Español
Gamereactor
análisis
Wonder Boy: Asha in Monster World

Wonder Boy: Asha in Monster World

El renacimiento de uno de los juegos de plataformas más queridos de Mega Drive.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Los remakes de la era de los 16 bits son algo común estos días. Dado el auge que han experimentado los títulos retro, alimentado por la escena indie, lo lógico es que las grandes publicadoras quieran sacar tajada volviendo a sus éxitos de antaño. Uno de los últimos clásicos que ha visto la luz en forma de remake es Monster World IV, un juego de plataformas que se ha considerado como uno de los mejores títulos de Mega Drive y que ahora vuelve a las pantallas bajo el nombre de Wonder Boy: Asha in Monster World. Además de una puesta a punto en lo referente a gráficos, presenta muchas mejoras respecto al original que salió hace ya 27 años.

Si tuviésemos que resumir la dinámica de juego de Asha in Monster World de manera sencilla, diríamos que es una mezcla entre Legend of Zelda y Rayman. Como en las aventuras de Zelda, llevamos una espada y un escudo y tenemos que buscar el momento perfecto para acabar con la barra de vida de los enemigos. La similitud con Rayman se encuentra en el sistema de plataformas: gracias a nuestro querido colega Pepelogoo, podemos planear hacia plataformas más bajas, al igual que hace Rayman con su pelo-helicóptero, así como realizar saltos dobles para ascender.

El juego también cuenta con mazmorras llenas de trampas que podemos explorar y algunas batallas muy curradas contra bosses que tendremos que superar. La segunda mazmorra, por ejemplo, puso a prueba nuestros reflejos con escombros que se desprendían y bolas de fuego que teníamos que esquivar mientras avanzábamos por las plataformas móviles. La exploración es un elemento importante en estas zonas, ya que el camino no suele ser lineal y muchas veces tendremos que volver sobre nuestros pasos para conseguir un objeto clave o una bomba que nos permita continuar.

Publicidad:

La aventura también tiene tintes básicos de RPG: con el oro que se haya obtenido abriendo cofres del tesoro o derrotando enemigos se puede comprar una gran variedad de espadas, escudos y brazaletes. Cada uno de ellos tiene sus propias estadísticas y habilidades secundarias, por lo que, mientras exploramos, debemos tratar de conseguir oro y mejorar nuestros objetos y equipo. Por otra parte, podemos aumentar también la salud total consiguiendo 'Life Drops' que normalmente están en poder de enemigos complicados o en zonas de difícil acceso.

El cambio más grande de este lanzamiento respecto al primero está evidentemente en las mejoras gráficas y de sonido. En otros remakes, como Secret of Mana y el recientemente anunciado Dragon Quest 3 HD-2D, el lavado de cara estético fue total; Asha in Monster World, en cambio, es muy fiel al original. Los gráficos tienen el mismo brillo y ese estilo propio de dibujos animados, pero se han mejorado de acuerdo a los estándares actuales, y esta nueva versión cuenta con una perspectiva 2,5D. Del mismo modo, la música se ha tratado con cariño y las canciones de su excelente banda sonora suenan tan bien como siempre, aunque pierda el toque nostálgico del estilo chiptune.

Wonder Boy: Asha in Monster World

Además de los cambios anteriores, también se han hecho pequeñas mejoras en la experiencia de juego. Ahora existe la posibilidad de guardar la partida de forma manual desde el menú principal y se puede volver a zonas ya completadas para conseguir 'Life Drops' y otros secretos que nos hayamos dejado atrás. Otra novedad es que, en este remake, se ha añadido un modo fácil que hará que recoger corazones sea más fácil y accesible. Aparte de estos pequeños detalles, no hay grandes cambios respecto a la historia y las zonas de exploración: es el mismo juego que se estrenó en 1994, solo que con una mano de pintura y unos cuantos arreglos.

Publicidad:

El sistema de guardado manual resulta muy útil, ya que es mucho mejor que tener que hablar con un PNJ cada vez que se quiera registrar el progreso de la partida, pero sigue siendo frustrante. El título no cuenta con una opción de autoguardado (lo que se ha convertido en un estándar hoy en día), lo que significa que podemos perder una parte importante de nuestro progreso si morimos o si nos olvidamos de guardar antes de apagar la consola. Otra queja que suscita Asha in Monster World es su corta duración: es cierto que este problema no es exclusivo del remake, pero es un hecho que, al durar entre 3 y 4 horas, no ofrece mucho contenido en el que perderse. Siempre existe la posibilidad de volver atrás para buscar todos los 'Life Drops' que no hemos recogido, pero lo habremos visto todo más pronto que tarde.

Un aspecto que nos gustaría destacar es el hecho de que las copias físicas traen un código para jugar el título original que en su momento salió para Mega Drive. Se trata de una ventaja a la que solo se puede acceder con la compra de la versión física, dado que el juego no se puede comprar en versión digital, a no ser que compremos la colección Monster World para PS3 o Xbox 360. Tener ambas versiones, compararlas y apreciar las diferencias entre una y otra resulta entretenido, por lo que, de ser posible, recomendamos comprar la copia física. Cierto es, dicho esto, que el anterior remake, Wonder Boy: The Dragon's Trap, permitía hacer esta comparación al vuelo con pulsar un botón.

Puede que Asha in Monster World no presente muchas novedades, pero es un remake decente con un estilo moderno que no abandona el espíritu del juego original. Los gráficos mejorados son alegres y muy bonitos y algunos cambios, como la posibilidad de volver a áreas ya exploradas, se agradecen mucho. No obstante, es sorprendente que el título no cuente con un sistema de autoguardado y el hecho de que sea tan corto, con tan solo 3 o 4 horas de contenido, tampoco ayuda. En cualquier caso, si te gustan los clásicos de plataformas y eres capaz de acordarte de guardar la partida cada cierto tiempo, estamos seguros de que te lo pasarás muy bien con lo que ofrece Wonder Boy: Asha in Monster World.

Wonder Boy: Asha in Monster WorldWonder Boy: Asha in Monster World
Wonder Boy: Asha in Monster World
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Los gráficos mejorados, con un estilo de dibujos animados, son muy bonitos. La dinámica de juego sigue funcionando bien a pesar del paso del tiempo. Se agradecen los cambios como la posibilidad de volver a zonas ya exploradas.
-
Es corto. No trae muchas novedades. No tiene un sistema de autoguardado.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido