Español
Gamereactor
análisis
ToeJam & Earl: Back in the Groove

Análisis de ToeJam & Earl: Back in the Groove

Ha vuelto a pasar: nuestros amigos de Funkotron tienen que recoger las piezas de su nave y mantenerse alejados de los puñeteros terrícolas.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El dúo extraterrestre nos tenía preocupados. Tras una exitosa pero modesta financiación en Kickstarter, hemos estado esperando y esperando a que el ascensor espacial funky nos acercase al juego. Tenían un acuerdo con Adult Swim, pero finalmente se disolvió y HumaNature Studios probó a hacer otro crowfunding (Star Control 3 en Fig) sin mucho éxito. A pesar de todo el estudio no se rindió, siguió trabajando y ToeJam & Earl: Back in the Groove consiguió tomar forma completa. Nos complace poder decir que cumple con las expectativas creadas en Kickstarter. Es un juego para aquellos que recuerdan con cariño el primer par de títulos para Mega Drive y está repleto de fan service.

Esencialmente, ToeJam & Earl: Back in the Groove es un roguelike isométrico en el que eres un extraterrestre funky que va nivel a nivel evitando peligros y recogiendo partes de una nave espacial para luego encontrar el ascensor que lleve al siguiente nivel. Pero no llega a ser un roguelike hasta que desbloqueas los mundos aleatorios (basta con llegar al nivel 10 en los mundos normales), y además tienes unas cuantas vidas que gastar antes de tener que empezar otra vez la partida desde el principio, por lo que sin permadeath no es tan estricto como un roguelike estándar. En este sentido es similar a los de Mega Drive, Back in the Groove cumple con la promesa de ofrecer una experiencia muy parecida a la del original. Aun así hay cambios tanto pequeños como sustanciales, y se ha invertido mucho trabajo en hacer que los conceptos raros y aleatorios sean más comprensibles. Pero no os preocupéis, sigue siendo raro y aleatorio.

Puedes jugar como ToeJam, Earl o uno de sus amigos o familiares. Cada uno tiene unas características; ToeJam por ejemplo es rápido pero débil y Earl es todo lo contrario (otros están más equilibrados y por tanto son buenos personajes para empezar a jugar). Subes de nivel a los personajes con XP que ganas hablando con un terrícola disfrazado de zanahoria (este ser también te puede ayudar a encontrar regalos misteriosos). Hay muchas maneras de perder vida en cada nivel, ya sea por caer al agua, electrocutarte con una nube de tormenta o ser perseguido por locos terrícolas de los que debes mantenerte alejado.

ToeJam & Earl: Back in the GrooveToeJam & Earl: Back in the GrooveToeJam & Earl: Back in the Groove
ToeJam & Earl: Back in the Groove

Tienes herramientas y habilidades especiales a tu disposición que llegan en forma de regalos que recoges o compras. Algunos no sabes para qué funcionan y otros vienen con descripciones. Dar grandes saltos con muelles en los talones o tirar tomates a los molestos terrícolas está genial, pero los artilugios no siempre son fáciles de usar y a veces te causan más problemas. Saltar lejos, por ejemplo, podría llevarte a caer del nivel en el que te encuentras. Se necesita práctica para ser bueno con estos artilugios, pero hay regalos que no tienen un lado malo, como que se nos revele la ubicación del ascensor que nos lleve al siguiente nivel o que nos den un trozo de comida (la comida basura es curativa y la mohosa, generalmente más saludable, te hará vomitar y ser más vulnerable frente a los terrícolas).

Jugamos al título original para Mega Drive cuando echamos un vistazo a la colección retro más reciente de Sega y vimos que ha envejecido muy bien. Normalmente, los Side Scroller 2D y los RPG se mantienen bastante bien desde la era de los 16 bits; los controles parecían algo anticuados pero el ToeJam & Earl original sigue siendo igual de divertido casi tres décadas más tarde.

El éxito del juego original se debe en gran medida a su maravillosa animación pixelada y el concepto original de dos alienígenas a los que les encanta el hip-hop. Los ritmos Funky y el carácter del juego destacaban y estaban en sintonía con la era en la que se lanzó, pero el tiempo ha pasado y es complicado imaginar que haya una audiencia aparte de la ya existente. Las mecánicas siguen siendo rígidas y desafiantes, y hoy en día no tiene mucho sentido mezclar Alf con El príncipe de Bel-Air (incluso aunque se pueda argumentar que este tipo de mezclas siempre valen en los videojuegos).

ToeJam & Earl: Back in the GrooveToeJam & Earl: Back in the Groove

Los fans de siempre recordarán el original tan bonito como los dibujos que ponían los sábados de por la mañana, pero obviamente no se veía así, sino que eran unos píxeles animados encantadores y maravillosamente funkys. Este juego es más una interpretación de lo que la gente pensaba que estaba jugando en los 90 (unos dibujos animados de sábado por la mañana) que un homenaje pixelado. Nos hubiese encantado que fuese esto último, pero no es el caso, los elementos visuales se han modernizado y se ha hecho un buen trabajo a la hora de mantener la atmósfera de los juegos originales.

Jugar en modo cooperativo es gran parte de la experiencia, puedes hacerlo tanto online como offline y Nintendo Switch es la consola perfecta para esto, ya que sus sencillos controles caben en un solo Joy-Con. La aleatoriedad y las cosas raras funcionan muy bien en el modo cooperativo, y este juego se puede disfrutar de verdad junto con un buen amigo, unos refrescos y algo que picar (preferiblemente con mucho colorante y azúcar, para que pegue con el juego) mientras experimentáis las muchas sorpresas que ofrece Back in the Groove. Hay muchas maneras de variar el juego entre partida y partida, ya sea escogiendo otro personaje, encontrando nuevos regalos o mecánicas o subiendo la dificultad. Esto aporta una gran rejugabilidad para aquellos que estén enganchados a este mix funky.

Nos alegra que Back in the Groove se haya lanzado, tener un nuevo juego de ToeJam & Earl es genial y se adapta muy bien a Nintendo Switch (el dispositivo en el que lo hemos probado), ya que es útil para cuando estás de viaje y quieres matar el tiempo o cuando quieres disfrutar de una partida rápida en modo cooperativo en casa. Pero aún tiene algunas de las taras que impiden que los originales sean obras maestras atemporales, y seguirás teniendo la sensación de que algunos de tus contratiempos se deben más a lo engorrosos que son los controles que a tu falta de habilidad. Lo bueno es que a medida que ganes experiencia te familiarizarás con los movimientos y peculiaridades de algunos terrícolas, estarás mejor equipado para hacer un uso adecuado de algunas de tus habilidades o puede que simplemente rechaces ciertos regalos con la esperanza de recoger otros más útiles.

Si ToeJam & Earl (y el resto de los funkies) se ganaron un hueco en tu corazón, tienes que probar este juego, pero no estamos seguros de que los nuevos jugadores vayan a sentir algo si este es su primer contacto con la serie.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Tiene todo el encanto y el carácter de los originales. Los personajes, el modo cooperativo y los mundos aleatorios aportan una gran rejugabilidad. Un buen tutorial para los recién llegados. Música funky.
-
Algunas de las mecánicas son rígidas y complicadas de usar. El estilo artístico puede no gustar a los puristas. La aleatoriedad puede llegar a ser frustrante.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

ToeJam & Earl: Back in the GrooveScore

ToeJam & Earl: Back in the Groove

ANÁLISIS. Autor: Bengt Lemne

Ha vuelto a pasar: nuestros amigos de Funkotron tienen que recoger las piezas de su nave y mantenerse alejados de los puñeteros terrícolas.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.