Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor España
análisis
The Walking Dead: La temporada final

Análisis de The Walking Dead: The Final Season - Temporada Completa

Clementine, AJ, y los alumnos del internado Ericson han llegado juntos al final del camino.

Skip

El juego de The Walking Dead de Telltale es toda una hazaña para la historia del videojuego, pues popularizó el género de aventura narrativa episódica. La primera temporada se caracterizó por un excelente guion y decisiones complicadas de tomar, por lo que la llegada de la última temporada es agridulce. Nos da pena porque es el final de la trayectoria de Clementine, pero nos alegra porque casi no llegamos a verla terminar.

En la primera temporada de The Walking Dead, controlamos a Lee, quien se ocupa de cuidar a una niña huérfana llamada Clementine. En la segunda temporada, pasamos a dirigir a una Clementine más mayor (aunque aún joven). La tercera temporada es como un intermedio que no sigue a Clementine, aunque salga. La cuarta se centra totalmente en Clementine y el huérfano del que se ocupa ahora, Alvin Junior (o AJ).

La temporada final ha proporcionado una especie de resolución (no vamos a destripar los posibles finales con spoilers), pero cierra la historia de Clementine y la inclusión de AJ le da un sentido de ciclo completo. Está bien elaborada e incluye alguna recompensa para los jugadores que hayan seguido la serie. No obstante, no esperes que esto sea el típico final de un gran RPG, sino que la última temporada ofrece una narrativa ajustada e independiente, junto con la conclusión de la trayectoria de Clementine. De todas formas, la mayoría de los personajes de otras temporadas ya están muertos.

The Walking Dead: La temporada final

Nuestra queja principal es la premisa de la temporada: un grupo se enreda con otro, a esto le siguen unos secuestros y muertes que ya se esperaban y preguntas ambiguas sobre si tu violencia está más justificada que la suya. Es un territorio ya muy pisado por la franquicia, y parece un poco predecible para algo tan importante como el final de la historia de Clementine. Sin embargo, hay algún que otro momento bueno gracias al planteamiento y la ambientación, y se las han arreglado para añadir escenas como la tortura de un miembro de otro campamento por parte de Clem delante de su amigo huérfano sin que parezca forzado. El problema reside en que el juego no se esfuerza demasiado en dar a conocer a los personajes antes de (posiblemente) arrebatarlos. Tuvimos la sensación de que solo nos ocupábamos de Clementine y AJ, por lo que perder a un crío o dos (o incluso más) no nos impactaba tanto como debería. Eso sí, hay alguna escena que pondrá a prueba tu altruismo, sobre todo con Marlon, pues lo suyo no es "simple malicia".

Al haber jugado a Life is Strange 2 al mismo tiempo que a esta temporada, nos ha dado la sensación de que tanto las interacciones como la educación y orientación de tu pequeño compañero son mucho más diversas y orgánicas en la aventura episódica de Dontnod. Más o menos, la conexión entre Clementine y AJ se reduce a un evento clave, aunque complemente la aventura y la haga más interesante, pero no es tan elegante como en Life is Strange 2, donde puedes tomarte tu tiempo para conocer a Daniel y te involucras más en la relación. La relación con AJ se trata más de gestionar a un niño con problemas que de ser un buen ejemplo para él.

El último episodio cierra el relato por completo, y da la sensación de que la última temporada fue más un sprint que una maratón, no solo por el formato de cuatro episodios, sino porque todo iba más rápido. En este sentido, cabe destacar el último episodio, que fue una montaña rusa llena de acontecimientos rápidos y momentos dramáticos. Nos ha dejado un poco decepcionados porque la configuración de los demás episodios era más amena.

En cuanto a la presentación, hay algún fallo típico de los títulos de Telltale: los tiempos de carga son abundantes y hay problemas técnicos que, aunque no arruinen la experiencia, sí que molestan. Nos ha gustado el uso de canciones como medio para quitarle la tensión a algunos momentos, y la disposición de los coleccionables en tu cuarto del internado fue una incorporación agradable. Son todos beneficios de una premisa y una narrativa ajustadas.

The Walking Dead: La temporada finalThe Walking Dead: La temporada finalThe Walking Dead: La temporada final

¿Han apurado demasiado la última temporada por las prisas? No podemos evitar pensarlo... Telltale Games estaba a las puertas del cierre durante su producción y, aunque no podamos juzgar si hicieron recortes en el desarrollo, sí que parece que hayan querido acortarlo. Posiblemente por diseño, quizá por necesidad. Skybound le hizo un favor a los jugadores cuando aseguró los derechos para cerrar la última temporada, pero para esa ya se habían establecido las bases y solo era cosa de terminarlo más que aumentar el diseño existente.

El final dejará contentos a la mayoría de jugadores, pero, en nuestra opinión, no es el final espectacular que se merece Clementine. La primera temporada sigue siendo la mejor, pero quizá deberíamos volver a jugar a la saga completa en unos años para asimilar la narrativa entera y pillar más matices y referencias. De hecho, estamos deseando hacerlo.

Skip
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Un final bastante satisfactorio. Mucho drama. Algunas escenas muy fuertes. Un poco más de acción en las secuencias. Coleccionables. Intermedios musicales para romper el ritmo.
-
Sigue dependiendo mucho de QTE. Problemas técnicos (en PS4). Parece terminado con prisas y recortado.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

¿Quieres saber más?