Español
avances
Worms Rumble

Worms Rumble - Beta Royale

Team17 celebra el 25º aniversario de Worms con un contundente cambio de dirección

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

2020 marca el año del 25º aniversario de Worms, y Team17 ha decidido renovar la franquicia dándole un nuevo enfoque, el más atrevido desde Worms 3D en 2003. Worms Rumble da un volantazo y se deshace del combate por turnos para subirse al carro del battle royale, acogiendo grandes batallas entre 32 jugadores. Se trata de un gran cambio, está claro, pero no estamos ante ninguna copia barata de battle royale, ya que sigue manteniendo toda su esencia, encanto y sentido del humor. Worms Rumble no saldrá al mercado hasta el 1 de diciembre, pero he tenido la suerte de poder echarle unas cuantas horas este fin de semana a su beta abierta para así poder contaros mis primeras impresiones.

Como ya he comentado antes, no deberías ir con las expectativas de encontrarte el típico título de Worms, ya que ahora no tendremos que planear estratégicamente nuestros movimientos en cada turno, el entorno ya no se puede destruir, y los jugadores solo tienen el control de un gusano en lugar de un equipo entero. Para adecuarse a la acción en tiempo real tanto el combate como el inventario se han renovado por completo, y la verdad es que son unos cambios acertados e intuitivos. En PC, se apunta moviendo el ratón, se dispara con el botón izquierdo y la rueda sirve para alternar entre armas. Esta última es una solución bastante oportuna, porque así no tendremos que estar navegando por un inventario para cambiar de arma mientras nos llueven las balas.

El repertorio de armas es brutal, algo a lo que Team17 ya nos tiene acostumbrados con Worms. Mientras te desplazas por el mapa podrás encontrar armas dentro de los cofres aleatorios, y también tendrás la opción de "lootear" todo lo que llevaba encima un enemigo después de coserlo a balazos. Como si de un niño con una piruleta se tratase, no he podido evitar esbozar unas cuantas sonrisas a la hora de empuñar las clásicas armas de la franquicia, como la Granada de Mano Sagrada, la Bomba Plátano o el Lanzaovejas, y también había unos cuantos juguetitos nuevos que me gustaron, como el Rifle de Plasma. También me encantó la idea de que los jugadores puedan encontrarse por el mapa varias herramientas y utilizarlas para recorrer el campo de batalla o simplemente huir de los disparos. Algunas de estas, como el Jetpack o la Cuerda Ninja, pueden salvarnos el pellejo en algunas situaciones.

Worms RumbleWorms Rumble

Solo se podía probar un escenario en la beta abierta, pero, por suerte, era bastante bueno. Este recibe el nombre de Transforming Towers, cuenta con varias localizaciones distintas entre sí y moverse por él es muy divertido, ya que tiene conductos de ventilación en los que te puedes introducir, tirolinas para balancearte en ellas y escaleras mecánicas. La variedad visual es brillante, ya que, por ejemplo, un momento estaba pegando unos tiros en la zona de restaurantes de un centro comercial y un minuto después estaba a la orilla de una piscina en la azotea de un edificio. El tamaño del mapa es abrumador, pero era totalmente adecuado para los 32 jugadores de los que se compone una partida, ya que cuando estaba jugando a Deathmatch siempre tenía el presentimiento de que me iba a encontrar con otro gusano a la vuelta de la esquina.

En la beta abierta pudimos disfrutar de tres modos de juego online diferentes: Deathmatch, Last Worm Standing y Last Squad Standing, y todos tienen cross-play entre los jugadores de PC, PS4 y PS5. Deathmatch es el modo más recomendable para los más novatos, y el objetivo de este es aniquilar a todos los gusanos que puedas antes de que se acabe el tiempo, ya que el que más muertes consigue se alza con la victoria. Last Worm Standing adopta la mecánica del ya clásico battle royale, por lo que el mapa se ira empequeñeciendo con el tiempo y, si mueres, estás fuera. Por último, Last Squad Standing, es la variante por equipos del modo que acabamos de explicar, como ya te imaginarás. Me lo he pasado genial jugando a los tres modos, pero he de decir que es a Deathmatch a lo que mas horas le he echado, ya que mis habilidades no dan para mucho más y no me apetecía pasarme casi toda la partida en modo espectador.

Worms Rumble

Worms Rumble tiene un sistema de progresión parecido al de Fall Guys, ya que cuenta con montones de divertidísimos artículos estéticos. Conseguiremos puntos de experiencia y dinero por jugar partidas y completar las misiones diarias, pudiendo gastar el dinero en conjuntos de lo más tronchantes, banners y hasta voces desternillantes con las que puedes equipar a tu gusano. Algo especial de la propuesta de Rumble es que los camuflajes de armas solo se pueden desbloquear al conseguir bajas, y esto me ha gustado, ya que te incentiva a cambiar de arsenal para así poder fardar de los camuflajes más molones. Lo mejor de todo es que no hay ninguna especie de micropagos, todos los complementos se pueden conseguir jugando.

En general, mis sensaciones con Rumble han sido bastante buenas, pero he de decir que también me he cruzado con un par de cosas molestas. Sin motivo aparente, de vez en cuando mi gusano de teletransportaba un par de pasos hacia delante, lo que me dejaba completamente vendido. Sin embargo, sé que estamos hablando de una beta abierta, así que espero que esto sea solo un fallo técnico que esté solucionado en el lanzamiento final. Tampoco me gustó el hecho de que reaparezcas con un armamento distinto cada vez que mueres en Deathmatch, ya que la escopeta y el rifle de asalto son armas bastante más potentes que, por ejemplo, el cañón de mano, así que te sientes como si te hubieran penalizado cada vez que esto ocurre.

He de reconocer que cuando escuche que Worms sería un battle royale me hizo tomarme la noticia con recelo, pero, después de haberlo podido probar durante unas cuantas horas, he comprobado que no se ha tomado a la ligera y que se ha adaptado a la perfección. La acción de las batallas es rápida y adictiva, y me alegra mucho que hayan sabido mantener intacto el emblemático sentido del humor de la franquicia. Sin embargo, esto es solo un cachito de lo que Rumble tiene preparado, así que vuelve a pasarte por aquí para ver qué opinamos de la versión completa cuando Worms Rumble salga al mercado para PS4, PS5 y PC el 1 de diciembre de 2020.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.