Español
Gamereactor
análisis
WRC 3

Análisis de WRC 3

El estudio italiano Milestone quiere marcar un nuevo hito en el género de las carreras de rallies con este nuevo y brutal world tour lleno de derrapes entre barro, nieve y gravilla.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Si los rallies son la disciplina más desafiante de las carreras, entonces el FIA World Rally Championship se reserva para lo mejor de lo mejor. A través de 13 países, desde Suecia hasta Argentina, hombre y máquina se ponen a prueba. Si quieres subirte a lo más alto del podio necesitas la ayuda de un profesional y confiar completamente en tu copiloto. Reflejos rápidos e improvisación son la clave constante en estas angostas rutas, pues nunca vuelves a encontrarte con la misma curva otra vez.

Al comienzo de WRC 3 entramos en el nuevo modo carrera "Camino a la Gloria". Como el nuevo vecino del bloque, nos invitan a hacernos un nombre en el campeonato desde cero. A través de 83 escenarios en esos 13 países, con vehículos de diferentes momentos en la historia. Entre cada escenario podemos reparar el coche con exactamente una hora virtual de reloj. También se pueden adquirir mejoras y nuevas partes para que rinda mejor.

Algo queda claro muy pronto con WRC 3: correr en los rallies es algo, por difícil, de locos. Esto se debe en parte a que los circuitos se basan en los recorridos de WRC en la vida real. Una curva sigue a otra sin parar, y el camino es poco más ancho que el propio coche. Es suficiente como para hacer sudar hasta a los conductores más veteranos.

HQ
Publicidad:
WRC 3WRC 3

Para un novato, es un suicidio. Especialmente porque el juego no ofrece ninguna guía visual, como podría ser la línea de trazada ideal. La única herramienta que te echa un cable es la posibilidad de rebobinar la acción unos segundos, pero si lo haces también te penalizan. No sabemos por qué existe la función de rebobinado y no se han molestado en poner la línea de trazada.

En lugar de eso nos tenemos que conformar con intentar escuchar las indicaciones que vocea nuestro copiloto. El colega en el asiento del pasajero se dedica a gritar instrucciones sin respirar, por lo que suele ir una o dos indicaciones por delante de donde va el coche realmente. La enorme cantidad de información a digerir requiere un alto grado de concentración, por lo que en algún momento perderás el hilo y girarás a la derecha en lugar de la izquierda. Y no es dislexia.

Los símbolos direccionales en la parte de arriba de la pantalla tampoco son de mucha ayuda. Una curva "izquierda 4" es de un color casi igual al de una "izquierda 3", y considerando que el siguiente símbolo ya está saliendo, tienes que mirar dos veces para saber qué te espera en la siguiente curva. Esto puede ser fatal como cualquier otra distracción. Gracias al detallado y bien implementado modelo de daño, al menos acabará en un buen bollo.

Publicidad:

Las leyes físicas que coordinan el pilotaje, sin embargo, son bastante indiferentes. Pilotar sobre un camino polvoriento de Kenia es casi lo mismo que rodar por una montaña helada en Suecia. Pensamos que notaríamos la diferencia cuando resbalamos en una balsa de agua a 50 km/h, pero no sentimos nada. Los coches se comportan un pelín distinto entre sí, sobre todo a nivel de tracción y viraje (los 4x4 son más equilibrados). Es un buen juego de inercias en el que pulsas el acelerador para salir pitando de cada curva.

WRC 3 hace un buen trabajo en el apartado sonoro. Los motores rugen, tartamudean, rugen y rugen una vez más. Las señales de la transmisión y los frenos se hacen música para los oídos. Pero como cualquiera que haya experimentado un monstruo del grupo B en sus huesos te diría, el motor del juego no puede emular esos sonidos completamente. Aun así, el sonido es un área en la que WRC 3 sobresale; hasta cuando te estrellas suena genial.

Sin embargo, desde el punto de vista gráfico, WRC 3 no es capaz de competir. Los escenarios están bien montados, pero no resultan visualmente atractivos. Debido a la falta de efectos de luz y partículas, los gráficos quedan artificiales y sin vida. Un bonito detalle son los charcos en escarcha que salpican los campos árticos, por mucho que no afecten realmente a tu conducción.

WRC 3WRC 3

En general, los escenarios invernales son los más bonitos de ver. Pero según vamos conquistando las más de 80 carreras del juego, habría estado bien disfrutar del polvo cuando sopla el viento de los áridos desiertos, o del agua cuando salpica al atravesar los charcos y ríos. Algo que manchara el parabrisas. Los rallies son una forma brutal de conducción, sucia y basta, y el juego tiene que reflejarlo.

También falta detalle en los propios coches; por ejemplo, los amortiguadores desaparecen en el vacío gris de los huecos de las ruedas. Podemos pintar los coches al gusto en la tienda, pero las herramientas de personalización no se acercan ni de lejos a las vistas en Forza Motorsport 4 o Need for Speed. Y respecto a las partes acopladas, los cambios ni se aprecian visualmente.

WRC 3 tiene sus pros y sus contras. Quizás ofrece demasiado realismo con sus desafiantes circuitos y abrumadores comentarios del copiloto, pero le falta ídem en las físicas de conducción. Como el juego ofrece rebobinado y ninguna ayuda adicional, puede ser una pesadilla para novatos, que se quedan sin un método de avance gradual. La pobre fidelidad visual y la falta de detalles también decepcionan. Quitando la licencia de la WRC, este juego aún se queda en la sombra de Colin McRae y Codemasters.

WRC 3
WRC 3
WRC 3
WRC 3
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Circuitos realistas y un gran reto. Licencia WRC. Buen diseño de sonido.
-
La física de conducción decepciona. No hay apoyos visuales, como la línea ideal de trazada. Frustrante para novatos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
WRC 3Score

WRC 3

ANÁLISIS. Autor: Gregor Assfalg

El estudio italiano Milestone quiere marcar un nuevo hito en el género de las carreras de rallies con este nuevo y brutal world tour.



Cargando más contenido