Español
Gamereactor
análisis
WarioWare Gold

Análisis de WarioWare Gold

Hace tiempo que no se pasaba por aquí un WarioWare y de repente vienen 300 minicrojuegos de golpe.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Hemos jugueteando con los agujeros de la nariz, vistiendo como luchadores de sumo, tirando pelotas de ping-pong, enredando en el pelo del pecho, haciendo hueco a los gatos en un sofá o estrujando una pasta de dientes hasta que no queda nada. No son cosas que hagamos de forma habitual en un videojuego, y menos todas juntas, pero WarioWare nunca se ha propuesto ser normal.

Estamos muy habituados a los minijuegos pero lo que convierte en única a esta franquicia es que lo que propone no son tal cosas, son microjuegos. La diferencia no está en la calidad, incluso diríamos que tampoco en la complejidad, sino en la duración. Aquí una prueba puede durar un par de segundos, cinco o seis si se alarga demasiado, y se pasa corriendo a la siguiente actividad. Hay que conocer la serie para entenderlo y no despreciar su propuesta antes de tiempo, y este título puede ser un gran punto de entrada porque es el más amplio y completo jamás creado. Para los veteranos se presenta más bien como un "best of WarioWare", un recopilatorio con lo mejor de todo este universo de siete entregas, incluyendo también Game & Wario y WarioWare Inc.: Mega Party Games.

WarioWare Gold

No es un copia y pega, todo ha sido reeditado partiendo del nuevo estilo gráfico y para quienes ya tenemos unas horas a la espalda el cambio es más que suficiente como para que se vea fresco. Además, la mezcla de eventos cogidos de aquí y de allá ayuda a transmitir una nueva sensación de variedad porque tienes que pasar de usar el d-pad a la pantalla táctil, y luego al micrófono para soplar, o el sensor de movimiento y de vuelta a los controles tradicionales.

Aquí hacemos el primer corte, y es que los que usan el micrófono son los peores. Lo bueno es que no son muchos y no es tanto drama soplar unos cuantos globos de vez en cuando. El resto, la gran mayoría, son completamente brillantes. Al que hemos habíamos jugado de la serie era a WarioWare: Smooth Moves porque los mandos de Wii no tenían la calidad que exige un juego de tanta precisión, pero aquí con los Joy-Con podemos hacer borrón y cuenta nueva.

WarioWare Gold

De los 300 microjuegos incluidos en WarioWare Gold no se nos ocurre ninguno que diríamos que es cutre o pobre en diseño. Hay algunos, al contrario, que no pillas a la primera y que te descolocan hasta que aprendes a enfrentarte a ellos, pero ese es todo el "drama", y a partir de ahí todo es ir mejorando más y más esa destreza para subir puntuación. Al fin y al cabo esa ha sido siempre la gracia de los juegos portátiles de la serie, ya que no ofrecen esa opción competitiva local con la que echarse unas risas frente al televisor en buena compañía (el de Gamecube invitaba a jugar a 16 personas juntas, que no al mismo tiempo).

Para compensar, en Nintendo 3DS (o 2DS) hay un modo historia que nos ha dejado helados de lo bien hecho que está. El pícaro compañero fondón de Mario es el gran protagonista de esta trama repleta de subtramas individuales que incluso cuenta con animaciones y doblaje de voz y, por primera vez, hemos podido escuchar a Wario hablando en castellano. No es muy larga per sé, en un par de horas se termina, pero está repleta de cosas que desbloquear, como un trivial Nintendo, así que la cosa se puede alargar e invita a repetir. No es un elemento que haga cambiar la impresión del juego, si es bueno es por el diseño de los microjuegos, pero se agradece que hayan hecho algo más que ponerlos todos ahí sin más.

WarioWare Gold

Vale, nos han gustado mucho todos esos retos que destilan una inspiración muy japonesa, pero hay una categoría con la que nos lo hemos pasado indiscutiblemente mejor, que son los que están basados en clásicos de Nintendo. De repente te plantas a escalar como Donkey Kong Jr. en una revisión de aquella vieja idea de Game & Watch, al instante siguiente estás repartiendo pringue en el mundo de Super Mario Sunshine para un segundo más tarde caer en un kart y hacer unas curvas por el circuito arcoiris. La mezcla no tiene ningún sentido como tal, pero para los aficionados a la compañía, sobre todo a las décadas de los 80 y 90, hay mucho 'fan service' que disfrutar. Como que siempre le encuentras el gusto a dispararle en el ojo a Medusa convertido en Pit o a escuchar la melodía de Super Mario Land.

Es ese mimo, ese detalle y también el buen trato a la franquicia lo que hace que puedas volver a jugar una, otra y otra vez lo mismo hasta el infinito, solo en busca de mejorar marcas. Al principio puede parecer complicado completar una tanda de 20 sin perder las vidas, pero después serán 30, 40, 50 y más. Pasa tan rápido y es tan intenso que se te seca la boca sin darte cuenta. Otra forma de disfrutarlos es en el modo que los va sacando en orden aleatorio, porque rompe todos los esquemas mentales que puedas hacerte, sobre todo de control. Los segundos que hay entre medias solo dan para saber cómo hay que coger la portátil en lo que viene, porque hay tanto que cuesta retenerlos todos y hacerlo con antelación.

WarioWare GoldWarioWare Gold

Así que nos reafirmamos, quien no haya jugado nunca a esta serie, tiene en WarioWare Gold una oportunidad única para empezar. Hay abundancia de eso que los aficionados a los microjuegos siempre han disfrutado y además llega con una presentación y una organización extraordinaria. También es fácil recomendárselo a quienes sí han jugado antes porque es probable que no tengan todos o que ni siquiera se acuerden mucho de las pruebas, así que también les dará una sensación de frescura positiva. Es un buen combinado con multitud de extras.

Desde que se estrenó Nintendo Switch hemos tenido bastante abandonada la pobre New Nintendo 3DS XL, que desde entonces hemos sacado para Metroid: Samus Returns, Witch & Hero III y poco más, pero ha merecido la pena volver a cargarla y a encenderla para esto. De hecho, puede que se quede por aquí un tiempo y que nos acompañe de vez en cuando, porque es un juego nada exigente del que echar mano de vez en cuando.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
WarioWare Gold
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Más de 300 buenos microjuego, con mucha variedad. Un gran diseño, buena presentación y buen sonido. Mucho sentido del humor. Para mucho uso.
-
Desbloqueables sin sentido. Pesado para la pequeña memoria de 3DS. Los microjuegos de micrófono.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

WarioWare GoldScore

WarioWare Gold

ANÁLISIS. Autor: Jonas Mäki

Hace tiempo que no se pasaba por aquí un WarioWare y de repente vienen 300 minicrojuegos de golpe.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.