Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Tokyo Mirage Sessions #FE

Análisis de Tokyo Mirage Sessions #FE

Este año se ha lanzado uno de los mejores J-RPG del momento para Wii U. No te habrás enterado porque ha hecho poco ruido, pero el que ha hecho es música para tus oídos.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Tokyo Mirage Sessions #FE lo tuvo todo en su contra desde un primer momento. El juego se anunció cuando todavía no había ni empezado a desarrollarse y se presentó como una fusión de los universos de Shin Megami Tensei y de Fire Emblem. Era todavía enero del año 2013, antes del gran éxito de Fire Emblem Awakening, que a nosotros nos llegó en abril de ese mismo año. Por tanto, era un anuncio de un juego que fusionaba dos franquicias de poco calado y poco éxito fuera de Japón. Además de que Nintendo empezó a omitir el juego en sus presentaciones Direct que no fuesen en nipón, el juego estaba previsto para Wii U, una consola que muchos enterraron desde demasiado pronto pese a que ya lleva más de 4 años con nosotros. Además, un juego de rol con nombre poco conocido siempre lo tiene difícil para triunfar fuera de Japón, por mucha calidad que atesore. Y peor todavía cuando, por ejemplo en nuestro país, se lanzó únicamente en formato digital. Y en inglés.

Cabe decir que Atlus, responsable de los SMT y de este TMS #FE, ha seguido una tendencia ascendente en sus producciones. Siempre supieron ofrecer historias muy interesantes y apasionantes, pero les fallaba un poco el sistema de juego, muchas veces exigente o poco divertido; es normal que al ver el nombre de Shin Megami Tensei muchos recuerden los títulos viejos de Atlus y se genere un rechazo. Pero hace tiempo que Atlus ha encontrado la tecla para dar un paso adelante en sus producciones y son varios los títulos imprescindibles que ha desarrollado la compañía: Persona 3, Persona 4, Shin Megami Tensei IV, Devil Survivor, Devil Survivor 2... y este Tokyo Mirage Sessions #FE, que es posiblemente de los mejores juegos que se hayan lanzado en este año 2016.

Tokyo Mirage Sessions #FETokyo Mirage Sessions #FE
Publicidad:

Sin querer entrar en destripes, la historia de TMS #FE nos presenta por enésima vez a una Tokio en peligro por culpa de una invasión de entes de otro universo (obviamente, del de Fire Emblem), que se alimentan del espíritu de la gente de nuestro universo y dejan a las personas desmotivadas y sin vitalidad alguna. Para hacer frente a esto, un grupo de jóvenes artistas (cantantes y actores) tendrán la habilidad de fusionarse con héroes de ese otro universo para hacer frente a las amenazas. De hecho, esa habilidad única les permitirá acceder a una especie de limbos que harán las veces de mazmorras, un lugar entre ambos mundos en el que se dirimirá el destino de ambos mundos. Pero no todo será combatir, sino que tendremos a nuestra disposición numerosos lugares de Tokio por visitar e infinidad de misiones secundarias para mejorar nuestra relación con los demás protagonistas (lo cual permitirá gozar de nuevas habilidades y desbloquear ataques especiales), además de submisiones para ayudar a la gente de Tokio. Hay cientos de estas misiones en TMS #FE y la gran virtud del juego es, precisamente, que nos anima y nos incita a hacerlas todas. Las historias secundarias de los personajes son muy interesantes y demuestran, una vez más, la gran habilidad de Atlus para ofrecernos un desarrollo de personajes espectacular que nos hace generar vínculos férreos con todos ellos.

Es difícil transmitir lo que es de verdad TMS #FE y la explicación anterior peca de exigua por ser incapaz de expresar todas las emociones inherentes a cada una de las situaciones. De hecho, el juego puede alargarse durante unas 60-70 horas sin problemas, por lo que es una cantidad de tiempo importante en la que profundizaremos mucho en cada personaje y veremos la historia dar mil giros en distintos momentos. Son solo 6 capítulos, pero todos y cada uno de ellos son largos e intensos, cerrando en cada uno una pequeña historia concreta, pero que forma parte de un todo mayor que es la historia principal del juego. Cierto es que la historia no es nada especialmente novedoso ni original, pero el cariño con el que está narrada y el enorme carisma de todos los personajes hace que esas 60 horas se pasen en un suspiro sin que nos demos ni cuenta.

HQ

Mención especial requiere la música en el juego. Si bien el apartado gráfico está bien, pero sin excesivos alardes (tampoco los necesita para el tipo de juego que es), en el apartado sonoro TMS #FE destaca sobremanera con una excelente banda sonora, tanto en las instrumentales como en las vocales. Es lógico que, con un juego en el que los protagonistas son precisamente cantantes y actores, se le dé tanta importancia al elemento sonoro, pero en este juego se lleva al extremo. Todas las melodías del juego fueron compuestas por Yoshiaki Fujisawa, famoso por su trabajo en el proyecto musical Love Live!, quien contacto con George Aburia, quien trabajó en Avex Group con infinidad de artistas similares a los protagonistas del juego. De hecho, a lo largo del juego veremos cómo las canciones principales de los protagonistas tienen completos vídeos musicales e incluso conciertos en directo en los que despliegan elaboradas coreografías que fueron llevadas a cabo con la ayuda de Avex Group. La idea era conseguir que el jugador se creyese que los personajes eran ídolos musicales y lo cierto es que lo consiguieron a la perfección, con una obsesión por la perfección que buscaron pulir cada tema a las características propias y a la personalidad de cada personaje. Tal es así, que el tema "Reincarnation" de Kiria (uno de los principales temas del juego) tuvo que ser reescrito y repetido una decena de veces hasta que consideraron que por fin se adaptaba bien al personaje.

Publicidad:

Todo esto se plasma en esa excelente banda sonora en la que, puestos a sacarle alguna pega, nos hubiese gustado tener algún minijuego musical. Algo similar a las misiones de Haruka en Yakuza 5, en donde tuviésemos entrenamientos de baile que determinasen nuestra mejora de habilidad y potenciasen la calidad del personaje como intérprete. Una pena que no se haya aprovechado esta oportunidad, pero esperemos ver pronto un Tokyo Mirage Sessions #FE Dancing All Night, igual que hicieron con Persona 4 (y que resultó ser un juego tan impresionante como el juego de rol original en el que se basa). La música, aparte de dejarnos bellos vídeos musicales intercalados con el juego y de oírla de fondo en muchos momentos, juega un papel clave también durante los combates. Todos los enfrentamientos del juego se desarrollan en un escenario y el público aplaudirá nuestras acciones combo ("sesiones" musicales) y abucheará nuestros fallos en el ritmo del combate. Además, los ataques especiales de los personajes serán heredados de su habilidad en el mundo real, ya sea secuencias de una serie o cantando los temas principales. Todo esto se presenta de forma natural y siguiendo los tradicionales combates por turnos (en los que jugar con las debilidades de los enemigos será clave para llevar a cabo una sesión larga y evitar que el enemigo ataque), pero dejando patente que nunca nada en la vida cae en saco roto, sino que todas las habilidades adquiridas en algún momento de nuestras vidas son aplicables a otros momentos de la misma.

Son numerosos los mensajes positivos del título, desde luchar por mejorar, aplicar lo que se aprende a diferentes ámbitos de la vida o el luchar por los sueños. Es una de las virtudes de los títulos de Atlus en general, que buscan el llegar al corazón del usuario y hacer que la experiencia de juego haya sido educativa e inspiradora para sus vidas, algo que en este título, desarrollado junto a Nintendo, se ve potenciado todavía más ante el espíritu alegre habitual de las producciones de la Gran N. Los combates son divertidos y dinámicos, con cambios de ritmo constantes y mucha estrategia, por lo que nunca se hacen repetitivos y es una gozada dedicarse a combatir para subir de nivel (sobre todo en la arena exclusiva de combates, diseñada específicamente para estos menesteres). Eso sí, el juego está un poco desequilibrado en este aspecto y la diferencia de niveles, por leve que sea, se nota demasiado en el campo de batalla, lo cual nos obligará a pasar bastante más tiempo en la arena del que cabría esperar. Por suerte, como decimos los combates merecen la pena y es una tarea llevadera.

HQ

En los puntos negativos del juego, destacar dos. En primer lugar, la carencia de traducción a nuestro idioma. Esta es comprensible si tenemos en cuenta los puntos que comentábamos al principio por los que TMS #FE lo tenía difícil para destacar, pero al mismo tiempo se convierte en un punto a mayores para complicar todavía más el calado del juego en nuestro país. En segundo lugar, el diseño de las mazmorras. Están poco inspiradas y todas tienen cosas tan extrañas que no es raro encontrar a alguien que haya jugado el juego y no odie alguna. No es nada especialmente extremo, ya que a la hora de la verdad son todas bastante breves una vez resuelves los puzles que te proponen, pero no dejan buen sabor de boca al desentonar demasiado con respecto a la brillantez del resto de apartados. Además, son pocas (menos de una decena) y el juego nos obliga a volver a ellas tanto en la historia principal (en el penúltimo capítulo) como en las misiones secundarias, por lo que nunca te llegas a olvidar de ellas al estar siempre revisitándolas. Cierto es que las nuevas visitas son mucho más llevaderas al tener los teletransportes y nivel de sobra, pero se hacen igualmente un tanto pesadas.

En definitiva, Tokyo Mirage Sessions #FE podría haber sido un título mucho más redondo con unas mazmorras que estuviesen al nivel de los divertidos combates, el espectacular acabado técnico o la historia envolvente, pero este pequeño matiz tampoco lastra en demasía uno de los títulos más completos y divertidos del año. Ningún amante a los juegos de rol debería dejar pasar la oportunidad de disfrutar de uno de los mejores juegos del género (sobre todo en cuanto a rol japonés) y de uno de los mejores juegos de Atlus (superado solo por Persona 3 y Persona 4, por ahora). Eso sí, seguramente el juego gane o pierda enteros según si el usuario tiene aprecio a la música de corte japonés o no.

Tokyo Mirage Sessions #FETokyo Mirage Sessions #FE
Tokyo Mirage Sessions #FE
Tokyo Mirage Sessions #FETokyo Mirage Sessions #FE
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Personajes carismáticos que se ganan nuestro afecto. Largo y con muchas cosas por hacer. Extraordinaria banda sonora.
-
Mazmorras poco inspiradas. Únicamente en inglés. El elemento Fire Emblem es anecdótico.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Tokyo Mirage Sessions #FEScore

Tokyo Mirage Sessions #FE

ANÁLISIS. Autor: Ramón Méndez

Este año se ha lanzado uno de los mejores J-RPG del momento para Wii U. No te habrás enterado porque ha hecho poco ruido, pero el que ha hecho es música para tus oídos.

Te puede interesar...



Cargando más contenido