Español
Gamereactor
análisis
Total War: Warhammer III

Análisis de Total War: Warhammer III - Sombras del Cambio

Por fin lo hemos jugado al completo, y en su mayor parte ha sido una grata sorpresa, excepto por el precio.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Ya que estáis leyendo esto, supondré que tenéis algún conocimiento sobre el universo Warhammer y el funcionamiento de los juegos Total War; de lo contrario, os pido disculpas, porque este texto será un sinsentido.

El DLC llegó con una actualización del juego y añadió algunas cosas y mapas nuevos, pero centrémonos en los tres Señores. Como los anteriores packs de Señores, estos no forman parte del juego principal ni de la carrera para llegar hasta Ursun, el dios oso. Cada uno posee su propia campaña, pero se desarrollan en el mismo mapa. En cambio, hay nuevos héroes disponibles prácticamente al mismo tiempo, entre los que se incluyen un arquero-vampiro lanzador de conjuros kislevita y el siempre regenerativo Aekold Helbrass, mientras que algunos Señores del DLC reciben héroes legendarios adicionales, como el lanzador de conjuros Escriba Azul, un personaje volador pero muy aleatorio, para el Caos. Hay nueve nuevos Regimientos de Renombre y 12 unidades adicionales. Está muy bien, y cubre algunos huecos de la lista original. Las otras facciones también se benefician en general, ya que la unidad Tzaangor también está disponible para los Hombres Bestia, etc.

Pero veamos más de cerca lo que ofrece. El Cambiante es el señor de Tzeentch, es un embaucador, lo que significa que están disponibles todas y cada una de las mecánicas de manipulación, pero lo que es más importante, juega con hordas sin asentamientos fijos, pero aun así tiene cultos ocultos como en las arboledas piratas de la segunda entrega del juego. Todo esto se combina con misiones por todo el mapa, y cada misión secundaria nos da una ventaja, objetos o algo similar, para luego pasar a las misiones principales que hay que completar. Si conseguís completarlas todas, la batalla de la misión final será mucho más fácil. Sin embargo, me resultó un poco frustrante tener que estar atento a todas las misiones secundarias a la vez, y esperar unos cuantos turnos me impidió ponerme en contacto con un Señor en concreto antes de que lo matara otra facción, lo que me arrebató el objeto que me habría entregado, un problema que no es exclusivo de El Cambiante y que, de hecho, me llevó a perder algunas, en mi opinión, mejoras fundamentales para uno de los otros Señores.

El Cambiante supone una forma muy diferente de jugar, y me pareció muy entretenido, y aunque parece un lanzador de conjuros débil, es capaz de convertirse en cualquier otro Señor que hayas derrotado o con el que hayas entablado amistad, aunque solo podéis elegir uno, y tenéis que hacerlo incluso antes de iniciar la batalla, esto significa que de repente podéis ganar vuelo, regeneración o volveros extremadamente fuertes al convertiros en la mejor versión de los Señores a los que imitéis. Combinado con algunas nuevas unidades de infantería y monstruos, siendo la Bestia Mutalith Vortex mi favorita, principalmente por su nombre, puedes formar un ejército impresionantemente versátil y completo, especialmente si mejoráis vuestra barrera, aunque seguiréis dependiendo en gran medida de vuestro propio lanzamiento de hechizos para llevar a cabo el trabajo.

Publicidad:
Total War: Warhammer III

Para los jugadores de Cathay, tenemos a Yuan Bo, el Dragón de Jade, su mecánica es fácil de usar y aprender, y es capaz de ofrecer algunas importantes bonificaciones, como reabastecimiento en territorio extranjero, +20% de rango de movimiento en campaña, +10 de liderazgo y +50% de munición, todo a la vez, y si habéis hecho algo verdaderamente malo, puede hacer que vuestra puntuación de fiabilidad diplomática vuelva a ser muy alta, quizás una de las bonificaciones más potentes de la campaña. Incorpora también una nueva unidad potenciadora, unos Leones de Jade realmente geniales, y... Hombres Cuervo voladores... Incluso para Warhammer, son demasiado peculiares para mi gusto. No obstante, su campaña realmente consigue que nos sintamos bajo presión, ya que empezamos siendo hostigados por los orcos, lo que hace que el comienzo sea un poco más desafiante de lo habitual.

Total War: Warhammer III

Por último, la madre de Kislev, Ostankya, la escalofriante bruja del bosque. Introduce en el juego una mecánica basada en un caldero con maldiciones y conjuros, que se conocen como potenciadores y debilitadores, algunos de ellos muy potentes, además de un nuevo héroe brujo. Se mueve en un trineo que dispara misiles y, aunque la mayor parte de la atención se ha dirigido a sus Emboscadores de Akshina, una unidad de ballesteros que dispara y huye, Kislev se ha hecho un hueco, ya que hace que todo su ejército inflija daño mágico, algo fantástico para matar demonios. También cuenta con algunas unidades de monstruos realmente aterradoras, que añaden velocidad y mucho daño a las filas de Kislev, haciéndolas mucho mejores en el juego ofensivo, especialmente combinadas con el uso de arañas gigantes. La temática de la Tierra de los Bosques está muy bien conseguida, y siento la tierra entre los dedos de los pies cuando juego con esta facción, y puesto que le resulta fácil aliarse con otras facciones, así como acceder a las unidades tradicionales de Kislev, su plantel es extremadamente versátil, pero más divertido aún cuando nos lanzamos a por todas contra las cosas horribles que acechan en la oscuridad.

Publicidad:
Total War: Warhammer III

Por último, el gran problema... Este DLC es caro, y se anunció en un momento en el que el juego estaba, para ser sinceros, lleno de bugs, recursos que no se cargaban, unidades que no disparaban o no iniciaban el combate, o simplemente fallaba. Ha mejorado, pero no es para nada perfecto.

25 euros es un aumento considerable con respecto a los 15-16 euros habituales por tres Señores, es el mismo precio que el de toda la facción de los Enanos del Caos, y honestamente, es mucho dinero por algo de contenido adicional. Por supuesto, me lo pasé bien jugándolo, pero 12-15 euros ya es un precio muy alto, y por mucho que CA diga que los precios han subido, me parece una falta de respeto para los fans más devotos. Tampoco hace falta ser un programador para darse cuenta de que, aunque hay varias características exclusivas de los Señores, son recreaciones de mecánicas del juego ya existentes en otros Señores o de facciones enteras, por lo que no es como si tuvieran que reinventar la rueda. No me importa pagar por contenido extra de buena calidad, pero 25 euros por tres Señores y un par de unidades nuevas es inadmisible.

07 Gamereactor España
7 / 10
+
Un Señor es muy diferente de cualquier otra cosa en el juego. Las nuevas unidades añaden mucha flexibilidad. Me lo he pasado muy bien jugando al DLC.
-
La mayoría de las mecánicas son repeticiones de funciones existentes. El juego sigue teniendo fallos. El precio es desorbitado para un pack DLC estándar de Señor.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido