Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Ticket to Ride

Análisis de Ticket to Ride

La adaptación de Asmodee para PlayLink del juego preferido de tablero es solo el acaba de ponerse en marcha. ¡Viajeros al tren!

Facebook
TwitterReddit

Es hora de subirse al expreso de este juego de tablero, ya que Asmodee Digital nos trae el tan popular Ticket To Ride al sistema PlayLink de PlayStation. El juego de mesa, desarrollado por Days Of Wonder, ha vendido millones de copias por todo el mundo, ha recibido multitud de premios y ha entretenido a varias variaciones tanto en la versión analógica como en la digital. Así que podría decirse que esto es solo otra parada en su largo viaje.

Una de las mejores cosas de Ticket to Ride es que solo tardas 15 minutos en aprenderte el juego entero, y en esta versión de PlayLink hay un tutorial interactivo incluido en la app, que es gratis, así que puedes aprenderte las reglas antes de que incluso cargue en la PS4.

Es para 2-5 jugadores, pero a diferencia de muchos juegos de PlayLink, puedes jugar solo con uno o más jugadores controlados por la IA. Hay dos tableros principales para el modo principal; EE.UU hace uso de las reglas normales y Francia cuenta con un estilo de juego ligeramente diferente (recomendamos empezar con el mapa estadounidense hasta que hayas jugado un par de partidas, simplemente para acostumbrarte antes de lanzarte a los otros mapas). La jugabilidad puede variar dependiendo del número de personas y su habilidad, pero la mayoría de partidas que jugamos fueron de más de 30 minutos y ninguna superó las 2 horas.

El objetivo principal es conectar las vías de colores entre las ciudades del tablero para completar las conexiones de las vías de tus billetes designados. Esto se consigue al colocar los vagones de colores correspondientes en dichas vías. Obtienes los vagones al robar cartas y aguantándolas en tu mano hasta que tengas la cantidad correcta del mismo color. Una vez que las juegues, ese recorrido te pertenece a ti y los demás no podrán viajar por él, así que has de planear las rutas bien. Hay ocho rutas de colores diferentes y, por tanto, ocho tipos diferentes de carta, cada una representada como una variedad de vagones de la época de los trenes de vapor: de pasajeros, de carga, furgones de cola, de carbón y muchos más. Todos de ellos están muy bien ilustrados y en la mezcla se incluyen cartas-locomotora que hacen de comodín y pueden jugarse como cualquier color.

Ticket to Ride

Tras el calentamiento, normalmente harás una de las tres acciones: robar cartas, jugarlas y conectar una ruta (o puedes robar más billetes, aunque no se suelen necesitar más hasta más adelante). La fase de robar es simple, ya que las primeras cinco cartas de la baraja se colocan boca arriba y el jugador puede elegir si coger una locomotora, hasta dos vagones o robar a ciegas de la baraja, pues la idea es conseguir vagones suficientes para completar una ruta entre dos ciudades, que pueden jugarse en el siguiente turno. El tablero, las cartas boca arriba y la baraja se muestran tanto en el televisor como en la pantalla de tu dispositivo móvil, pero cada jugador tiene su propia mano barajada en su dispositivo, lo que hace que el juego sea más realista y táctico.

Cada jugador empieza con 45 vagones que colocar en el tablero y crear rutas y la partida acaba cuando un jugador se queda sin vagones y no puede completar más rutas. Establecer rutas y completar billetes te da puntos que se van sumando mientras juegas y, cuando acaba la partida, todos los billetes sin terminar se restan del total. La habilidad en el juego consiste en equilibrar la avaricia de tener cartas para completar una ruta larga frente a colocar paradas para frenar a los oponentes y que no lleguen a las suyas. Los jugadores más avariciosos pueden arriesgarse al coger más billetes para ganar más puntos pero pueden ser amonestados si otro jugador pone suficientes vías para acabar antes la partida, lo que puede significar grandes pérdidas para los entusiastas.

Ticket to RideTicket to Ride

Ticket to Ride está construido y diseñado para dar la sensación de que estás jugando al juego de mesa y todas las increíbles ilustraciones de los tableros y las cartas se recrean de manera fiel. Incluso los vagones se parecen a los de madrea que hay en la caja. Aparte de esto, hay una interesante selección de pistas musicales y efectos de sonidos que casan muy bien con el estilo del juego, que se centra e la edad de oro de los trenes de vapor.

En un pequeño menú desplegable podemos encontrar unos cuantos ajustes del juego, lo que nos alegró. Las opciones que desactivan la vibración, aceleran las animaciones y cambian a modo para zurdos (o viceversa) son muy bienvenidas, y puedes incluso salir del juego y reconectarte sin armar mucho lío, lo que viene de perlas cuando alguien pierde la conexión (esto puede resultar muy frecuentes en grupos grandes).

Asmodee Digital podría haber usado solamente la versión estándar del tablero estadounidense y seguiría siendo un gran juego, pero como hemos mencionado antes, hay dos tableros disponibles en el juego principal: el de E.E.U.U y el de Francia. El de E.E.U.U contiene más de 30 ciudades de todo el país, con rutas más largas entre la costa este y la oeste y otras más cortas, que tienden a dirigirse al norte y al sur, mientras que Francia cambia las cosas, primeramente, al introducir otro diseño. Francia no solo tiene más destinos, incluyendo los internacionales como Bélgica, Alemania, Suiza, Italia y España, sino que también tiene rutas de ferry. Sin embargo, el mayor cambio es que casi todas las rutas no tienen colores y los jugadores deben asignarlos como acción antes de colocar las vías en el turno siguiente, lo que le da algo de picardía al juego, ya que los demás jugadores pueden ver dónde pretendes colocar una ruta y pueden robártela. Los ferris también son dignos de mención, dado que cada ruta se representa en gris con una locomotora en ella, lo que significa que un tren ha de jugarse junto con el número correcto de vagones.

Ticket to Ride

Como mencionamos anteriormente, hay muchas variantes del modo principal. No solo en términos de estilo en los tableros y las localizaciones, sino también en términos de reglas. Para los ya fans del juego y para aquellos que buscan algo más, hay una gran selección de escenarios adicionales, todos basados en variantes del juego en físico. Pueden comprarse por separado, pero puede que los mayores fans prefieran comprar el Pack Primera Clase, que incluye nueve mapas nuevos de todo el mundo, con países y continentes como Reino Unido, Europa, países nórdicos y la Ruta de la Seda. Muchos vienen con nuevas reglas y mecánicas para cambiar las cosas, lo que incluye un sistema de bolsa y acciones, tecnología, túneles y más de los mencionados ferris.

El pack de mapas adicionales puede inflar un tanto el precio, pero considerando que el precio del juego base de PlayLink es bastante bajo, para los grandes fans de los juegos de mesa (especialmente aquellos a los que le encanta Ticket to Ride) pensamos que la decisión está clara. Aunque algunos digan que no tener el juego en físico no es lo mismo, no están los problemas de guardarlo todo o perder piezas.

Nos lo pasamos muy bien jugando a esta fidedigna recreación del clásico juego de mesa y, gracias a los excelentes tutoriales, una jugabilidad simple pero interesante y la opción de incluir hasta cinco jugadores, pensamos que es un gran juego para fiestas. De hecho, el único problema que pudimos encontrar es que no se puede jugar online, pero de todas maneras Ticket to Ride es un gran ejemplo de cómo PlayLink puede ofrecer nuevas experiencias a los jugadores de PS4.

Ticket to RideTicket to Ride
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Buen tutorial y muy accesible, divertido y entretenido, gran opción cuando viene la familia.
-
No tiene modos online.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países