Español
Gamereactor
análisis
Wild Dogs

Análisis de Wild Dogs

Pixeles, armas y un montón de robots. Wild Dogs es un festival retro que ha dejado a Conny sin palabras.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Es realmente sorprendente que en una era de captura de movimiento, trazado de rayos y gráficos casi fotorrealistas, aún podamos sentarnos y suspirar nostálgicamente cuando llegan juegos hechos de píxeles. Ya he reflexionado sobre esto antes, utilizando términos como "con un toque retro" y he escrito sobre cómo, en particular los juegos independientes, a menudo nos transportan a una época en la que los juegos en gráficos de píxeles en 2D nos ofrecían un entretenimiento sencillo pero fantástico. Porque cuando juegas, especialmente juegos indie, esto ocurre con frecuencia. Quitas gran parte de los aspectos visuales y permites que sean los mecanismos del juego que brillan. No me quejo, y no me aburro. En cambio, encuentro bastante agradable dejar atrás los vastos mundos abiertos que tanto disfruto y permitir que los píxeles creen un agradable contraste frente al brillo pulido de los juegos triple A.

Al igual que mi colega Måns, a menudo consiento mi paladar con caviar, mejillones y caracoles al ajillo, pero luego casi lloro de felicidad cuando me sirven algo tan sencillo como un pastel de carne. Esta comparación con la comida también puede describirse como la sensación reconfortante de simpleza y familiaridad que se respira en esos píxeles. Son los gráficos con los que crecimos y los juegos con los que nos divertimos tanto.

Espero que se me entienda, Wild Dogs es tan simple como un juego puede llegar a ser. Es un conglomerado caótico de juegos como Mega Man, Gradius y sobre todo Contra. Es un "Run and Gun" con gráficos monocromáticos donde el personaje Frank y su fiel perro avanzan disparando a través de hordas de enemigos, mini-jefes y jefes.

Wild Dogs

Al principio suspiré un poco, pensando: "Bueno, pero esto ya lo he jugado muchas veces..." Sin embargo, bastó con poco tiempo, algunos mini-jefes y momentos de juego sorprendentes para que apreciara el original carácter de Wild Dogs en su percepción, aspecto y mecánica de juego. Mantener presionado el botón X y avanzar corriendo, esquivando disparos y realizando dobles saltos representa la más pura simplicidad en el diseño de un juego. Resulta bastante entretenido cuando el juego en sí está bien hecho y la acción se intensifica.

Publicidad:

Los láseres, lanzallamas y misiles despejan el camino a través de los enemigos, y la amplia variedad de mini-jefes y jefes principales del juego dificultan la posibilidad de evitar los disparos. Para un veterano de este género, esto apenas supondrá un verdadero desafío, pero personalmente aprecio que presente una dificultad razonable. Si mueres y agotas todas tus vidas en un nivel, tendrás que volver a comenzar desde el principio, aunque afortunadamente lo harás desde el inicio del mismo. Aunque solo consta de cuatro niveles, son muy extensos. Esta característica puede resultar un tanto contradictoria considerando la simplicidad del juego, sin embargo, se incluyen suficientes variaciones y sorpresas en el momento y en su justa medida para evitar que se vuelva demasiado monótono y agregar un poco más de diversidad.

Como se ha mencionado anteriormente, Frank cuenta con la compañía de su perro, quien en determinadas secuencias es el héroe del día. Aquí el juego se convierte simplemente en evitar obstáculos y peligros, siendo algunas de las partes ligeramente más débiles del juego. Afortunadamente, son secuencias bastante cortas y también hay algunas en las que el perro participa en la acción, pero no quiero decir más al respecto, porque fue uno de esos momentos que sorprendieron positivamente.

Wild Dogs

Hasta aquí los píxeles. Wild Dogs ha sido diseñado como un clásico de acción de los años noventa, y rápidamente su encanto te atrapa por completo. Una de las ventajas de los avances tecnológicos de hoy es la fluidez que se experimenta en el juego, a pesar de la gran cantidad de enemigos y explosiones en la pantalla. Es algo que aprecio enormemente tanto en el aspecto visual como en la acción del juego. Sin embargo, lo único que debo destacar sobre los gráficos del juego es que el uso de los colores monocromáticos hace que todo se mezcle un poco demasiado. Los enemigos, explosiones, disparos y fondos se fusionan cuando se utilizan únicamente tonalidades del mismo color. Afortunadamente, en los menús se ofrecen opciones para elegir diferentes modos gráficos, como la simulación de una televisión CRT o jugar en formato 4:3, entre otras opciones. Estas alternativas resultan divertidas para aquellos que desean añadir una sensación aún más retro al juego.

Publicidad:

La combinación del estilo visual y la acción del juego lo hacen fácil de jugar y sumamente entretenido. Es sorprendente cómo el desenfreno puede tener un encanto increíble al ser simple y divertido. Con un nivel de dificultad razonable no te va a resultar frustrante, aun así, debes esforzarte por evitar los ataques de los enemigos para conservar la vida para los momentos más intensos. La música también es muy agradable, la banda sonora complementa perfectamente los niveles, pero en ocasiones puede volverse un poco monótona y repetitiva. A pesar de esto, el paquete audiovisual en general enmarca toda la experiencia de una forma realmente agradable.

Wild Dogs

Para aquellos que buscan un juego de acción entretenido y fácil de jugar, al estilo de Contra, Wild Dogs es una elección obvia. El juego captura de manera fiel la esencia clásica, tanto en su apariencia como en su jugabilidad. A medida que pasa el tiempo, puede volverse algo monótono y, tras varias horas de juego, es posible que la experiencia de acción no sea memorable. No obstante, las posibles desventajas de este tipo de juego se desvanecen rápidamente cuando mantienes presionado el botón X y te das cuenta de lo simple y divertido que resulta abrirte paso disparando a través de los niveles. Para los aficionados de este género de juegos de acción, Wild Dogs es una elección segura.

06 Gamereactor España
6 / 10
+
Acción entretenida con una variedad de jefes desafiantes. El estilo retro es agradable y se aprecian momentos sorprendentes.
-
La narrativa puede volverse monótona y los gráficos pueden resultar confusos en la pantalla debido a su diseño. Las misiones del perro no son tan divertidas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Wild DogsScore

Wild Dogs

ANÁLISIS. Autor: Conny Andersson

Pixeles, armas y un montón de robots. Wild Dogs es un festival retro que ha dejado a Conny sin palabras.



Cargando más contenido