Español
Gamereactor
análisis
The Falconeer

Análisis de The Falconeer - El elegido de Xbox Series X

Esta pequeña exclusiva Xbox en consola aparenta mucho arte. Veamos qué tal lo demás.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Con el retraso de Halo Infinite, se está hablando de que Microsoft ha sido incapaz de dotar a Xbox Series X y Series S de exclusivas que realcen el potencial de su dúo de nueva generación en sus lanzamiento. Uno de los que sí podrían englobarse ahí ha pasado bastante desapercibido. Es The Falconeer, creado por Tomas Sala y editado por Wired Productions, al que solo se puede jugar en consolas Xbox o en PC.

Esta aventura de altos vuelos pide al jugador meterse en el rol de un Falconeer, domadores y pilotos de unas gigantescas aves de combate con forma de halcón. Su misión, acabar con las diferencias entre el cielo y el mar utilizando la fuerza. Hay un mundo de fantasía con facciones y alianzas que se nota que Sala ha construido con mimo, pero cuesta engancharse demasiado a la historia que va contando. Sigue un camino muy básico, con un viejo imperio de un lado y pequeños grupos del otro, y cuando te piden que vayas derrotando una flota del imperio tras otra y poco más, el interés va decayendo. Mira que la posibilidad de ir escogiendo un bando u otro abría una buena grieta, pero solo le sacarán partido quienes conocen este universo al dedillo.

Del gameplay se puede rescatar unos cuantos factores positivos. Sobrevolar esos mares embravecidos y lanzarse rozando los acantilados muy relajante y disfrutable. Las batallas recuerdan a las de Panzer Dragoon, algo bajo control y cercano que encaja muy bien con el diseño de misiones para todos los públicos que ofrece. Disparar a una nave antes de esquivar fuego de un Falconeer enemigo tiene su miga, no está mal como mecánica base, pero aquí se acaba haciendo repetitivo. No he sido capaz de jugar partidas de más de una hora por la monotonía que transmite que las misiones y los escenarios se parezcan tanto.

The FalconeerThe Falconeer

Gran parte del problema está en la falta de variedad y la otra está en el ritmo de juego. Aunque se trata de objetivos muy cortos, se parecen demasiado entre sí: vuela hasta cierto punto, acaba con esos enemigos, recoge un objeto y vuelve. Además, hay algunas misiones que al principio son un tanto difíciles de superar, y no es ese tipo de títulos que te pican para tratar de superarlas por segunda o tercera vez con buena cara. También hay varias mejoras para el ave, en forma de armas o de tónicos, pero conseguirlas depende de una moneda interna que se gana a través de otras misiones aún más aburridas.

El control también es regulero, pero al menos te acostumbras a él rápido. Puedes cambiar el flujo de la cámara para que los movimientos sean un poquito más lentos, y se agradece poner afinar todos los parámetros como más te gusten. La mirilla también requiere un repaso, porque tal y como está ahora (un pequeña cruz blanca) se confunde con facilidad con los colores más pálidos de otros elementos del escenario como las nubes y con la barra de vida de los enemigos. Es habitual que tengas el objetivo fijado y lo acabes perdiendo por un problema de visibilidad.

Lo mejor de The Falconeer, y por lo que venía cautivando antes de jugarlo, es su aspecto. El trazo es simple pero consigue despertar tanta vida que es una gozada observarlo. Tiene multitud de detalles, como ver los rayos de sol reflejando sobe las olas retorcidas. Y cuando los rayos bailan sobre el mar ennegrecido de la noche, te dan ganas de agarrar el mando con más fuerza. La música también es muy agradable, con mucho coro de inspiración religiosa que te va llevando de una situación a otra. Todo está calmado y es plácido, y de repente va in crescendo para acompañar a la gravedad de la misión. El trabajo musical se merece una mención a parte del resto del juego, al contrario que los actores de doblaje, porque es una mezcla de niveles y calidad que no favorece nada al conjunto. Hay algún trozo bueno, pero es que hay otros que parece que han puesto a cualquiera a leer una hoja del guion y lo han grabado.

The FalconeerThe FalconeerThe Falconeer

No me gustaría que quedara la sensación de que el juego es malo, porque no es el caso. Tiene varios puntos débiles y se le notan unas carencias en presentación y jugabilidad que, bajo el escrutinio de ser título de lanzamiento de una nueva consola, quedan en mala posición. Sin embargo, consigue aportar sello propio a un concepto muy simple gracias a la originalidad de su mundo y de su representación. No me arrepiento de haberlo jugado entero, solo hay algunas partes que sobran.

Sala ha dejado las bases para algo que puede tener mucho sentido, y ojalá que pueda salir algo más de este universo, quizá junto a un estudio que pueda aportar más visiones y más manos que la que puede aportar un trabajador solitario como él. Por el momento, sin embargo, hay otros títulos más interesantes que The Falconeer en Xbox Series X.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Un gran diseño y una fantástica banda sonora. Concepto original donde los haya.
-
Estructura de misiones repetitiva. Historia vulgar y pobre. Partes del doblaje terribles.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.