Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
The Walking Dead: Saints & Sinners

Análisis de The Walking Dead: Saints & Sinners

Los muertos vivientes animados ya dan náuseas en dos dimensiones. ¿Seremos capaces de soportarlos en realidad virtual?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Podría parecer que hubiera caído una maldición sobre los juegos con licencia para basarse en la popular licencia de cómics y serie The Walking Dead. Primero, Telltale Games, estudio responsable de las exitosas aventuras episódicas, terminó echando el cierre. Luego el juego de acción de Overkill y Starbreeze terminó en la papelera tras solo tres meses en marcha porque Skybound Entertainment, propietarios de los derechos, no quedó satisfecha con la bochornosa calidad del producto.

Ahora, The Walking Dead: Saints & Sinners llega para darte un buen susto en realidad virtual y, quizá, para deshacer esa maldición. Este título de VR firmado por Skydance Interactive acaba de salir para PC y luego se adaptará en versiones para PSVR (PS4) y Oculus Quest. Además, el proyecto lleva lo que va de 2020 captando bastante atención, en parte porque todavía son muy pocos los títulos de VR de escala considerable y con una duración de más de 10 horas. En parte, también, porque estamos hablando de un juego de una gran franquicia que se lanza únicamente en formato VR. Bueno, y también que su primer tráiler mostraba unas escenas tan brutales que dejaron desconcertado a más de uno, incluyendo el que escribe. Con todo y con eso, nos enfundamos el casco Rift y nos metimos en este mundo moribundo.

Lo primero es un tutorial de aprendizaje. Siempre son interesantes en los juegos de VR porque muestran cómo han planteado los desarrolladores la interacción con el entorno mediante los mandos por movimiento. En este caso, queda claro desde el primer momento que Skydance ha invertido tiempo, coco y esfuerzo en las mecánicas centrales. Que puedas colgarte o acoplar armas y equipamiento a distintas partes del cuerpo (munición, funda de pistola, mochila) es algo que ya habíamos visto en títulos como Blood & Truth, pero nos llevamos la primera sorpresa cuando nos pidieron que nos vendáramos el brazo con movimientos realistas para curar las heridas. Además, la acción resulta natural e intuitiva, y también han puesto mucho esmero en el manejo, sujección y respuesta de las armas. Por ejemplo, hay una pistola automática de la que hay que tirar para prepararla, o un revolver que hay que cargar bala a bala en el tambor. Naturalmente, también se puede estabilizar el apuntado usando ambas manos. Y respecto a las armas blancas, que sirven para apuñalar o pegar tajos, puedes elegir entre pinchar de frente o de revés.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Más allá del movimiento (que incluye agacharse o escalar) y las acciones de combate, el juego también te presenta su sistema de comunicaciones, que permite elegir entre varias opciones preestablecidas. Como Saints & Sinners se parece a Telltale's The Walking Dead en el estilo visual, nos preguntamos de inmediato si este juego también plantearía complicadas decisiones morales. La respuesta nos esperaba en el modo historia, una campaña que puede durar de 12 a 15 horas (incluso más, dependiendo de tu estilo de juego), lo que no es la norma en los títulos de VR.

Al principio del juego tuvimos que colarnos por un cementerio a oscuras en los barrizales de Nueva Orleans, y fue allí donde nos atacaron los primeros zombis. A esas alturas nos alivió que los gráficos fueran algo estilizados, recordando a los cómics que lo empezaron todo. Un acabado más realista nos habría levantado el estómago porque la acción puede hacerse demasiado desagradable en ocasiones. Son enfrentamientos muy físicos, similares a los del reciente éxito VR Boneworks, con los objetos colisionando de forma creíble y con una bien simulada sensación de peso. De hecho, puede pasar que las manos virtuales no se correspondan con las reales porque aquí no se pueden atravesar otros objetos, así como los ítemes pueden chocar con más cosas.

The Walking Dead: Saints & SinnersThe Walking Dead: Saints & Sinners
The Walking Dead: Saints & SinnersThe Walking Dead: Saints & SinnersThe Walking Dead: Saints & Sinners

Todo requiere un tiempo para acostumbrarse, pero termina conformando una experiencia mucho más inmersiva. Pelearse con estos caminantes termina siendo una experiencia espeluznante en la que tienes que clavar un destornillador en el cráneo de un zombi hasta que le reviente el cerebro y termine cayendo desplomado. A lo mejor se queda clavada el arma: a nosotros nos costó arrancar un bate con pinchos de la cabeza de un enemigo... a tiempo para golpear al siguiente. Incluso las acciones más desesperadas se manejan con intuición, como cuando evitas que te muerda un zombi sujetándole de la frente con la mano libre mientras usas la otra para apuntar con el revolver. The Walking Dead: Saints & Sinners pone delante de tus ojos violencia de la más gráfica y explícita que hemos visto en los últimos años, por lo que sobra decir que no solo hay que cumplir el +12 de las restricciones de edad por separación de los ojos: el +18 es ineludible, y con advertencia.

