Español
Gamereactor
análisis
Yoku's Island Express

Análisis de Yoku's Island Express

Nos hemos lanzado (rodando y rebotando) a la fascinante aventura isleña que nos propone Villa Gorilla.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Yoku's Island Express es una aventura independiente de plataformas y puzles que puede encuadrarse en el género metroidvania. En ella, nuestro papel es el de un escarabajo pelotero que a la vez trabaja como cartero en la isla Mokumana y cuya tarea es salvar a los habitantes de esta isla de un monstruo matadioses. ¿Ya estás intrigado? Nosotros por descontado. Desarrollado por Villa Gorilla, que se estrena con este título, y publicado por Team 17, los creadores de Worms, este proyecto supone un gran soplo de aire fresco gracias a su particular mezcla de géneros y, aunque no es perfecto, ha sido capaz de proporcionarnos bastantes horas de diversión.

Gracias a la gran calidad del apartado gráfico nos encontramos ante un juego que es un mucho más que un experimento de mezcla de géneros. El mundo en el que nos movemos está lleno de color e imaginación y las criaturas que habitan la isla tienen una especie de aspecto etéreo que incluso puede llegar a resultar un poco cursi. Si piensas en Studio Ghibli en su máximo esplendor entenderás el estilo que han querido conseguir los desarrolladores.

Muchos de los personajes son calcados a algunos del estudio, como por ejemplo los monstruos de ojos saltones, que nos recordaron a El viaje de Chihiro, así como otros coleccionables que tienen un asombroso parecido con los espíritus del bosque de La princesa Mononoke. También hay serpientes gigantes, adorables ninjas diminutos y champiñones tan felices y despreocupados como exigentes al encargarnos tareas.

La banda sonora también está muy bien y le da al título una presentación redonda. Los temas son una mezcla de ritmos tropicales y percusiones africanas que quedarían muy bien en películas del estilo de Vaiana o El rey león. Es muy agradable de escuchar, así que no te extrañes si acabas moviendo la cabeza al ritmo de la música mientras juegas. Por otra parte, cuando la acción lo requiere, las melodías se vuelven más tensas.

Yoku's Island ExpressYoku's Island Express

Ya te habrás dado cuenta de que Ghibli y Disney son dos de las grandes referencias de este proyecto, y es que no hay en toda la partida nada que pueda resultar ofensivo o violento para los jugadores más jóvenes, así que pensamos que sería un buen título para este grupo de edad. No queremos decir con esto que Yoku's Island Express sea un juego para niños, porque los adultos también lo van a disfrutar; pero está claro que los de Villa Gorilla tenían en la cabeza a los niños y a los preadolescentes cuando lo crearon.

Los jugadores se van a encontrar con los habitantes de la isla y con todo tipo de retos en cada lugar y en cada esquina en la que estén. Su parte metroidvania hace que haya mucho por descubrir aunque el mundo sea relativamente pequeño. Para completar la campaña tendrás que bajar a las profundidades de la tierra, a las del agua e incluso subir hasta el cielo; todo dependiendo de los retos en los que se centre el jugador y el orden en el que los vaya completando.

¿Cómo puede un escarabajo pelotero atravesar toda esta variedad de terrenos? Muy fácil: saliendo disparado a partir de las muchas paletas repartidas por cada área. Se nos pedirá cada vez más habilidad a la hora de disparar en la dirección correcta y con las herramientas correctas en cada reto. Esto es posible porque Yoku, nuestro protagonista, lleva siempre pegada a él una bola que le permite ser lanzado de un lado a otro por medio de las paletas y bumpers, que se activan gracias a los correspondientes botones en el mando o en el teclado.

Yoku's Island ExpressYoku's Island Express

Las plataformas estilo pinball junto a la libertad que se le proporciona al jugador a la hora de moverse por los escenarios y de completar los retos en el orden que prefiera son sin duda el punto fuerte de Yoku's Island Express. Se trata de una fórmula muy original que mezcla un ritmo muy relajado con la necesidad de ser muy precisos y, de vez en cuando, de estrujarnos un poco el cerebro.

Según avanzas tendrás que recolectar frutas para desbloquear funcionalidades como el viaje rápido o para descongelar algunos bumpers que te permitirán llegar más lejos y explorar zonas más apartadas. También puedes obtener distintas mejoras mediante las frutas: algunas son sólo estéticas, tales como cambiar el color de la bola, pero otras son necesarias para seguir progresando, como aumentar tu cartera de frutas, conseguir una aspiradora capaz de atrapar insectos explosivos o una cola de pez que te permitirá desplazarte por debajo del agua.

Yoku's Island Express nunca es demasiado estricto y es fácil seguir la pista de lo que tienes que hacer o a donde tienes que ir. Solo pulsando un botón podrás ver un mapa en el que se marca claramente cada uno de los objetivos que tienes que cumplir, y también ayuda que haya muchos puntos de guardado. Es un juego que te incita a tomar riesgos y, además, es muy instintivo: casi nunca tuvimos dudas sobre lo que teníamos que hacer o sobre cómo teníamos que hacerlo, pero sí que hubo algún que otro momento en el que tuvimos que emplearnos al máximo para superar los retos. Sin embargo, nunca vimos que se recurriera a trucos baratos para aumentar la dificultad de los puzles.

También hay que decir que, a pesar de todos estos aspectos positivos, nos ha costado en algunos momentos mantener la motivación. Puedes descubrir partes de la historia mientras juegas, así como diversos detalles sobre la isla y sus habitantes, pero falta un poco de narrativa. Además, casi todos los personajes no jugadores te piden que les ayudes sin darte muchos incentivos, lo cual era a veces un poco molesto, porque al fin y al cabo solo somos los carteros. No encontramos suficientes motivos para crear un vínculo estrecho entre nuestro personaje y la isla o sus habitantes, y la única razón que encontramos para completar los retos es la de ser agradable y educado con los vecinos. A lo mejor somos un poco quisquillosos, pero creemos que si se nos ofreciera alguna recompensa o si los personajes fueran más empáticos con nosotros sería más fácil que nos implicáramos en la historia.

También nos hemos dado cuenta de que el modo de juego se vuelve un poco repetitivo según avanza la partida. La mecánica de pinball está bien, pero después de jugar un rato la falta de diversidad y la precisión absoluta que se necesita en cada tiro hacen que se vuelva todo un poco cargante. Hay momentos en los que tienes que repetir muchas veces el mismo tiro y otros en los que tienes que volver a un lugar en el que ya estuviste y volver a superar el mismo reto para completar un nuevo objetivo.

Con todo, ninguno de los defectos que hemos encontrado en Yoku's Island Express son suficientes para que no te lo recomendemos. Con esta aventura de Villa Gorilla la diversión está asegurada para todo aquel que lo pruebe. Es agradable y ameno, pero a la vez tiene partes en las que tendrás que demostrar tus habilidades que consiguen darle un toque muy interesante. Aunque puede parecer un juego dirigido a los más jóvenes, te recomendamos que si eres adulto no te dejes llevar por los gráficos de dibujos animados, porque se trata de un título lleno de cosas por descubrir.

Yoku's Island Express
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Gráficos preciosos, banda sonora muy agradable, mecánica de navegación adictiva, argumento original y entretenido.
-
La motivación se pierde un poco según avanza la partida, puede resultar un poco repetitivo, los gráficos pueden ser demasiado monos para algunos jugadores.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Yoku's Island ExpressScore

Yoku's Island Express

ANÁLISIS. Autor: Jon Newcombe

Nos hemos lanzado (rodando y rebotando) a la fascinante aventura isleña que nos propone Villa Gorilla.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.