Español
análisis
Titanfall 2

Análisis de Titanfall 2

Respawn vuelve con otro shooter de trajes mecanizados, propulsión con turbo y parkour espectacular. Y compartirlo vuelve a ser lo mejor.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El estudio experto en shooters futuristas, Respawn, vuelve a la carga con lo que mejor sabe hacer, y ya te podemos adelantar que, además, Titanfall 2 es su mejor trabajo desde la obra maestra Modern Warfare. Se hace raro pensar que, dada la ausencia de una campaña single player en el primer juego cuando nacía la nueva serie del estudio, casi nos sorprenda que hayan apostado por una perspectiva narrativa más allá del multijugador en esta segunda parte, pero a fin de cuentas se trata del mismo equipo esencial que en su día firmó Call of Duty 2 o el mencionado Modern Warfare, y enseguida se nota su mano en la continuación de su franquicia de ciencia ficción. La historia que cuentan en el modo campaña es breve pero intensa e interesante, con un estilo claramente inspirado en Hollywood pero aun así siendo capaz de recordar clásicos del género como el inigualable Half-Life. Grandes escenas guionizadas, épicos enfrentamientos, ingeniosos giros, sucesos inesperados y todo lo demás que podrías esperar del grupo de desarrolladores que una vez conformó el corazón de Infinity Ward.

Empecemos por tanto por la campaña para jugar solo, teniendo en cuenta que es donde más cambios encontrarás. Lo cierto es que es irremediablemente corta, probablemente sobre las seis horas de juego para la mayoría de la gente, si bien los fans del género se la acabarán algo antes. Sin embargo, podríamos decir que es una campaña muy fibrosa: no hay ni un gramo de grasa ni de chicha de relleno. Como suele pasar, empieza a modo de tutorial para aprender las mecánicas básicas, posibilitando que los nuevos jugadores se acostumbren a cosas como rebotar contra las paredes o hacer saltos dobles. Poco después te sueltan en medio de la acción, luchando contra enemigos robóticos, mercenarios, soldados IMC (el modo historia se ve desde los ojos del miembro de la Milicia Jack Cooper) y algunos de los animales salvajes más peligrosos del lugar. La trama se centra principalmente en el nexo entre Piloto y Titán, y como es habitual en un shooter de este tipo, también hay una buena ración de clichés en la narrativa, pero entendemos que tiene la suficiente personalidad en su forma de contar como para que no haya quejas.

Además la campaña no te deja ni un respiro, tiene un ritmo marcado con maestría... y quizá por estos dos factores da la sensación de acabarse demasiado pronto. Pero aunque esto se puede leer como una pequeña pega, mantenemos que ofrece es muy decente. Respawn va introduciendo nuevas mecánicas poco a poco, como por ejemplo una función por la que vas cambiando de perspectiva para resolver unos puzles conforme exploras unas instalaciones de investigación de IMC. Estas introducciones se hacen con delicadeza y eficiencia antes de retirarse otro rato a un segundo plano, por lo que nada, absolutamente ningún elemento, acapara toda la atención durante demasiado tiempo. Así se consiguen algunos momentazos de categoría, mientras que los mercenarios a los que te enfrentas se presentan con bastante crudeza y son fáciles de odiar, pero teniendo en cuenta lo que dura la historia no queremos destriparte ni una de esas escenas con 'spoilers'. Quédate con que es una campaña en solitario bastante chula y bien medida, y no un relleno superfluo.

Al tiempo que vas avanzando por tu partida, se van desbloqueando nuevos modelos de Titanes, lo que te permite pasar de uno a otro libremente. Hay algunos modelos que son una verdadera pasada (nuestros favoritos son el Ronin con su espada, Scorch con sus ataques de fuego y Northstar, que está un poco petado y puede ser tildado de OP con sus disparos de rifle a distancia). También nos ha gustado poder emplear los distintos mechas en situaciones diferentes, si bien es cierto que poder cambiar de habilidades al vuelo choca un poco con la ficción y sus reglas. Nos habría encantado encontrar una opción de New Game+ o Nueva Partida+ que, una vez terminada la campaña, nos incentivara por probar suerte una segunda vuelta con configuraciones predeterminadas de Titanes, quizá incluso con modelos concretos desbloqueables que sólo se pueden descubrir con cierta clase.

Titanfall 2
Titanfall 2Titanfall 2Titanfall 2

De hecho, nuestra mayor crítica a la porción de juego en solitario no es cómo ha quedado, sino que es muy evidente que podían haber hecho algo más con ella. No nos referimos a contenido en sí (aunque nadie se habría quejado con algo más si mantiene el ritmo), sino a un mejor aprovechamiento de lo que se han montado. Es evidente que el tiempo limitado disponible para el desarrollo siempre es un factor que determina la duración y profundidad de un modo campaña, pero aun así pedimos (nos encantaría) que lo exploren algo más una vez lanzado el juego. Una opción como Nueva Partida+, una nueva propuesta en los mismos escenarios como por ejemplo un modo de tipo Horda, o la incorporación de modificadores (como las Skulls de Halo) le daría mucho sabor a las partidas solo. Como se pueden hacer tantas cosas de forma tan de cajón, cruzamos los dedos para que se lo planteen post-lanzamiento, siguiendo el ejemplo de id con Doom o de Blizzard con Diablo III.

