Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
avances
The Elder Scrolls Online

The Elder Scrolls Online - impresiones beta PvP

Para experimentar el PvP, nos hemos ido a conquistar un castillo. Decenas de jugadores enzarzados en una lucha épica para decidir qué facción se queda con el territorio.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

NOTA: estas impresiones centradas en el juego en grupo se tomaron tras un segundo fin de semana jugando a TESO. Para más detalles sobre el juego en general y el comienzo de la aventura, consulta las primeras impresiones con la beta de Elder Scrolls Online.

Para empezar, nos inscribimos en una de las distintas campañas militares disponibles y así fuimos transportados a Cyrodiil, país central entre las tres facciones y de constantes confrontaciones. Los veteranos de Elder Scrolls recordarán esta zona como el mapa de Oblivion, la cuarta entrega, pero aunque a grandes rasgos el mapa es el mismo, este ha sido convertido totalmente dejando la mayoría de los paisajes irreconocibles y resultando mucho mas austero que el resto de mapas, para permitir un combate fluido incluso cuando hay muchos jugadores.

Cyrodiil esta cuidadosamente dividida por 18 fortalezas, además de las dos bases de cada facción y numerosos puntos estratégicos. Nos dirigimos hasta la primera fortaleza, donde nos indican que se está llevando a cabo un asedio. El ambiente a guerra se nota a kilómetros: héroes heridos huyendo, otros corriendo a prestar su ayuda... Conforme nos acercamos, todo tipo de máquinas de guerra están derribando las murallas del castillo, tirando la puerta o incluso mermando la defensa enemiga: Catapultas, Trabuquetes, Tortugas, Arietes e incluso Balistas. Todas estas herramientas se compran en la base de la facción mediante una moneda especial, que se adquiere al vencer y ayudar en los combates, al igual que otras herramientas como un punto de reaparición para los aliados que mueran en combate. Además de las monedas, conseguimos cada poco tiempo una pieza de armadura aleatoria de nuestro nivel, aunque pocas veces son adecuadas y terminamos vendiendo la mayoría.

The Elder Scrolls OnlineThe Elder Scrolls Online
Castillo del Rey y Mercado en Daggerfall.
Publicidad:

Una vez destruida la muralla y la puerta del castillo (ver captura), asaltamos el interior, repleto de PNJ y jugadores de la facción contraria que no están aún dispuestos a dejarse vencer, para finalmente izar nuestras dos banderas, ¡La victoria es nuestra!

Con el nuevo castillo, obtenemos una ruta directa hasta la base, que nos permitirá recorrer menos trayecto para el siguiente asedio.

En general, la experiencia de los combates es buena: gráficos fluidos, buen inmersión y diversión. Sin embargo, quedan ciertos detalles molestos, como el modo de apuntar a los enemigos, que se vuelve ineficaz cuando hay muchos jugadores juntos, y terminamos matando al primer enemigo al que conseguimos seleccionar.

El altar de Mara

Publicidad:

Durante nuestras aventuras, nos paramos en el templo de Daggerfall para encontrar la paz después de un duro día de luchas y sangre. Allí había un altar de Mara, una de las nueve divinidades del mundo de Tamriel, considerada como la diosa madre y del amor. Preguntada una de las sacerdotisas del lugar, me explicó que cada persona podía, aportando un amuleto de Mara, unirse a otra delante de este altar, grabando sus dos nombre en una tabla de piedra como testigo de dicha promesa. Los que pagan más también se llevan unos anillos en su enlace para impulsar su ganancia experiencia.

The Elder Scrolls OnlineThe Elder Scrolls Online
Estatua de Molag Bal (izquierda) y Puente de entrada a Daggerfall.

'Crafteo' a fondo

En el texto anterior, enunciamos brevemente la posibilidad del 'crafteo' en TESO. Esta vez hemos analizado más a fondo las posibilidades reales del juego.

En nuestras últimas partidas online probamos la sastrería, que nos permite crear ropa y armaduras de tela y cuero, aunque la herrería y carpintería funcionan de un modo muy parecido. Las materias primas se pueden encontrar a lo largo de las aventuras, al matar bestias, vaciar baúles o directamente recolectados de plantas para el caso de la tela.

