Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
The Dark Pictures: House of Ashes

Análisis de The Dark Pictures: House of Ashes

The Dark Pictures pasa de los chavales de instituto a los soldados expertos. ¿Se traslada esta maestría también al juego de Supermassive Games?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

La colección de historias de terror de Supermassive Games, The Dark Pictures Anthology, sigue con su agenda programada de traernos un título anual con el que alegrarnos (y asustarnos) en las frías noches de otoño. Al igual que el pasado año, unos días antes de la noche de Halloween nos llega una entrega con la que prepararnos, y tras Man of Medan y Little Hope es hora el turno de House of Ashes, una aventura de supervivencia en las profundidades de la tierra donde el horror acecha... con garras.

The Dark Pictures: House of Ashes

Irak, cuna de la civilización humana. Algunas de las historias más antiguas de las que se tiene constancia se han recopilado a partir de los restos arqueológicos recogidos allí. Es una de esas historias, la de la maldición del rey-dios Naram-Sin, la que sirve como esqueleto para conformar este relato. Este rey loco construyó un enorme templo para suplicar a los dioses que levantaran la maldición sobre su pueblo, intentando aplacar a las divinidades con sacrificios humanos. Pero, parece que más que calmarlos, su locura le llevó a despertar algo horrible en las arenas del desierto, y así, el templo y sus misterios quedaron sepultados durante 6000 años... hasta la última guerra de Irak.

Saltamos a 2003. EEUU dirige una operación en la zona para buscar aquellas armas de destrucción masiva con las que justificar ante los ojos de la comunidad internacional la invasión. Un equipo de operaciones especiales de los marines y la CIA parece haber dado con la instalación subterránea de las armas, pero resultó ser el templo enterrado de Naram-Sin. Aislados y sin refuerzos, pronto descubren que el verdadero enemigo al que se enfrentan no lleva armas... ni es humano.

En esta nueva entrega manejaremos igualmente a un grupo de 5 personajes bien diferenciados con los que podemos empatizar, y realmente queremos llevarlos hasta el final de la partida. Cada uno de ellos tiene sus propias motivaciones personales, que luego pueden ser una ventaja (y un lastre) para relacionarse con el resto. Hay que contar que, en esta ocasión, no se trata de adolescentes o estudiantes sin experiencia. Hablamos de soldados profesionales, gente que sabe operar bajo una gran presión y la presencia constante de la muerte en sus vidas y que, aun así, tendrán que llevar al límite sus fuerzas. House of Ashes gana en acción respecto a sus antecesores, y esto casa muy bien con la temática que aborda. Hay una inspiración clara en algunos de los relatos de H.P. Lovecraft, como Las Montañas de la Locura, y en películas como Aliens, El exorcista: El Origen, La Cosa de John Carpenter, o Depredador.

The Dark Pictures: House of Ashes
The Dark Pictures: House of AshesThe Dark Pictures: House of Ashes

En Little Hope hablé del protagonismo que tomó la niebla, presente a lo largo de todo el juego, y de la que emanaba todo el temor que sufríamos como jugadores. En House of Ashes la tensión, además del temor a las criaturas que nos acechan, la marcará la oscuridad, el negro vacío sin luz de las profundidades de la tierra. Aquí es donde la atmósfera y la sugestión te crean malas pasadas. Cada pasillo estrecho que encaramos con nuestra linterna se hace interminable hasta la siguiente intersección. El ritmo se lleva con gran maestría, intercalando perfectamente las escenas de acción con las de exploración pausada. La escasa luz de la que disponemos tiene un alcance muy limitado y, en el mejor de los casos, sólo alumbra hacia la dirección que elijas, que no tiene que ser necesariamente de donde viene el peligro.

House of Ashes sigue el mismo esquema que las anteriores entregas en su sistema de juego: Exploración, toma de decisiones y QTE con los que mantener la tensión alta y los nervios a flor de piel. Las decisiones a simple vista inofensivas que tomamos en un momento temprano pueden desembocar unas horas después en un desenlace fatal, por lo que el nivel a la hora de entretejer la narración entre los protagonistas sigue en su línea de calidad, y los "saltos en el sofá" son escasos, pero bien integrados en la historia. También repiten los modos de juego multijugador local Noche de Pelis y el online cooperativo, con los que la experiencia colectiva mejora, y mucho, el disfrute de este tipo de juegos.

The Dark Pictures: House of Ashes

No obstante, hay una serie de novedades que vienen de la mano de las versiones de la nueva generación, como son el reflejo de trazado de rayos, las texturas mejoradas y el 4k nativo. Quizá en otros títulos esto no sea relevante, pero aquí el ray-tracing cobra un papel especial, por esa oscuridad y esos pequeños resquicios de luz, por las grietas por donde se filtra el sol o por nuestra linterna. Se nota que le han dado prioridad en el acabado a la iluminación, logrando algunos contrastes con los que hacer 'pantallazos' y crear verdaderas postales. Además, en esta entrega se ha dejado de lado el sistema de cámara fija y se ha sustituido por uno de 360º para que se pueda explorar con libertad por los oscuros pasillos y túneles del templo. La linterna es direccional, de modo que podemos enfocar con ella a cualquier espacio y en cualquier dirección para no saltarnos ninguno de los 50 secretos del juego, ni ningún Presagio (esas predicciones sobre el futuro que nos avisan de peligros o de buenas decisiones, que ya son marca de la casa).

The Dark Pictures: House of AshesThe Dark Pictures: House of Ashes

Pero no todo brilla con buena luz en House of Ashes. A pesar de que la historia es buena y el ritmo es mucho más vibrante y divertido que los anteriores, aún hoy sigue arrastrando los mismos errores que ya les echamos en cara a Man of Medan y Little Hope. Expresiones faciales anómalas propias del Valle Inquietante, errores de sincronización labial, aberraciones de movimiento en las secuencias cinematográficas... A estas alturas de la saga ya es un problema grave de falta de revisión técnica antes del lanzamiento. Y, por desgracia, son esos errores técnicos los que rompen por completo la magia de la historia y nos sacan de la película. Fallos también en el apartado sonoro con líneas de audio perdidas, o que cambian el idioma de forma automática, tampoco ayudan a sumergirse en la narración.

Ya sabemos de lo que es capaz Supermassive Games a la hora de contar historias, pero es necesaria una reflexión profunda a nivel interno sobre si lanzar los juegos en este estado es lo más acertado, porque le restan muchos puntos que, seguramente, con unas cuantas semanas más de refinado se podrían solventar. Esperemos que haya un parche lo antes posible, para que el juego pueda salir de su propia oscuridad.

The Dark Pictures: House of AshesThe Dark Pictures: House of AshesThe Dark Pictures: House of Ashes
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Mejores gráficos, fantástico juego con la iluminación y las sombras. Un ritmo mejorado. Mejor gameplay.
-
Errores técnicos que estropean la experiencia. Falta mucho por pulir.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
The Dark Pictures: House of AshesScore

The Dark Pictures: House of Ashes

ANÁLISIS. Autor: Alberto Garrido

The Dark Pictures pasa de los chavales de instituto a los soldados expertos. ¿Se traslada esta maestría también al juego de Supermassive Games?



Cargando más contenido