Español
Gamereactor
guías
The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom - Guía de trucos y consejos esenciales

Hyrule ha cambiado desde nuestra última visita, y por eso hemos preparado esta serie de consejos generales para comenzar la aventura de Link.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Tanto si eres un veterano de Breath of the Wild como si comienzas el sobresaliente The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom como tu primer juego de Zelda, vas a ver un montón de cosas nuevas en el último sandbox de Nintendo. Nosotros sabemos que los comienzos siempre son difíciles, así que esperamos que esta lista de consejos y trucos para principiantes te ayude un poco sin estropearte la experiencia del que ya es uno de los mejores títulos del año.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

Recuerda utilizar tus nuevas habilidades siempre que sea posible

Esto parece muy obvio, pero no está de más recordar a todo el mundo que esta vez dispondrás de unas habilidades fantásticas que podrás utilizar tanto en combate como en el mundo abierto. La Ultramano será probablemente tu habilidad más usada, ya que es la que te permite fabricar esos dispositivos voladores y sistemas complejos que has visto en los tráilers, pero las otras habilidades que tienes a tu alcance tampoco deberían quedar en segundo plano, y tienen grandes usos desde el principio. Especialmente al principio del juego, cuando vas a ser mucho más débil, pueden serte muy útiles.

La Combinación te permitirá combinar un arma y prácticamente cualquier objeto que puedas agarrar con Ultramano, lo que significa que incluso puedes convertir una rama de árbol en un arma viable añadiéndole una roca. También puedes hacer algo que destruya rocas para conseguir materiales valiosos, o incluso un ventilador improvisado para hacer retroceder a los enemigos y empujar hacia delante cualquier barco destartalado que puedas construir con la Ultramano. Como nota al margen, no te preocupes si no estás consiguiendo fabricar un robot de Transformers con los dispositivos Zonnan y la Ultramano al principio de la aventura, ya que la mayoría de los dispositivos más importantes y divertidos se encontrarán más tarde o a través de la exploración concienzuda. Ahí será el momento de ponerse creativo.

Publicidad:

Retroceso puede hacer que las cosas que te lanzan vuelvan a su remitente, y la utilidad de Infiltración está en su nombre en inglés: Ascend. Ahora no necesitarás toneladas de resistencia para escalar una montaña, ya que puedes dispararte a través de ella o rebobinar una roca caída de las islas celestes antes de saltar desde ella y planear hacia tu destino. Ojo, si vienes de BotW, es muy probable que se te olviden estas posibilidades en las primeras horas y enfoques cada situación a la antigua.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom
Publicidad:

Las combinaciones con escudo son muy, muy útiles

Cuando empiezas a conseguir artilugios zonnan puedes pensar que hay que usarlos a mano o acoplarlos a ciertos objetos, pero nosotros les hemos encontrado gran utilidad combinados con escudos. Piensa que de este modo es muy fácil apuntar con ellos (por ejemplo el hidrante, el fotocéfalo o el igneocéfalo) o que te protejan y ataquen a la vez (si pones un barril explosivo o un cañón). Del mismo modo, una forma muy útil de ahorrar bombas si no tienes martillos y taladrarrocas es ponerle una piedra al escudo: con fijar objetivo (ZL) y pulsar bloqueo (A) podrás derribar las paredes de roca más débiles y romper las vetas de mineral.

Consejos para ahorrar flores bomba

Si el truco de acoplar una roca a un escudo no te basta, hay otras maneras de ahorrar bombas, porque en Tears of the Kingdom son más escasas (encontrarás flores bombas sobre todo en las cuevas y en el Subsuelo, mientras que en BotW eran 'gratis' al ser un poder). Si te atacan los mini petrarok (oficialmente litorock, pero nosotros preferimos llamarlos 'petrarokillos') en las cuevas, puedes cogerlos y lanzarlos rápidamente como bombas. Además, en cuanto hagas el pacto con los Goron conseguirás un poder minero por el que podrás derribar paredes de rocas y extraer mineral de las vetas completamente gratis... siempre que no haya gente cerca. Recuerda, además, que hay cuatro durezas de paredes de roca: gris, marrón, azul y negra.

Un truco para no pasar calor sin gastar nada

Hablando de pactos, no creas que el de Sidon sirve solamente para ponerte un escudo protector (con el que puedes atravesar el fuego) o para lanzar un ataque acuático (con el que puedes regar o limpiar el fango). Si estás pasando calor en el desierto y no tienes ninguna vestimenta, arma o comida que te baje la temperatura, puedes activar este poder que te mantendrá fresquito durante un rato. Pero, cuidado, a la inversa no vale: cuando cae la noche hace mucho frío y esta burbuja no te calentará.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

En cuanto puedas, ve directo a conseguir la Paravela

La última frase del consejo anterior nos lleva directos al siguiente "zeldaconsejo". A diferencia del primer juego, Tears of the Kingdom no te ofrece la Paravela una vez que sales de la zona del tutorial, y tendrás que completar una pequeña parte de tu primera misión principal antes de hacerte con él. Cuando bajes a Hyrule, te parecerá que el mundo abierto está pidiendo a gritos que te pierdas en él, pero tenemos que insistir en recomendarte que cojas primero la Paravela, ya que de lo contrario no podrás registrar ninguna torre, y estarás condenado a una muerte segura por caída si resbalas desde una gran altura.

No intentes abarcar más de lo que te sea posible al principio

Hablando del mundo abierto, cuando empieces a explorar, intenta no hacerte el héroe (menuda ironía, ¿eh?). Hay un montón de enemigos muy duros bastante cerca de donde empiezas, y en lugar de lanzarte de cabeza a por ellos y a por la misión principal, puede que sea mejor que primero te hagas con unos cuantos contenedores de corazón. No pasa nada por tomarse su tiempo en The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom. Es un juego que requiere cierta dosis de paciencia y preparación antes de lanzarte como un loco al peligro. Acostúmbrate a tus poderes, hazte más fuerte, y todo lo demás llegará solo.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

Llega a los santuarios de la luz de entrenamiento de combate tan pronto como puedas

Este es más para los novatos, pero si necesitas refrescar algunas de las mecánicas de combate, que ya aparecieron en Breath of the Wild puedes dirigirte a los santuarios de entrenamiento de combate. Por organizarte un poco el viaje, si buscas un entrenamiento básico, dirígete al santuario de Kyonosis, cerca del castillo de Hyrule. Para armas arrojadizas, dirígete al santuario Teniten, que se encuentra al este del lago Kolomo. Para el tiro con arco, dirígete al Santuario de Taunhiy, situado sobre la Ciénaga de Ludfos. Para los ataques furtivos, dirígete al norte del Establo de Akkala Sur, al Santuario de Sinatanika. Y por supuesto, si eres ya un experto en todo esto, puedes dirigirte a estos santuarios para obtener sus bendiciones fácilmente.

Coge un caballo y activa unas cuantas atalayas

Aunque en The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom hay un montón de opciones con las que moverte, seguirás necesitando un fiel corcel a tu lado para moverte. Cuando no puedas surcar los cielos o no tengas suficiente resistencia para planear largas distancias, un caballo siempre te sacará del apuro. Tener un caballo también te permitirá ir a torres lejanas desde el principio, lo que significa que podrás escanear (cartografiar) y conocer mejor el terreno y ver lo que te rodea. En total, hay 14 atalayas para cubrir toda la Superficie de Hyrule. Como nota extra en mi amor por los caballos, conseguir una montura te llevará a pasarte por las Postas, donde podrás encontrar algunas misiones secundarias interesantes y reencontrarte con algunas caras conocidas.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

Experimenta con las flechas, ahora tienen mil usos más

Como otro consejo de esta guía introductoria de cosas que hacer al principio del juego, tengo que recomendarte que guardes todos los materiales que puedas, básicamente para probar lo que pueden hacer cuando se unen a tus flechas. El tiro con arco desempeña un papel muy importante en Tears of the Kingdom, y gran parte de él tiene que ver con el tipo de flechas que usas. Por supuesto, están las típicas flechas de fuego y bomba que puedes conseguir atando ciertas flores y frutas, pero hay un montón de efectos más que puedes probar. Mientras pones en fila a los Bokoblins para probar tu última flecha experimental, puede que también quieras desactivar los controles de movimiento del giroscopio para apuntar. Si, como yo, pasas mucho tiempo jugando en modo portátil, puede ser un fastidio fallar un tiro porque has movido los brazos en el momento equivocado.

