Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor España
análisis
World War Z

Análisis de World War Z

Hemos matado miles de zombis en cuestión de horas en esta adaptación de la novela de Max Brooks.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Ha pasado una década desde que se estrenó el último Left 4 Dead, y aunque muchos han intentado llenar ese hueco de la acción total cooperativa que dejó Valve, es difícil superarlo o incluso igualarlo. Saber Interactive ha tomado las ideas de lo que hizo al mata-zombis de Valve un clásico y le ha añadido elementos propios sobre una base con mucho casé, la licencia Guerra Mundial Z de Max Brooks.

El videojuego World War Z mama más de la adaptación al cine protagonizada por Brad Pitt. Hay mucho compadreo entre personajes, aniquilaciones varias y objetivos que te ponen en tensión pero sin sacarte de quicio. Todo pensado para el multijugador cooperativo pero en cooperativo, y para exprimir al máximo esa horda con comportamiento voluble de la que tantos meses llevan presumiendo.

La trama se divide en cuatro historias y cada una de ellas nos lleva a varios escenarios repartidos por todo el mundo. Uno de los aciertos es lograr que haya muchas diferencias entre los episodios, tanto por localización como por personajes a escoger y por objetivos a cumplir. Importa más la clase (Tirador, Agitadora, Descuartizadora, Médica, Restaurador y Exterminador) que el superviviente elegido, porque en realidad lo que cambia de uno a otro es el aspecto y la voz. De la clase dependen las armas, las habilidades y el árbol de evolución, así que con tantas opciones hay que interpretarlo desde el principio con sentido táctico. Además, hay 30 niveles que subir, mucha faena por delante, por lo que mejor darse cuenta pronto de cómo vas a querer jugar para evitar arrepentimientos a mitad de camino.

Antes de lanzarse a la acción también hay que dedicar un momento a las armas, pues no solo existe la opción de modificar su aspecto con elementos estéticos, también hay que colocar partes para mejorar su rendimiento, como una mirilla o un silenciador. También importan estas decisiones porque el uso reiterado de componentes específicos va desbloqueando camino. Y todo, como decíamos, está relacionado directamente con la clase.

World War Z

En conjunto, nos hemos encontrado con un esquema muy amplio, que cubre mucho espectro de estilos de juego dentro del género shooter, pero que no resulta complejo de descifrar ni te mete en líos.

Una vez en la misión, a pesar de la variedad de objetivos hay un patrón general: trabaja en equipo (con la IA si no tienes otros humanos) para lidiar con las hordas, los no-muertos especiales, las tramas militares y el resto de metas hasta encontrar una zona segura, que a estas alturas de la historia es ningún sitio. Por ejemplo, el primer capítulo consiste en escapar de Nueva York: el objetivo general es convencer a un hombre turbio que nos deje subir al metro que controla y guiarlo hacia cinco cofres que nos hacen falta. Pero entre medias van apareciendo eventos encriptados que te van guiando.

Si alguna vez te dan ganas de hacer una barbaridad, busca cargas por el mapa. Te permiten abrir puertas cerradas tras las que hay un gran combate y también una gran recompensa, como armas pesadas que se acoplan como terciaria de forma temporal. Pueden ser lanzagranadas, lanzacohetes, ametralladoras pesadas... ya nos entendéis.

El sistema de combate de WWZ tiene dos fases. Una de avance, más habitual, y otra defensiva en la que toca repeler a una horda en fase de asedio que forma pirámides, como en la película. En este caso hay que colocar unas defensas con elementos como torretas o alambre de espino para repeler su ataque táctico. Lo llamamos así porque forman montañas sin mucho sentido, como un grupo de cheerleaders para coger altura. La mejor forma de ponerle freno es con explosivos, pero hay que usar de todo para evitar que la masa suba. El comportamiento de la horda es impresionante y se aprecia evolución con el paso de los niveles, con cientos de criaturas invadiendo una zona a la vez, y mucha variedad visual de unas a otras.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La cooperación es imprescindible para acabar con la plaga en grupo y también con las unidades especiales. Nos hemos encontrado con cuatro tipos de jefes y cada uno tiene sus técnicas, desde lanzar gas tóxico a lanzarse en tromba. Suponen un riesgo si se enfrentan sin estrategia, pero para un grupo bien organizado no deben suponer un problema. Aquí Saber tenía margen para aportar un poco más de su cuño.

El tema de la dificultad también hay que tratarlo con cuidado. Es cierto que Guerra Mundial Z se puede completar en solitario con ayuda de la IA, pero hay capítulos muy difíciles hasta en el nivel más bajo. El problema es que hay objetivos que se solapan y tener que sobrevivir por tu cuenta al mismo tiempo que das órdenes a los otros tres personajes y estar siempre pendiente de que se comportan de la forma más beneficiosa, pues tienen a cumplir sus objetivos a corto plazo en lugar de permanecer juntos, y eso es una debilidad en este juego. Es mucho más divertido jugar con otras personas, hablando constantemente y planeando estrategias.

El multijugador online tiene un sistema de clases aparte, formado por diez tipos de personaje que responden a otros patrones. Cada una empieza con una serie de armas propia y tiene su árbol de habilidades también diferenciado que funciona de la misma forma que en el modo historia. Es decir, que aquí tenemos otra vez que escoger y que empezar a ganar experiencia y dinero para ir desbloqueando y evolucionando, por separado de lo anterior.

World War ZWorld War Z

Hay cinco modos de juego distintos que ellos han llamado PvPvE, porque las batallas contra otros equipos se ven interrumpidas en cualquier momento por la presencia de la horda. Aunque tienen nombres y temáticas adaptadas a este mundo zombi, más o menos siguen los patrones habituales, desde el duelo por equipos al rey de la colina. Lo importante es que la inclusión de ese tercer bando enemigo al PvP no es frustrante como podría parecer, sino que consigue que el resultado esté más abierto. Es una invitación total a que la gente acostumbrada al modo historia se meta de lleno en el multijugador online competitivo con buenos resultados.

Del acabado técnico tenemos que decir que nos ha llamado la atención el contraste que hay entre la ausencia de errores graves y la enorme cantidad de pequeños bugs, unos más molestos que otros. Como que se cambien las voz entre personajes. Teniendo en cuenta que ha tenido un buen estreno y que es uno de los grandes proyectos de Saber, estamos seguros de que tratarán de parchearlos cuanto antes.

World War Z es, sobre todo, muy divertido. Devuelve las masacres de zombis en cooperativo al centro de la escena y aporta la variedad que requiere como para no aburrir pronto a base de muchas alternativas y de un modo historia con una buena base y variedad. Además, también ofrece un modo PvP a la altura con el que buscar otro tipo de retos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
World War ZWorld War Z
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Mucha variedad de enemigos. Buen sistema de combate, con fases, clases y armas para todos los gustos. Muy divertido en equipo. Multijugador accesible y matchmaking rápido.
-
Muchos bugs pequeños pero molestos. Errores de servidores. La IA actúa de forma egoísta.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países