Español
Gamereactor
análisis
Xcom: Enemy Unknown

Análisis de Xcom: Enemy Unknown

Nada, me ha quedado claro. Los aliens de Xcom: Enemy Unknown no vienen en son de paz.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Xcom: Enemy Unknown es de Firaxis, el estudio responsable de Civilization. Y como su ancestro (el clásico de 1994 UFO: Enemy Unknown), mezcla la gestión de bases en tiempo real con el combate por turnos. Te ponen al mando de XCOM, una organización fundada por 16 países que busca repeler la peligrosa amenaza alienígena. Mientras avanza tu operación (investigando tecnología, construyendo una flota de aviones interceptadores y mejorando tus complejos), debes tratar directamente con los aliens mediante una serie de intensos encuentros por turnos.

Lo primero que me ha enganchado de verdad ha sido el aspecto visual. Hay muchos detalles que admirar, desde el estilo de las unidades a tus órdenes hasta los escenarios a los que las envías. Los soldados están bien animados, con equipo y armamento fácil de identificar desde tu posición en las alturas. Cada una de las especies alien presentes es distintiva y amenazadora a su manera. Carne grotesca mutada genéticamente y fusionada con avanzada tecnología de fríos metales. Los mapas donde suceden los combates son variados. Una serie de localizaciones con un diseño ingenioso y señas de identidad geográfica se decoran con todo el mobiliario que cabría esperar; prestar atención al entorno permite encontrar cobertura que te salvará la vida.

Xcom: Enemy Unknown

Tu base de operaciones es una belleza en su simplicidad. Presentada como una sección de cruce (la "granja de hormigas"), es donde preparas tu misión. Investigas en el laboratorio, construyes en la zona de ingeniería y hasta revisas los niveles de pánico en una sala de monitorización.

Publicidad:

La mayoría del tiempo se pasa en el Cuartel, donde puedes juguetear con las 'load-outs' de los soldados y caracterizar los personajes. No puedes cambiar su género o nacionalidad, ni escoger su especialización, pero más allá de eso puedes toquetear tus tropas como quieras. Cambiar esquemas de color y atributos físicos, ajustar equipación de salida... así consigues soldados únicos y diferenciados, y luego les pones nombre.

Xcom es un juego que se atreve a proponer la famosa 'permadeath' (muertes permanentes): cuando uno de tus soldados muere, se acabó. Se fue para siempre. Durante una carrera, las estadísticas y las habilidades van avanzando poco a poco, de forma que cada personaje desarrolla un propósito singular dentro de un plan de juego, convirtiéndose en una pieza esencial para tus tácticas, en un activo cada vez más efectivo en el campo de batalla. Esto quiere decir que cuando una de tus tropas construidas con cuidado y esmero muerde el polvo, habrás perdido toda su experiencia acumulada y habilidades, además de dejar un hueco en tu hoja de equipo.

Xcom: Enemy Unknown

Es un sistema que aporta una gruesa capa de tensión a cada situación de combate, pues una decisión chapucera puede acabar con una esquela para una de tus unidades favoritas. Tendrás que buscar su nombre en una pared conmemorativa para los héroes caídos. Cada uno es una lección aprendida, que esperarás no volver a fallar.

Publicidad:

Mientras que la construcción de bases en tiempo real y los elementos de gestión conforman la cáscara exterior del juego, son las batallas por turnos las que ponen su cuerpo y alma. Es un placer que Firaxis las haya clavado completamente: el combate en Xcom es absolutamente excepcional en todos los respectos.

Comienzas con escuadrones de cuatro (luego serán de seis), soldados que se plantarán en uno de los diferentes escenarios posibles y que se enfrentarán a una selección de distintas especies alien en una pelea a muerte.

Xcom: Enemy UnknownXcom: Enemy UnknownXcom: Enemy UnknownXcom: Enemy Unknown

Cada soldado cuenta con diversas opciones por turno, y muchos pueden realizar una o dos durante su tiempo. Una línea de contorno azul indica el límite. Muévete a otro cuadrado dentro del mismo y ese soldado aún será capaz de disparar un arma como segunda acción, pero si te mueves más allá podrás moverte rápidamente hacia cualquier posición dentro de un segundo límite naranja que marca el final del movimiento y del turno de esa unidad. El progreso cuidadoso y organizado es esencial, pero como decíamos siempre conlleva la muerte de unos cuantos 'rookies' para aprender la lección.

Otra orden para tus tropas hace de soporte, manteniéndolas alerta y a la espera de que el enemigo se salga de su posición. Efectivamente, permite poner en cola tu disparo para que suceda durante el turno del oponente, algo ideal para preparar trampas. De forma alternativa, si un soldado se encuentra bajo el fuego, puede intentar agacharse para obtener un bonus defensivo.