Cómo llevar recursos de sobra

Mientras que te dan flechas por doquier dado su protagonismo ampliado, debes saber que existe un equilibrio entre los recursos más comunes de la Superficie y el Subsuelo. En las cuevas de la Superficie conseguirás muchísimas setas y semillas luminosas para que no te falten cada vez que bajes a la oscuridad por un abismo, mientras que en el mundo subterráneo conseguirás cantidad de poes y la mayoría de tus flores bomba, flores aturdidoras y setas exhaladoras. Los poes los canjearás a su vez en las estatuas de brujo por más flores bomba, vestimentas especiales y otros bienes, mientras que las flores y las setas son indispensables para los combates más complicados. Si combinas todo este ciclo de recursos con el zonnanio del Subsuelo y las células energéticas irás siempre bien preparado.

Los santuarios indican dónde hay raíces y viceversa

Por si no te has dado cuenta en tus primeras incursiones en el Subsuelo, cada santuario de la Superficie tiene su raíz correspondiente en el Subsuelo y viceversa. Es decir, quitando los santuarios de luz de las Islas Celestes, puedes usar esta relación entre Hyrule y su particular "upside down" para orientarte en la oscuridad o para buscar santuarios en la capa central.

Para aprovechar el sistema te recomendamos que pongas un sello en la capa donde no tengas santuario o su raíz correspondiente. Por ejemplo, si estás explorando el mundo subterráneo y ves la lucecita amarilla de una raíz a lo lejos, apunta con tu catalejo y ponle una runa (una baliza luminosa). Inmediatamente, ve al mapa y cambia esa runa por un sello (por ejemplo una estrella), pulsa arriba en la cruceta y pon otro sello, pues estarás marcando exactamente dónde hay un santuario.

Si luego no encuentras el santuario en la Superficie peinando la zona nos apostamos una manzana dorada a que está dentro de una cueva (o quizá debas resolver un acertijo para hacerlo aparecer). Por supuesto, cuando hayas desbloqueado el sensor de la tableta de Prunia te será aún más fácil encontrar santuarios, incluso los que quedan por encima o por debajo de ti.

En la misma línea, fíjate que donde hay un valle en la Superficie encontrarás una colina en el Subsuelo, y donde veas una depresión bajo tierra se corresponderá con una elevación más arriba. Es como darle la vuelta a un calcetín, y es muy útil tenerlo en cuenta a la hora de explorar ambos mundos. Por cierto, debajo de las poblaciones suele haber minas abandonadas, y en ellas siempre hay tesoros o pasa algo importante...

El rupinejo da dinero, pero también te lleva a las cuevas

¿Has visto que hay muchos más rupinejos en Hyrule? Seguro que sientes la tentación, ahora que vuelas mucho más, de dispararles mil flechas en cámara lenta para forrarte a rupias, y no es mala idea, pero piensa que, si les dejas en paz y te limitas a perseguirlos, normalmente te guían hasta la entrada de la cueva más cercana. ¡Muy útil!

Date un festín de costillar de gibdo

Puede que te encuentres con algunos gibdo y gibdo alados durante tus incursiones por el Subsuelo antes de ir al desierto de Gerudo, pero es en la tierra de las arenas donde te tendrás que enfrentar a un montón seguidos por razones de la historia principal. Y cuando decimos un montón, son un montón. Ármate de fuego y electricidad y darás buena cuenta de ellos.

Lo mejor de todo es que los gibdo dejan caer "costillar de Gibdo", un material que, aunque suene culinario, es de los que más potencia de ataque dan si usas Combinación con cualquier arma: un maravilloso +40 de daño. Estos "escalofriantes huesos repletos de extremos puntiagudos" se rompen con suma facilidad, pero no veas qué 'guacharrazos' pegan las armas. Guárdalos para usarlos en los combates más difíciles: jefes, enemigos formidables como el centaleón o el griock y por supuesto las batallas finales.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

Aparte de los consejos anteriores (que son una minúscula parte de lo que puede ofrecer el juego) explora todo lo que puedas, recoge alimentos picantes y fríos para sobrevivir en los climas más duros de Hyrule, y recuerda que tus armas se siguen rompiendo. Si tienes todo eso en cuenta, seguro que tus primeras horas serán mucho más llevaderas (además de memorables) en The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom.

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom
The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

Contenido relacionado

0
The Legend of Zelda: Tears of the KingdomScore

The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom

ANÁLISIS. Autor: David Caballero

Una ambiciosa Nintendo vuelve a la tierra de Hyrule ya explorada para contar una emocionante leyenda de Zelda mientras despliega el sistema de puzles más divertido e ingenioso de toda la serie.



Cargando más contenido