Siguiendo con el juego, pronto nos vimos en una base improvisada mediante un viejo autobús escolar y algunas mesas de trabajo para fabricarnos nuestras propias armas y suministros, algo casi obligatorio en los juegos de supervivencia hoy en día. Como forastero en Nueva Orleans, los habitantes se refieren al jugador como "El Turista" en el juego. Esos locales, para más inri, se han dividido en varias facciones enfrentadas. Y como ocurría en "Por un puñado de dólares", estos grupos te aceptan más o menos y te permiten hacerles algunos recados, aunque a veces esas misiones implican complicados dilemas. El objetivo principal es encontrar "El Repositorio", una mítica reserva de armas, y para llegar hasta allí toca hacer algunos tratos por el camino.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Desde el escondite es posible visitar los distintos barrios de Nueva Orleans, casi todos bastante reducidos y con dos o tres calles realmente transitables. Dicho esto, también hay suficientes edificios siniestros en los que escarbar por las estanterías y cajones de empleados que murieron hace tiempo, usando la linterna en plena oscuridad, siempre manteniendo el oído pendiente de las pistas que pueden alertar de la presencia de enemigos, ya sean caminantes u otros humanos. La intensidad de estas secciones de sigilo es tan cautivadora que nos persiguió hasta nuestros sueños en el mundo real cada noche.

Para acentuar el grado de realismo el juego incorpora algunas mecánicas muy 'hardcore' típicas de los survival, como la imposibilidad de guardar partida fuera del refugio, el hecho de que no te deben pillar por ahí fuera en la oscuridad, la escasez de suministros o la fragilidad de las armas. Si mueres, solo tienes una oportunidad para recuperar tu mochila o perderás todo el inventario (como pasaba en el original Zombi U). Por si fuera poco, con cada día que pasa también se van agotando los suministros y los zombis crecen en número. ¿Volver a cargar una partida anterior, dices? Entonces muchos objetos habrán cambiado de lugar.

Si en plena aventura te encuentras a un PNJ que lo van a matar los caminantes, más te vale reventarle el cerebro para evitar que vuelva a la vida... Son situaciones en las que, de nuevo, agradecemos que parezcan muñecos o figurantes artificiales, y no tan humanos, porque sus cuerpos dando espasmos ya supuran el suficiente mal rollo. Ah y, ¿te habíamos dicho que en este mundo podrido la comida también lo suele estar? Puede que te suba la resistencia, pero a lo mejor te quita vida y tienes que buscar medicinas o hacerte tus propios tentempiés. La supervivencia depende de recopilar suministros, mejorar los bancos de trabajo y encontrar instrucciones de montaje. Armado con ballestas asesinas y espadas de estilo katana ya te sentirás más seguro conforme avanza la partida, pero lo que les falta a los no-muertos de inteligencia bien lo compensan en número.

The Walking Dead: Saints & SinnersThe Walking Dead: Saints & Sinners
The Walking Dead: Saints & SinnersThe Walking Dead: Saints & SinnersThe Walking Dead: Saints & Sinners

En general, The Walking Dead: Saints & Sinners consigue una ambientación como la de otros juegos duros de supervivencia zombi, como Dying Light o State of Decay, solo que aquí se hace mucho más intensa gracias a la realidad virtual. Su mundo detallado y muy cuidado, junto con las ingeniosas decisiones de diseño, aportan a esa intensidad, y nos ha encantado poder afrontar los problemas de varias formas distintas aprovechando el mundo abierto. Puedes buscar caminos secretos, desarmar trampas o reptar por el suelo, o por el contrario entrar con todo, incluyendo un par de granadas para limpiar una sala. Evidentemente, eso de Santos y Pecadores alude a ciertas decisiones que te tocará tomar por el camino, te guste o no. No son tan profundas como en las aventuras de Telltale, pero también ponen de su parte en la sensación de inmersión.

En otras palabras, este nuevo juego de Walking Dead ha estado a la altura de nuestras expectativas. Vale, nos gustaría que los mapas fueran más grandes, que los PNJ fueran más listos o que pudiéramos personalizar los controles un poco más. Sin embargo, no podemos sino elogiar el trabajo de Skydance por saber reaccionar ante las críticas con agilidad, y por eso les perdonamos que no hayan sabido quitarse de encima la maldición de Walking Dead, pues parece que se quedaron sin tiempo y no pudieron incluir subtítulos y otras promesas anteriores. Aun así, su entusiasmo queda patente y esperamos que actualizaciones futuras sigan mejorando la experiencia. Eso no quita que en su estado actual lo hemos pasado de miedo en Nueva Orleans y que, jugando con Oculus Rift CV1, no nos hemos topado con ningún problema técnico que revistiera gravedad. Quien pueda digerir su violencia debe probar Saints & Sinner, un notable juego de The Walking Dead en VR.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Una atmósfera que te atrapa. Mecánicas de juego refinadas. Bastante chicha.
-
Mapas relativamente reducidos. Algunos fallos técnicos. Extremadamente violento.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Contenido relacionado



Cargando más contenido