Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
avances
Total War Saga: Troy

Total War Saga: Troy - La Campaña

Último repaso antes de que se estrena, esta vez a lo que nos faltaba, la historia.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Me encanta este invento que ha sido la subserie Saga en Total War. Al centrarse más en la gran estrategia y en batallas épicas, los diseñadores de Creative Assembly (en este caso, del estudio de Sofía, en Bulgaria) han podido centrarse en un lugar y una época concreta, en construir mecánicas precisas para esa realidad que capten toda la esencia del periodo. Tiene sus contras, porque con dos juegos de Warhammer y las entregas principales inmensas de Roma y China, habrá a quien se le que quede pequeño. Lo curioso es que cada Total War Saga sigue su propia ruta.

Fall of the Samurai, que fue una reconversión a toro pasado, y Thrones of Britannia, que tocó un tema que me atrae personalmente, tienen un tamaño parecido y están ambientados en islas con una crisis social rampante. Total War Saga: Troy, sin embargo, es un juego costero pero no isleño, pues el mar Egeo fue espectador de estas guerras legendarias y algo místicas que vivieron griegos y troyanos.

Me sorprendió que no hubiera nada de batalla naval dada la importancia del mar, y los ejércitos que se encuentran en el agua dirimen sus diferencias en una isla ficticia sacaba de la manga. Solo un detalle que no empaña la buena pinta que tiene la campaña. Para empezar, el mapa tiene una pinta espectacular, como viene siendo habitual con los títulos de esta compañía. Troy no es distinto, con una niebla de guerra decorada con iconografía griega que se va difuminando a medida que exploras el mundo y vas permitiendo que el sol descubra las islas amontonadas.

Total War Saga: Troy

Esta partida de prueba empezó en el sur con Menelao, gobernador de Esparta. Habrá ocho líderes entre los que escoger, aunque en esta versión solo estaban él y París de Troya. Curioso que en ambos casos, el modelado tenga cierto parecido al de sus contrapartes en la película de Hollywood de 2004 dirigida por Wolfgang Petersen. Con uno u otro, y con las disputas de cada cual, el objetivo final es controlar toda la región, ya sea por la vía de la victoria total o siguiendo los objetivos que plantea la campaña. De hecho, ni me acerqué al asedio de la popular ciudad que descansaba en lo que hoy es estado turco, lo que significa que me quedó mucho por ver.

Fue suficiente como para comprobar que los cambios que CA ha llevado a cabo en esta ocasión no afectan tanto a los primeros compases de juego. La primera tarea fue unificar mis propias tierras apagando una rebelión local nada más empezar y conquistando una ciudad al sur después. La diplomacia es esencia y los juramentos de lealtad se suceden uno detrás de otro. Durante el turno de la IA se vieron varias interacciones entre los líderes de una y otra zona que negociaban pactos de amistad. Es fácil predecir cómo va a acabar todo esto porque hay varias opciones diplomáticas, muchas de ellas levantadas sobre los cinco recursos básicos. Pero las pretensiones desorbitadas de muchos de ellos significan que hay muchas contraofertas que ir poniendo sobre la mesa. Con tantas ciudades estado con las que hablar, la mayor preocupación es si se hará pesado estar repitiendo una y otra vez que "no, no puedes quedarte con un tercio de mi comida a cambio de nada".

Ese panorama político tan completo implica que hay que tener mucho cuidado a la hora de escoger a quién se ataca y cuándo se hace, porque es muy fácil que acabes abarcando más de lo que puedes apretar y lo digo por experiencia. Tras derrotar a un pequeño ejército local y a su guarnición de la ciudad de más allá, no con demasiada diferencia, se me vino encima su aliado y reventó a mis tropas y a mis dos héroes incluso antes de haber reclamado el premio por la conquista anterior.

Total War Saga: Troy

Las opciones de vender manualmente eran tan bajas que decidí ponerlo en automático, así que no pude ver a Melaneo morir directamente. Todo bastante raro, y en parte se debió a que los héroes parecen poderosos. Una de las habilidades de Malaneo provoca pavor en las unidades enemigas y, en un momento concreto en el que solo me quedaban dos unidades heroicas y con ellas fue suficiente como para dar persecución y caza a todo lo que le quedaba al rival y vencer la batalla. Un poco cutre todo.

Los enfrentamientos que se fueron sucediendo por aquí y por allá fueron entretenidos como de costumbre y hubo uno en particular en el que logró arrancar una victoria bien combatida de una situación negativa sencillamente por una buena colocación de las unidades. Como ya os contamos en las impresiones de combate de Total War Saga: Troy, esta entrega viene con novedades interesantes, sobre todo en lo que se refiere al campo de batalla y cómo se utiliza. No hay nada revolucionario, pero sí una mejoría constante sobre los títulos previos.

Esta campaña también estrena un nuevo sistema de recursos que está muy bien. En vez de basarse solo en la acumulación de dinero, hay cinco elementos que tener en cuenta. Las mejoras sobre la ciudad aumentan la producción, y se puede ir aún más allá comerciando y siguiendo un árbol de evolución a base de decretos reales. El recurso más importante es la comida, pero también hacen falta madera, piedra, bronce y oro. Este último es el más raro de todos, y cada uno tiene su propia utilidad.

Total War Saga: Troy

De esta época mitológica, los creativos han importado la adoración de los dioses, que sirve para ganar otras ventajas muy útiles para expandirse. Con unos 30 turnos da de sobra para ver cómo funciona esta mecánica, y tras haber dudado mucho sobre cuál de ellos se merece mis ofrendas y oraciones, ahora lo que más me apetece es ver cómo rinden en distintos casos. La religión deriva también en sus propias unidades tipo agente, como por ejemplo unas sacerdotisas que guardan relación con lo que han llamado la "voluntad divina". La particularidad de los agentes, que vienen de atrás, es que se pueden mover por todo el mapa pero no juegan un papel en las batallas, sino que hacen otras cosas, como es este caso de oración a cambio de favores.

Los agentes épicos on otra novedad que incide en esta rama mitológica de la Grecia Clásica. La gorgona o el sátiro tienen funciones de gameplay relacionadas con sus inspiraciones fantásticas, como como ocurre con todo en Total War Saga: Troy, su personificación consiste en algo posible y más o menos creíble. Como las unidades de batalla del cíclope o el minotauro, que no tienen nada de mágico pero sí retienen algo especial en el diseño y en sus capacidades sobre el escenario.

No es fácil predecir cómo le va a ir a esta entrega este verano ni si va a ser especialmente buena con estas dos sesiones que le hemos dedicado en estos meses. Porque hay mucho contenido y solo hemos probado un poquito. Vienen cambios y algunos como los del combate y los recursos son muy buenos, como también el uso de la mitología y de la fe de forma separada. Pero hay que comprobar cómo casa todo y eso no ocurrirá hasta que Total War Saga: Troy se estrene en PC el 13 de agosto.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Total War Saga: TroyTotal War Saga: TroyTotal War Saga: Troy

Contenido relacionado



Cargando más contenido