Otra opción muy interesantes es destruir la ingente cantidad de objetos inútiles que nos vamos encontrando, obteniendo así suficientes materiales para crear nuestras armaduras.
Sea de un modo u de otro, usamos el modo "Extraer" de la mesa de 'crafteo' para elaborar los materiales adecuados.

Para crear un objeto, es necesario haber aprendido la receta, unos pergaminos que podemos encontrar de forma más o menos aleatoria durante la aventura. Un mismo objeto suele existir en distintas apariencias relativas a cada raza,y puede mejorarse mediante distintas técnicas. Finalmente, lo que tenemos es una lista de materiales a aportar y, si conocemos la receta, podemos fabricar el objeto mediante la opción "Crear" de la mesa.

The Elder Scrolls OnlineThe Elder Scrolls Online
Combate de unos 70 jugadores combatiendo a la vez en TESO.

Los objetos tienen un código de color para determinar la calidad del mismo, tal como estamos acostumbrados a ver en los juegos de este género. Al menos a niveles bajos, los objetos creados salen de color blanco indicando una calidad pésima, aunque podemos incrementar su calidad mediante la opción "Mejorar" de la mesa, proceso durante el que gastamos otros materiales.

Ciertas armaduras encontradas tienen unas cualidades interesantes. Nos pueden permitir correr cansándonos menos, más resistencia ante magia o golpes, un porcentaje adicional de experiencia al usarlas, etc. Estas propiedades pueden ser investigadas para luego crear nuestros objetos con ellas. Pero todo esto no lo sabíamos a priori, sino que usamos la opción "investigar" para averiguar dichas mejoras, destruyendo el objeto en cuestión en el proceso.

Finalmente, y si disponemos de los 'cromos' adecuados, podemos encantar nuestro objeto para darle aún mas poder, por ejemplo con un máximo de vida aumentado, mayor ataque y cosas por el estilo.

Si tenemos en cuenta la gran cantidad de recetas, la versión para cada raza y cada posible calidad, existe en cuanto a apariencias una variedad notable que favorece la diversidad de los avatares.

The Elder Scrolls OnlineThe Elder Scrolls Online
Boquete que abrimos en un muro del castillo (izq.) y grabado en el altar de Mara (der.).

El ancla

Llevábamos, dos guerreros y yo, unas horas explorando zonas inhóspitas cuando nos encontramos aquel gigantesco portal de Molag Bal en el cielo, anclado a tierra con sus cadenas y vigilado por criaturas feroces (tal como se ve en el tráiler más abajo). El debate no duró mucho y decidimos liberar Tamriel de aquella amenaza. Mucho más fácil de decir que de cumplir.

Aparte de las cuatro criaturas que ya constituyen una defensa considerable y vuelven a salir del portal casi al instante de morir, varios guardianes de élite de dificultad creciente nos asaltaron y acabaron con el grupo entero en repetidas ocasiones. Pero después de una lucha intensa, por fin conseguimos acceder al dispositivo y destruirlo. El portal entero se derrumbó bajo nuestra mirada de alivio y satisfacción, para dejar un paraje desolado pero inofensivo.

Finalmente, la voz de Molag Bal se hizo oir, grave y amenazadora. La guerra no ha acabado, esto solo es el principio.

HQ

NOTA: estas impresiones centradas en el juego en grupo se tomaron tras un segundo fin de semana jugando a TESO. Para más detalles sobre el juego en general y el comienzo de la aventura, consulta las primeras impresiones con la beta de Elder Scrolls Online.

Contenido relacionado

0
The Elder Scrolls OnlineScore

The Elder Scrolls Online

ANÁLISIS. Autor: Oskar Nyström

"Hemos maldecido más en los últimos doce días que en toda nuestra vida". Por fin tenemos un veredicto sobre la ambiciosa entrada de la serie en el terreno MMORPG.

Te puede interesar...



Cargando más contenido