Español
Gamereactor
análisis
Viewfinder

Análisis de Viewfinder

Nada es lo que parece en este precioso juego de rompecabezas.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

De vez en cuando, aparece de la nada un trabajo indie que te deja impresionado. Para mí, el de este verano ha sido nada más y nada menos que Viewfinder, el juego de puzles y plataformas de Sad Owl Studios. Esta obra tan bonita ofrece rompecabezas nunca vistos, ya que juega con la perspectiva de una manera tan sobrecogedora como alucinante, lo que no quita que sea un título cuyas bases sean directas y fáciles de comprender. No es un equilibrio fácil de conseguir, pero habiendo probado Viewfinder, puedo deciros que lo consigue con creces.

HQ

Debes adentrarte en una simulación extraña creada por un grupo de genios que buscan respuestas y medios tecnológicos que puedan ayudar a salvar el mundo real. El argumento no es muy convincente, aunque tampoco te impide disfrutar de la experiencia de Viewfinder. Algunos aspectos hacen que se parezca un poco a Maquette, la creación de Graceful Decay. Por ejemplo, hay archivos de audio, notas adhesivas u otros elementos del entorno que te van contando fragmentos de la historia y hacen que puedas ir sabiendo quiénes eran estos «genios» y qué pasó para que se separaran. Pero el argumento nunca se interpone en tu camino o hace que dejes de apreciar lo que ocurre a tu alrededor, al contrario de Maquette, que mete con calzador la emoción a su narración ambiental. No os preocupéis, a Viewfinder se viene, primero y principal, a disfrutar de sus dinámicas de juego.

Por seguir comparándolo con Maquette y con cómo ese juego de rompecabezas jugaba con el tamaño y la escala de manera muy original, Viewfinder ofrece una experiencia similar a la que hay que añadir la perspectiva. Para completar los rompecabezas, has de usar fotografías e imágenes para poder seguir avanzando en los distintos niveles. El truco está en que cada nivel cuenta con un rompecabezas que resolver. Estos pueden llevarte a encontrar baterías para encender el teletransportador que te lleve al siguiente nivel, o a averiguar cómo atravesar puertas cerradas o superficies fijas. Tomar una fotografía de un puente para salvar la distancia entre dos plataformas puede parecer simple, pero conforme vas avanzando y vas disponiendo de una cámara, una fotocopiadora, múltiples realidades y demás elementos, el desafío se complica exponencialmente y es cuando verdaderamente empieza a poner a prueba tu percepción y tu lógica.

Publicidad:

En realidad, los puzles son bastante directos, pero harán que te rompas la cabeza más de una vez. Como Viewfinder no cuenta con un sistema de pistas, puedes atascarte fácilmente en un rompecabezas y no tener forma de pasar al siguiente nivel, teniendo que completar cada nivel de manera muy lineal antes de llegar al siguiente. Sin embargo, la solución a cada enigma suele estar delante de ti: solo tienes que abstraerte un poco de los límites de la lógica para poder descifrarlos, algo que puede llegar a ser una proeza complicada de superar.

Viewfinder

A diferencia de otros juegos de puzles que se centran en meter un rompecabezas detrás de otro, Viewfinder vuelve a parecerse a Maquette en el sentido de que cuenta con una experiencia más concisa pero mejor pensada. Cada nivel es corto, pero elaborado con mimo y con problemas singulares esperando a ser resueltos. Nunca tienes la sensación de estar jugando todo el rato a lo mismo; además, gracias a la multitud de easter eggs que se encuentran escondidos en cada nivel, siempre hay alguna forma divertida de pasar más tiempo en cada uno de los niveles, incluso encontrando coleccionables exclusivos de cada uno de los capítulos del título.

Por otro lado, la presentación del juego es exquisita. Viewfinder cuenta con una apariencia deliciosa, en la que hay veces en las que te limitas a tomarte tu tiempo para apreciar la belleza del nivel antes de intentar resolver sus acertijos. La música es tranquila y reconfortante, y el doblaje, que descubres en los archivos narrativos que se encuentran por ahí perdidos, es carismático y da vida a cada uno de los personajes que se ven involucrados en la historia.

Publicidad:

Puede que esto parezca pesimista por mi parte, pero con un estilo de juego tan confuso, esperaba encontrarme unos cuantos errores y problemas extraños mientras intentaba dar mis locas soluciones a los rompecabezas que se me plantaban. Pero no, no tuve ningún problema, porque Viewfinder está muy pulido y ajustado, lo que hace que la experiencia sea aún más especial e inmersiva.

ViewfinderViewfinder

Viewfinder es una obra muy original. Se trata de un fantástico juego de puzles, de los que sobresalen en un género cada vez más visto y que deja al jugador con una sensación de asombro y fascinación después de cada nivel. Sí que pienso que a la narrativa le falta algo de peso, y que podría servirse de formas más atractivas para contar una historia más allá de archivos de audio que te vas encontrando por ahí. A pesar de esto, es casi imposible no sentirse cautivado por este título y el tipo de rompecabezas inmersivos que ofrece. Estoy deseando ver cómo Sad Owl Studios vuelve a hacer explotar mi cabeza en lo que a lógica y percepción de la realidad se refiere en sus futuros trabajos.

09 Gamereactor España
9 / 10
+
Unos puzles increíbles, una presentación brillante y un rendimiento excelente. Sencillo pero profundo. Muy inmersivo.
-
La historia es un poco floja.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
ViewfinderScore

Viewfinder

ANÁLISIS. Autor: Ben Lyons

Nada es lo que parece en este precioso juego de rompecabezas.



Cargando más contenido