Español
Gamereactor
análisis
Tomb Raider I-III Remastered

Análisis de Tomb Raider I-III Remastered

Aspyr ha devuelto a la vida una de las trilogías más queridas e influyentes de todos los tiempos en una remasterización fiel pero modernizada.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

La conservación de los juegos retro en 2024 podría ser una empresa bastante mediocre, pero afortunadamente tenemos desarrolladores como Aspyr. En las últimas dos décadas, el estudio ha ayudado a dar vida a varios clásicos muy queridos que en su día quedaron varados en hardware antiguo. Entre ellos están Fahrenheit, Stubbs the Zombie en Rebel Without a Pulse y un montón de títulos antiguos de Star Wars que se lanzaron durante la época de PS2.

Tomb Raider I-III Remastered

El último proyecto del estudio es el más ambicioso hasta la fecha, ya que se trata de una colección remasterizada de los tres juegos originales de Tomb Raider para PS1. Contiene todas las expansiones lanzadas anteriormente, así como controles y efectos visuales renovados. Con esta colección, Asypr cierra el círculo, ya que uno de sus primeros proyectos publicados fue Tomb Raider II para MacOS en 1998.

HQ

Empecemos por el mayor cambio que introduce la colección: el aspecto visual. Con solo pulsar un botón, se puede alternar entre el aspecto visual antiguo y el remasterizado, y la diferencia es realmente de la noche al día. Aspyr ha pulido el juego en todos los aspectos, mejorando la iluminación, las texturas, las opciones de menú y los modelos de los personajes. También se ha aumentado la tasa de imágenes por segundo a 60 FPS, lo que permite que el juego funcione mejor que nunca.

Publicidad:

Sin embargo, no todo es de color de rosa en lo que se refiere a las mejoras visuales, ya que algunos entornos me parecieron demasiado oscuros. De vez en cuando tuve que cambiar a las imágenes clásicas para asegurarme de que no había plataformas que se me hubieran pasado por alto. Tampoco me parecieron los más impresionantes en las escenas. Aparte de eliminar parte del grano y afilar ligeramente los bordes, son prácticamente idénticos a como aparecían en las versiones originales, sólo que en formato panorámico.

En cuanto a los juegos en sí, una cosa que elogiaré de entrada es el increíble valor que representa este paquete. Por el módico precio de 26,99 euros, te llevas tres clásicos del género junto con sus expansiones, que pueden llevarte entre 15 y 25 horas. Este tiempo podría ser incluso mayor si tienes en cuenta todos los artefactos ocultos que encontrarás por ahí.

Tomb Raider I-III RemasteredTomb Raider I-III Remastered
Tomb Raider I-III RemasteredTomb Raider I-III Remastered
Publicidad:

Confieso que no había jugado a la trilogía original en el momento de su lanzamiento, pero como eran clásicos de su época, tenía ganas de probarlos. Sin profundizar demasiado en los detalles, los juegos me parecieron una mezcla muy divertida de plataformas, acción y resolución de puzles, y me gustó que los niveles fuesen sucintos y variados. Volver a estos títulos antiguos fue un agradable vistazo al pasado, y fue refrescante lo simplistas y directos que parecían en comparación con los grandes juegos AAA a los que estamos acostumbrados hoy en día.

Cuando jugué a esta trilogía remasterizada por primera vez, los mayores retos a los que me enfrenté fueron la cámara del juego y el plataformeo. Cuando preparas un salto, tienes que colocarte justo al borde de un saliente y usar el botón de acción para subir. Es un concepto realmente extraño al que acostumbrarse al principio, y constantemente me encontraba cayendo en pozos de pinchos o resbalando y oyendo cómo Lara se rompía todos los huesos del cuerpo. La cámara también era un obstáculo importante, ya que me tapaba la vista constantemente cuando intentaba realizar saltos precisos.

Por suerte, Aspyr ha incluido la opción de cambiar a los controles modernos, que resultan mucho más naturales e intuitivos. Los controles del tanque se han sustituido por un movimiento completo de 360 grados, lo que facilita enormemente la navegación por el entorno. Los controles de disparo también se han reasignado a los gatillos traseros, lo que es más coherente con los títulos modernos, en lugar de pulsar los botones faciales del mando.

Otro punto de frustración que encontré fue el sistema de guardado del juego. Tal vez como guiño involuntario a la época en que se lanzaron los juegos, la colección requiere que guardes manualmente y no hay guardado automático al superar un nivel. Esto puede ser bastante tedioso de recordar, y me encontré con un error bastante desagradable que eliminó por completo todos mis datos de guardado de una sesión de juego. Lo bueno es que puedes usar los guardados manuales como estados de guardado que te ayuden a superar los torpes controles y el plataformeo del juego.

Tomb Raider I-III RemasteredTomb Raider I-III Remastered

Al final, me encontré bastante indeciso con Tomb Raider I-III Remastered. Combina tres juegos clásicos de PS1 en un solo paquete, y ahora se ven y se juegan mejor que nunca. Sin embargo, por otro lado, sus características arcaicas, como el guardado manual, la incómoda cámara y los controles difíciles de dominar, pueden suponer una barrera de entrada para los recién llegados. Si quieres disfrutar de algunos de los títulos más emblemáticos de la PS1 en un hardware moderno, merece la pena probarlo por el precio que tiene, pero asegúrate de lo que te espera.

06 Gamereactor España
6 / 10
+
Combina tres títulos clásicos de PS1 y todas sus expansiones. Los juegos nunca se habían visto y jugado mejor. Se agradecen mucho los controles modernos.
-
Las plataformas pueden ser muy resbaladizas y cuesta acostumbrarse a ellas. El guardado manual parece anticuado. La tosca cámara puede generar aún más frustración.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Tomb Raider I-III RemasteredScore

Tomb Raider I-III Remastered

ANÁLISIS. Autor: Kieran Harris

Aspyr ha devuelto a la vida una de las trilogías más queridas e influyentes de todos los tiempos en una remasterización fiel pero modernizada.



Cargando más contenido