la precisión del arma, la salud o las probabilidades de causar un golpe crítico, por mencionar algunas), también hay un amplio menú de personalización que te permite elegir las armas, armaduras y aumentos que usa tu personaje. Todas estas cosas se pueden saquear o comprar en el mundo del juego, y cada una de ellas afecta de manera significante a la forma en la que se desarrolla el combate. Por ejemplo, si te gusta correr y disparar, usa los puntos de habilidad para mejorar tu evasión mientras empuñas armas más ligeras, como subfusiles o cañones de mano.

Este sistema RPG es lo suficientemente amplio como para ofrecer mucha variedad a los jugadores sin resultar abrumador o confuso, algo que no se puede decir del mapa. Como he dicho antes, The Ascent tiene una escala inmensa y cuenta con muchos lugares que explorar. Sin embargo, el mapa es muy complejo y, en muchas ocasiones, da la sensación de que necesitas estudiar cartografía para aprender a usarlo. En todo caso, te vendrá mejor guiarte por el marcador de misiones, puesto que es mucho más fácil de seguir.

De hecho, este punto puede remitirse básicamente a los aspectos positivos y negativos del juego. Lo que ha hecho Neon Giant con The Ascent es un proyecto realmente ambicioso que, en general, da en el clavo. Es completamente asombroso y el mundo se siente tan vivo y ciberpunk como esperábamos que fuese Cyberpunk 2077. Es cierto que los picos de dificultad me hacen pensar que no llamarán la atención de los jugadores que prefieren una experiencia más equilibrada, pero la naturaleza tan complicada del juego encaja bien con el mundo al que el estudio ha dado vida, y por eso es difícil ver a este juego, creado por un pequeño equipo indie, como algo que no sea realmente impresionante.

The AscentThe AscentThe Ascent
The Ascent
08 Gamereactor España
8 / 10
+
El mundo es brillante y da la sensación de estar realmente vivo. Los combates te atrapan y son fluidos. Las opciones RPG ofrecen a los jugadores una gran variedad de oportunidades para ajustarse al estilo de juego que prefieran.
-
Los picos de dificultad pueden resultar increíblemente irritantes. A veces, el mundo da la sensación de ser demasiado grande.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

The AscentScore

The Ascent

ANÁLISIS. Autor: Ben Lyons

Neon Giant nos trae una ambiciosa experiencia cyberpunk que destaca por su brillante y cargado mundo.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.