Xcom: Enemy UnknownXcom: Enemy UnknownXcom: Enemy Unknown

Una batalla típica consistirá en mover las tropas hacia el lugar de un accidente o a través de un entorno urbano, pegaditos a la cobertura y especulando para intentar revelar todo el mapa que puedan sin separarse demasiado. Una niebla gris de la guerra marca donde termina el campo de visión de tu equipo. El siguiente encuentro nunca está muy lejos, y siempre será ante una variada colección de especies, cada una con su planteamiento táctico.

Los Sectoids, los típicos "hombrecillos grises", son los primeros enemigos que te encuentras. Lo haces en un almacén durante un tutorial bajo guión que pone a tres miembros de tu primer squad de cuatro ante una muerte inevitable. Así aprendes a moverte por el decorado y recibes una demostración práctica de la efectividad alien en pleno combate.

Xcom: Enemy Unknown

Ese superviviente será el primer soldado que evolucionará y mejorará. Volver a la base garantiza una promoción, y con ella una especialización. Las clases son bastante genéricas: francotirador, asalto, pesado y apoyo (así como el rookie aún sin clasificar). Cada una revela un árbol de destrezas básico, y con cada promoción se puede sacar una nueva habilidad de dos disponibles.

Pronto te dan más soldados y te mandan directo hacia el peligro. Durante las siguientes misiones comienzan a variar los enemigos. No quiero estropear lo que hay, porque uno de los mejores elementos de Xcom es la brusquedad y lo repentinamente que aparecen nuevos adversarios. En un minuto estás rescatando civiles con mucha confianza, cargándote aliens cansados y viejos, y al siguiente un peligroso rival se carga a todo tu escuadrón. Es brutal, es duro, pero vaya que si absorbe sin remedio. Aporta a la guerra entre tú y tu enemigo un borde tangible. Hasta en el nivel de dificultad más bajo, nunca las tendrás todas contigo: las pérdidas son inevitables.

Al tiempo que mejoras tu equipo, lo mismo pasa con tus opciones en el campo de batalla. La potencia y rango de las armas va subiendo, así como la efectividad de tus soldados. Los tiroteos pueden ser para morderse las uñas, cuando esperas al turno de tus enemigos, esperando que tus unidades sobrevivan bajo el fuego.

Xcom: Enemy Unknown

La campaña fusiona el combate por turnos y la gestión en tiempo real casi a la perfección. El resultado es una aventura emocionante y explosiva incapaz de decepcionar en ningún momento. La forma de gestionar tus recursos en tiempo real directamente afecta a tu progreso en la batalla, por lo que no puedes dejarte nada sin hacer si buscas una ventaja de verdad. La amenaza añadida de la permamuerte te obliga a usar sólo el mejor equipo para tus fuerzas de tierra. Todo encaja de una forma asombrosa. Lo decimos en serio: nos estamos adentrando en el terreno de "la mejor campaña estratégica de la historia".

El multijugador toma una forma ligeramente diferente. Un bote de puntos está disponible para que los combatientes lo gasten como quieran en tropas y equipo, tanto alien como humano. Encontrar el equilibrio en el número, las unidades y la equipación es crucial. Pronto haces tu construcción preferida, después de practicar tu estilo un rato.

Xcom: Enemy Unknown

Por lo que hemos visto hasta el momento, el multiplayer tiene el potencial para absorber horas y horas de nuestro tiempo: así es la profundidad que aparenta. Parece que este juego tiene "piernas" como para establecer una comunidad realmente sólida, mientras que el DLC debería incrementar las opciones a la larga. Creo que podríamos estar presenciando el nacimiento de un clásico moderno.

Xcom: Enemy Unknown es un juego increíblemente profundo, tanto que parece que sólo hemos arañado la superficie hasta el momento. Una campaña re-jugable y fascinante se complementa con lo que parece un absorbente y emocionante multijugador táctico. El combate impacta, es ingenioso y estratégico ante todo, sin olvidarse de lucir fantásticamente. En resumen: todo funciona. Firaxis ha hecho otro gran trabajo, ahora re-imaginando uno de los clásicos más queridos de la historia videolúdica. De hecho, puede que se hallan sacado de la manga el mejor juego de Xcom que existe en este y otros planetas.

HQ
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
Xcom: Enemy Unknown
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Combate táctico por turnos supremo, campaña que engancha, excelentes gráficos, multijugador potencialmente brutal, profundidad y longevidad.
-
La permamuerte obliga a pensarse muy bien los nombres de los soldados.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Xcom: Enemy UnknownScore

Xcom: Enemy Unknown

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

Nada, me ha quedado claro. Los aliens de Xcom: Enemy Unknown no vienen en son de paz. Review del nuevo rey de los combates estratégicos.



Cargando más contenido