Aparte de su potencial algo desaprovechado y su breve duración, no vemos fallos en la campaña. Es enérgica, sucinta, con gancho, concisa, y lleva la seña de identidad de Respawn. Nos lo hemos pasado en grande con ella, y por tanto sigue la estela de Doom como una de las mejores campañas de shooter del año.

Nos encanta haber escrito hasta ahora una página entera sobre el flamante modo campaña en solitario de Titanfall 2, pero por mucho que sea su gran novedad este año, está claro que no es por lo que va a comprar el juego la mayoría de la comunidad, ni tampoco donde más tiempo van a pasar los jugadores. El mayor gancho es la porción multiplayer, porque, justo como prometía, Titanfall 2 es directamente uno de los mejores títulos multijugador del año. En pocas palabras, Respawn ha sabido construir sobre los sólidos cimientos que estableció con el primer juego, creando una segunda parte que resulta tan divertida como ingeniosamente planteada. Viene con una genial variedad de modos de juego, te deja mucho margen para experimentar en el campo de batalla y te deja libertad para que pruebes con configuraciones de titanes muy curiosas.

Pero también es una fórmula concentrada que suele combinar los mismos ingredientes: grandes arenas repletas de Pilotos que pueden atravesar el escenario a gran velocidad y con pasmosa facilidad acrobática y que, pasado un tiempo, tienen la posibilidad de llamar a sus propios Titans controlables. En ambos bandos de los equipos formados por pilotos (estos son controlados por jugadores) se percibe al instante una importante sensación de fricción y pelea, ya sea con los soldados básicos (que a su vez son en parte humanos y en parte de la IA) o entre los gigantescos (¡titánicos!) Titanes. Todos estos actores se combinan en un terreno de juego ciertamente poblado y ajetreado, invitando a cada jugador a tomar una serie de interesantes decisiones. ¿Quieres ir subiendo tu puntuación en el marcador del modo Desgaste a base de disparar a los soldados en cuanto asomen, sabiendo que así no te darán muchos puntos y te quedarás expuesto peligrosamente a los ataques enemigos? ¿O prefieres ignorar a estas tropas de perfil bajo de la máquina y apuntar a los Pilotos de verdad, más difíciles de cazar? ¿Y qué vas a hacer cuando te topes con un Titán? ¿Saltar a su espalda e intentar arrancarle la batería, al estilo rodeo, o correr hasta la cobertura y rezar por sobrevivir a su envestida?

Titanfall 2Titanfall 2Titanfall 2
Titanfall 2

Titanfall 2 es duro, veloz, sólido, impactante y frenético, pero lo mejor es cómo permite a los jugadores expresarse en el campo de batalla gracias a sus mecánicas tan bien implementadas. Es un juego que va sobre la velocidad y la precisión, pero también tiene cierto elemento de riesgo y recompensa, porque aquí se premia a los valientes, y si te sale eso de ejecutar un movimiento de parkour acrobático al mismo tiempo que alineas un disparo certero contra tu objetivo, entonces notarás un subidón de éxito y orgullo. Además, como ya es exigible en los shooter modernos, encontramos una gran verticalidad en todos los mapas, y los Pilotos siguen resultando tan letales y ágiles como siempre conforme atraviesan el decorado (y el nuevo gancho les permite movimientos aún más veloces en los interiores y alrededor de los edificios). Los desarrolladores han hecho un gran trabajo dejando a los jugadores herramientas que les hagan sentir poderosos, sin descuidar la difícil tarea de encontrar un buen equilibrio entre unos controles accesibles y un entorno desafiante que facilite el wall-running y los movimientos fluidos. Por supuesto, esto incluye además varias rutas y caminos por cada arena, ya sea como Piloto o como Titán.

Seis de las ocho clases de Titanes entran en el multijugador online. Jugar desde el interior de uno de estos descomunales guerreros mecanizados es casi siempre una locura, pero también hemos visto que emplearlos como guardaespaldas personales funciona de maravilla (si llamas a un Titán y no te montas, la IA asume el control y puedes seguir a pie). Dejarles a sus anchas te puede ayudar a seguir con vida algo más de tiempo, y además la máquina monstruosa puede hacer de tanque esponja de balas mientras tú te mueves por ahí, saltando entre edificios y correteando por las paredes. Además, como decíamos, los Titanes llevan ahora unas baterías que se pueden extraer con una maniobra al más puro estilo rodeo, y una vez robadas se pueden entregar a un compañero como un escudo extra que siempre viene genial, también manteniéndolo más tiempo con vida.

