Español
Gamereactor
análisis
The Bookwalker: Thief of Tales

Análisis de The Bookwalker: Thief of Tales

El mundo literario se convierte en un lugar peligroso en esta propuesta de Do My Best.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Todos sabemos lo que es perderse en un buen libro, pero el grupo de desarrolladores de Do My Best lleva este concepto al siguiente nivel en The Bookwalker: Thief of Tales, su nuevo juego de aventuras. En este título te pones en la piel de un escritor convertido en un ladrón, que posee la habilidad sobrenatural y peculiar de sumergirse en libros y formar parte del mundo que estos narran. ¿Por qué? En resumen, Etienne Quist, el protagonista, tiene problemas con gente mala. Para saldar su deuda, debe completar seis misiones en las que, en cada una de ellas, tiene que encontrar un objeto ficticio de un libro si quiere salvar su pellejo de un destino terrible. Esto le lleva a mundos de fantasía, dominios de ciencia ficción o al antiguo Oeste, lugares en los que tiene que resolver una serie de acertijos y desafíos para conseguir el ansiado objeto.

The Bookwalker: Thief of TalesThe Bookwalker: Thief of Tales

The Bookwalker se basa la mayor parte del tiempo en explorar el mundo y los niveles que te rodean, comunicarte con los PNJ, recoger objetos e interactuar con el mundo para descubrir secretos y demás elementos de gran valor. Esta parte del juego prepara el terreno para varios hilos argumentales interesantes y personajes fascinantes. Además, plantea algunos temas morales universales que hacen que te cuestiones la naturaleza de tu papel como persona real que cambia el curso de historias ya escritas y publicadas, sacando partes de estas al mundo real. Como The Bookwalker no es una obra repleta de misiones secundarias o vías narrativas adicionales, cada historia se presenta muy completa y detallada y se desarrolla en un pequeño mundo en el que es fácil perderse, algo que ocurre en cada uno de los libros peculiares que llaman a la puerta de Quist.

Sin embargo, el atractivo de The Bookwalker no se limita a sus historias. Una de las partes más entretenidas son los acertijos que se te plantean y cómo has de resolverlos. Por ejemplo, unas veces tendrás un acertijo que te hará rebuscar por la zona una pila que te servirá para abrir una puerta electrónica, mientras que otras tendrás que hacer que Etienne salga del libro para coger un objeto del mundo real (como una pala) que le sirva de ayuda para continuar. El hecho de que The Bookwalker se desarrolle en dos planos distintos de la realidad lo convierte en un juego de lo más creativo, aunque la solución a la mayoría de los acertijos es bastante sencilla y carece de ninguna complejidad.

Publicidad:

Dicho esto, y por mucho que carezca de dificultad la mayor parte del tiempo, algunas decisiones son muy importantes y afectarán en la experiencia de juego más adelante. Otro ejemplo: puedes intentar abrir una puerta con una ganzúa para saltarte la tarea de encontrar la llave o crear una herramienta más resistente, como una palanca. No obstante, si la ganzúa se rompe, no será fácil poder sustituirla, lo que puede tener consecuencias negativas de cara al futuro para Quist. Si esa ganzúa se rompiera, no la podría usar para abrir un cofre que no puede abrirse de otra manera. Todas estas pequeñas decisiones van sumando y suponen un gran añadido a la experiencia de The Bookwalker.

The Bookwalker: Thief of Tales

La dinámica de combate no es especialmente buena, aunque tampoco se trata de una de las partes fundamentales del juego. De vez en cuando, Etienne se verá envuelto en una escena de combate en el que se usan estrategias por turnos bastante rudimentarias. Debes usar ataques y movimientos que infligen cantidades específicas de daño o causan problemas de estado para derrotar a una serie de enemigos mientras gestionas la barra de salud de Quist y su barra de tinta. Esta última es algo así como una barra de maná o energía usada en otros títulos de táctica y estrategia. Básicamente, lo que Etienne debe hacer para atacar es consumir tinta, pero como dispone de tinta limitada, también debe ejecutar sifones para recuperar algo de tinta antes de un ataque importante. Todo esto puede sonar a que hay cierto grado de complejidad en los procedimientos de combate, pero en realidad, basta con aturdir a todos los enemigos, sifón, volverlos a aturdir, otro sifón, y así todo el rato hasta que llegue el momento en el que no te quede otra que usar un objeto curativo para sanar a Quist, aunque esto último siquiera suele pasar. Por suerte, vuelvo a decir que los combates no dejan de ser algo secundario.

Bueno, y si los combares, a pesar de no ser lo mejor de este título, no suponen un inconveniente real, ¿cuál es entonces el verdadero problema? Pues bien, The Bookwalker cuenta con una gran cantidad de problemas de rendimiento que interrumpen la inmersión y frustran al jugador. Entre la pelea con el cursor para dirigir a Etienne justo adonde quieres que vaya, los elementos y objetos interactivos que no funcionan y los errores que te hacen reiniciar el juego se juntan un sinfín de problemas menores que, desde mi experiencia, son todavía peores si intentas jugar en ordenador con un mando. Jugar con ratón y teclado ya tiene lo suyo, pero jugar con un mando es una auténtica pesadilla en lo que a rendimiento se refiere.

Publicidad:
The Bookwalker: Thief of TalesThe Bookwalker: Thief of Tales

Puede que no sea un título perfecto en ningún sentido, pero un concepto lo suficientemente original y unas dinámicas de juego lo bastante atractivas hacen que The Bookwalker: Thief of Tales me parezca un indie de lo más interesante. Habría estado a otro nivel si lo hubieran pulido algo más, aunque confío en que Do My Best esté pensando en continuar con la serie, ya que parece que tienen entre manos algo especial. Sea como fuere, ahora que The Bookwalker se encuentra disponible en Game Pass, recomiendo encarecidamente dedicarle unas horas, aún más si tenemos en cuenta el tranquilo mes de julio en el que nos encontramos.

The Bookwalker: Thief of Tales
07 Gamereactor España
7 / 10
+
El concepto es muy interesante. Es fácil perderse en su historia. La resolución de puzles y la exploración son una pasada.
-
Combates bastante flojos. Infinidad de problemas de rendimiento.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido