Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entrevista Hideo Kojima Guía completa Sekiro eFootball PES 2020 ventas Análisis FIFA 20
Español
Portada
análisis
Wreckfest

Análisis de Wreckfest para PS4 y Xbox One

El destructivo simulador de carreras de Bugbear por fin ha llegado a consolas y nos lo hemos pasado en grande.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Tras muchos años escuchando que en los juegos de carreras debemos conducir con sensatez y no golpear a los otros coches, llega Wreckfest. El simulador de carreras de Bugbear Entertainment es justo lo que necesitan aquellos jugadores que ven a los demás conductores como amortiguadores a la hora de tomar las curvas. Desde su lanzamiento en PC el año pasado ya demostró su carácter de "coches de choque" pero con una simulación y deformación de carrocerías que daba gusto, y ahora se amplía con el lanzamiento en consolas.

Resulta sorprendente que la actual generación de consolas no disponga de más juegos de carreras de destrucción (destruction derby o demolition derby). Sí que ha habido una avalancha de simuladores realistas y prudentes que nos han enseñado a conducir correctamente y nos han ayudado a sacarnos el carnet, además de unos cuantos títulos de carreras arcade como Onrush. Sin embargo, para los jugadores que buscan una experiencia semirrealista que no consiste únicamente en destruirlo todo porque sí, no ha habido demasiada oferta... Al menos hasta ahora.

Wreckfest se toma en serio a sí mismo en su mayor parte, ya que no hay turbos ni power-ups y el modelo de daños es muy detallada. El juego consiste en causar el mayor daño posible evitando destrozar nuestro propio coche y cruzando los dedos hasta llegar a la línea de meta (los primeros si tenemos suerte).

El modo para un jugador dispone de cinco campeonatos. Con cada carrera o serie de carreras que terminamos ganamos puntos para desbloquear más, y cuando acumulamos suficientes puntos ganamos la competición y podemos pasar a la siguiente.

Todo resulta bastante común hasta que nos fijamos en las carreras que incluye este título. Por un lado se encuentran las típicas de circuitos en las que debemos llegar los primeros a la meta y competimos contra un grupo de hasta 24 coches. Por otro lado, en las carreras de destrucción debemos destrozar tantos vehículos como podamos o sobrevivir hasta el final dentro de una arena. Además, cada carrera cuenta con un desafío extra, como provocar cierto nivel de daño o sacar de la arena a tres oponentes. También hay otras carreras en las que compiten caravanas y autobuses escolares (¡y corta-césped!), pero sobre esto hablaremos más adelante.

Wreckfest
La versión de PC también se actualiza gracias a este lanzamiento para consolas.

Entonces, ¿dónde está lo divertido? Pues en abrirnos paso entre todo el caos y destrucción que generamos; los coches saltan por los aires y aterrizan en los árboles, se salen del circuito y se chocan entre sí a nuestro alrededor. No obstante, puede que en una carrera nos encontremos en una buena posición y que de repente un bromista decida estrellarse contra nosotros, provocando que nuestro coche dé una vuelta de campana y quede destrozado y obligándonos a reiniciar la carrera. Básicamente podemos pasar del primer puesto al undécimo en una décima de segundo.

Asimismo, nos da la sensación de que nunca dejamos muy atrás al resto de corredores, por lo que cualquier pequeño error o curva mal tomada puede convertirnos en el blanco de los demás. Después de unas cuantas vueltas, el circuito se llena de escombros, piezas arrancadas y trozos de carrocería, aparte de oponentes destruidos que no han tenido suerte, y toda esta carnicería da lugar a una experiencia llena de adrenalina e impacto, una diversión de alto octanaje.

Por si pensáis que puede ser mejor, también hay una serie de eventos que llevan la experiencia un paso más allá. ¿Alguna vez habéis soñado con conducir un coche de tres ruedas, huir en un autobús escolar, hacer carreras de sofás, derribar cosechadoras o destruir tantos cortacéspedes como podáis? Si la respuesta es sí, continuad leyendo.

Este título nos da la oportunidad de hacer todo eso y mucho más, y para colmo cada carrera resulta diferente y original. Además, no necesitamos dedicar horas a cada partida, ya que las carreras no duran demasiado. Por lo tanto, si tenemos 20 minutos libres, podemos simplemente coger el mando, correr un par de vueltas, disfrutar de la destrucción y apagar la consola. También existe la opción multijugador que nos da la oportunidad de estrellarnos con corredores de todo el mundo.

WreckfestWreckfest

En cuanto al modo para un jugador, disponemos de la opción de mejorar y poner a punto nuestro coche. Podemos comprar piezas para el motor con el fin de aumentar la velocidad del vehículo o barras de impacto que ralentizan el coche pero aumentan su capacidad de destrucción. También podemos mejorar su aspecto externo pintándolo o personalizando colocando objetos en el techo. Antes de cada carrera se pueden ajustar cosas como las marchas o la suspensión, pero por suerte no resulta tan complicado como parece, ya que simplemente consiste en rellenar unas barras, y podemos volver a la pista para seguir sembrando el caos.

La acción se complementa con una estupenda banda sonora compuesta por pistas de techno y rock que encajan perfectamente con el tono del juego, aunque cuesta escucharlas con tanto ruido de metal chocando. Por otro lado, el aspecto de los coches es genial, al menos al principio de cada carrera, al chocarnos con otros vehículos o paredes nuestro coche se queda hecho polvo, y lo que empieza siendo una carrera agradable termina pareciendo un desguace. Un defecto que podríamos señalar es que a veces el público parece un poco falso, ya que aplauden constantemente o se quedan de pie sin moverse. Aun así, no nos saca de la experiencia en absoluto.

En realidad nuestra única queja tiene que ver con las pantallas de carga lentas y pesadas, pues a pesar de que se han mejorado con un parche podrían ser más rápidas. También nos habría gustado que mejorasen los efectos meteorológicos, como la lluvia y los relámpagos, ya que consideramos que habrían enriquecido aún más la experiencia.

En general, nos hemos divertido mucho al volante de Wreckfest. La gran variedad de carreras en el modo para un jugador garantiza horas y horas de entretenimiento y disfrute, al igual que el modo multijugador que aporta diversión extra. Se trata de un juego de carreras agresivo y muy divertido que destaca por su originalidad entre los títulos de esta generación de consolas. Si andáis en busca de un juego que os proporcione diversión a raudales y os anime a destruirlo todo a vuestro paso, sin duda debéis echarle un vistazo. Os sentiréis como la Señorita Fritter en Cars 3.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Diversión a raudales, aún más caos y destrucción en el modo multijugador, genial modo para un jugador y gran variedad de modos de juego.
-
Falta de efectos meteorológicos, fondos planos, pantallas de carga lentas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

WreckfestScore

Wreckfest

ANÁLISIS. Autor: Kim Orremark

Bugbear, el estudio original de Flatout, sale por fin de Acceso Anticipado para presentar esta brutal experiencia de destrozar coches y retorcer chatarra.

Hoy en GR - Wreckfest

Hoy en GR - Wreckfest

NOTICIA. Autor: Mike Holmes

Recuperamos nuestra rutina habitual de juego en directo con unos buenos chocazos y unas cuantas embestidas.

Cargando más contenido