Las 'builds' o configuraciones irán evolucionando con el tiempo, debido a que hay un montón de cosas y parámetros por desbloquear conforme vas subiendo de nivel y progresando en tu perfil. Las armas a su vez cuentan con varias posibilidades de mejora, y siempre puedes complementar tus rifles y ametralladoras con granadas y habilidades de bonus (nuestra favorita es la de revelar temporalmente a tu equipo la posición de los rivales, pero también puedes mandar hologramas falsos a modo de cebo y poner otras trampas). Nos ha gustado el nuevo formato más que el antiguo de las Cartas (aquellas Burn Cards), y ahora hay muchas más opciones para que los equipos combinen sus habilidades para conseguir el mejor impacto en la batalla. Efectivamente, la cohesión de los equipos se puede planificar al detalle muy seriamente, con una buena mezcolanza de 'builds' de Titanes y habilidades de los Pilotos expuesta a exploración en lo que, esperamos, se va a convertir en un metajuego apasionante y siempre cambiante.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Por otro lado, los jugadores se podrán encontrar mediante los canales habituales o a través de la nueva función de las Redes (Networks), para formar equipos y unirse a múltiples grupos. Una vez reunidos, los Pilotos se lanzan a la batalla en una colección de modos que van desde los más tradicionales TDM (duelo a muerte por equipos) y CTF (captura la bandera) hasta los ideados especialmente para TF como Attrition (Desgaste) o Last Titan Standing (Último Titán en Pie). Hasta hemos visto una arena muy chula para el uno contra uno llamada Coliseo.

Podríamos decir que cuando Respawn juega a lo seguro y nos pone a capturar banderas y proteger objetivos es cuando la experiencia es más floja, menos especial. Luego, en esos momentos en los que aterrizan los titanes y se enfrentan entre ellos mientras los pilotos se escurren entre sus pies, se revela la verdadera identidad y el carácter único de Titanfall 2, consiguiendo las escenas más impresionantes. De forma regular, el campo de batalla se ilumina con grandes explosiones, hay un montón de caos y una nueva oportunidad a la vuelta de cada esquina. Es tanta la actividad, tantas las posibilidades, que casi nunca vivirás un momento de parón o de aburrimiento.

Y lo mejor es que el decente abanico de modos de juego se basa en un sistema de control y disparo como pocos. Casi puedes sentir en el mando el impacto o el retroceso de las armas más poderosas, y luego están las herramientas adicionales para todos los gustos. Además, en un detalle muy importante, la detección de impactos ('hit detection') parece realmente buena y precisa -si bien admitimos que jugamos en unas condiciones muy controladas- mientras que los controles tienen una respuesta excelente y un esquema intuitivo.

La acción se despliega sobre una selección de mapas de serie que se irá ampliando con otros tantos como descarga gratis. Algunos recuerdan mucho al primer juego, pero añaden lo suficiente como para desmarcarse y destacar como algo nuevo respecto al original. Aquí también se ha cuidado el equilibrio, con lugares apretados para los Pilotos y áreas más abiertas para los Titanes. Si nos pusiéramos tiquismiquis, diríamos que no hay demasiados mapas de esos memorables que siempre quieres votar, pero al menos no se parecen demasiado entre sí.

Finalmente, en cuanto al tema técnico, en general es un espectáculo visual, con geniales gráficos en cada parte y una tasa de imágenes estable casi todo el rato, perdonando algunas animaciones un poco raras. Agradeceríamos algo más de color y variedad en los entornos (algo que puede llegar con el contenido gratuito programado más adelante), pero es otra vez buscar peros donde no los hay, pues todo resulta aparente y funcional. El paisaje sonoro y la mezcla de audio también merece una mención, pues junto a unos poderosos efectos de sonido sabe acentuar la experiencia multijugador. Y no nos olvidemos de las voces, bastante buenas en la campaña y con la sorpresa de Optimus Prime hablando desde BT 7274 en la versión original.

Considerado como un todo, nos es imposible no recomendar Titanfall 2 a cualquiera que tenga el más mínimo interés por el género. La parte en solitario es genial por mucho que dure tan poquito y ofrece un buen aperitivo de campaña de cinco a seis horas que combina plataformas, puzles sencillos y algunas escenas peliculeras de primera. Está claro que podían haber hecho algo más con ella, pero sirve de tutorial ideal antes del gran multijugador, porción principal que a su vez ofrece de la mejor acción online que podrás encontrar este año. Es un multiplayer más variado, con sistemas refinados y con un montón de mecánicas bien pensadas y bien controladas que emocionan e invitan a aventurarse. En otras palabras, Titanfall 2 lo tiene todo y si te gustan los shooter y la de ciencia ficción, ya te estás perdiendo con nosotros en esta brutal guerra ficticia de un futuro próximo.

Titanfall 2Titanfall 2Titanfall 2Titanfall 2
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Un control total. Excelente experiencia multijugador. Decente campaña en solitario. Una barbaridad de opciones de personalización.
-
A la campaña no le habría venido mal algo más de profundidad y duración; lo tenían a tiro.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Titanfall 2Score

Titanfall 2

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

Respawn vuelve con otro shooter de trajes mecanizados, propulsión con turbo y parkour espectacular. Y compartirlo vuelve a ser lo mejor.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.