Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19Google StadiaGuía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingRDR2 PCFIFA 20
Español
Portada
análisis
Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Análisis de Yooka-Laylee and the Impossible Lair

El dúo dinámico del camaleón y el murciélago vuelven con otra aventura noventera pero más de primeros de década: dejando las plataformas 3D en busca de la diversión lateral.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Aunque parece que fue ayer, Yooka y Laylee debutaron en nuestras pantallas pegando saltos hace ya dos años, como el trabajo debut de un estudio británico Playtonic que quería satisfacer la evidente demanda de los fans que disfrutaron en su día los juegos de plataformas de los años 90. De hecho, el equipo se formó básicamente con exmiembros de Rareware, y por eso no sorprendió que aquel juego fuera un sucesor espiritual de Banjo-Kazooie. Y puestos en antecedentes, tampoco sorprende que el juego que llega ahora, Yooka-Laylee and the Impossible Lair, sea un homenaje aún más retro a Donkey Kong Country y otros clásicos anteriores de desarrollo lateral, dejando los mundos 3D para probar otro estilo que encanta a los nostálgicos.

Estamos ante una aventura de plataformas 2D y cámara de perfil, en comparación con la exploración libre del primer juego. Bueno, fundamentalmente, porque cuando sales de los niveles (capítulos) en sí y toca explorar el mapa, la perspectiva cambia a una cámara cenital para poder encontrar y resolver los distintos desafíos y secretos que también esconde el propio mapa de mundo.

Aunque el estilo de juego sea bien distinto, todo lo referente a estética y carácter se mantiene en la misma línea. Sigue habiendo personajes que se comunican únicamente mediante distintos tonos del mismo ruido, sigues recorriendo escenarios repletos de color e incluso gran parte del reparto repite desde la primera entrega. De hecho, quitando el cambio de perspectiva, podríamos decir que parece lo que Majora's Mask hizo a Ocarina of Time: una nueva interpretación del mismo mundo ya establecido.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair
Yooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible Lair

La premisa vuelve a ser que B Mayúscula (Capital B) la está liando otra vez, en esta ocasion creando un nivel endiabladamente complicado que se llama La Guarida Imposible (Impossible Lair), una pantalla muy, muy difícil y repleta de peligros y enemigos. Como gancho, la verdad es que puedes intentar pasártela desde el principio del juego, pero siendo realistas es fiel a su nombre y no lo conseguirás sin la ayuda de la Reina abeja Phoebee y su Ejército Real (Royal Beetallion, para no dejar los juegos de palabras). Entre otras cosas, te consiguen armadura para poder sobrevivir a La Guarida.

Tu misión es, entonces, atravesar los distintos capítulos e ir reclutando a los miembros del Batallón Real, quienes a su vez van subiendo tus posibilidades de supervivencia en el nivel imposible. Es una buena idea para mantener el interés y la tentación de los jugadores, pero no nos termina de convencer que el último nivel sea simplemente una sucesión de retos ridículos a los que te tienes que someter para poder recibir más golpes. Nos dio la sensación de que nos estábamos limitando a reunir suficiente vida como para soportar la dificultad obscena, en lugar de estar superando un obstáculo gratificante.

Estos capítulos aparecen repartidos por el mapa de mundo y al final de cada nivel espera un miembro del ejército real. Puedes correr y pasártelos a toda prisa si lo prefieres (Playtonic nos dijo en el E3 que están diseñados pensando en los speedrunners), pero si quieres encontrar las cinco monedas escondidas en cada pantalla mejor será que te tomes tu tiempo para explorar. Con ellas podrás pagar a la Serpiente Trowzer, que te abre otras puertas en el mundo, como hacía el Oso Moneybags en Spyro.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair
Yooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible Lair

Los gráficos están pintados en 3D y los niveles son de desarrollo 2D en esencia, pero también podríamos acuñar aquél término de 2,5D (dos dimensiones y media) introducido en los 90 porque hay posibilidad de recorrer el eje Z en profundidad para entrar en las puertas del fondo. Pero, insistimos: aquí te mueves casi todo el rato en dos dimensiones con un método de control básico que nos parece una mezcla entre Mario y Sonic: rodar, saltar sobre las cabezas de los enemigos, llevar objetos en la boca y de vez en cuando usar elementos del escenario, como por ejemplo las tirolinas.

La combinación de mecánicas está bastante bien y resulta fácil de aprender pero difícil de dominar. Rodando y aprovechando los saltos extra después de las volteretas también deja una gran sensación de impulso que nos recuerda a los Donkey Kong Country de Retro Studios: es ideal para speedrunners pero puede meter en algún lío a los que vayan rodando a lo loco en una sección repleta de enemigos. Además, al recibir un primer golpe Laylee se desprende y se queda por ahí un rato. Si la rescatas a tiempo recuperarás ese toque adicional, pero si sale volando estarás a toque el resto del nivel.

El mundo general, en cambio, consiste mucho más en puzles. Hay que averiguar cómo superar los obstáculos, mover elementos y aprovechar los distintos arbustos y sus frutos para cambiar el escenario. Las frutas rojas pueden prender fuego, por ejemplo, mientras que las azules hacen que otros arbustos crezcan. Poco a poco, el mapa se va transformando y abriendo, descubriendo los misterios que contiene.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair
Yooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible Lair

Una cosa que nos ha gustado es que, cambiando estos elementos del mapa de mundo, como por ejemplo dejando que entre una corriente de agua sobre un capítulo o goteando miel encima de otro, también puedes desbloquear versiones alternativas de los niveles, que a su vez vienen con sus cinco monedas y su abeja final. Estas pantallas se parecen a los niveles expandidos del original, salvo que sus versiones se pueden cambiar una y otra vez para modificar el funcionamiento del nivel. Imaginad paredes pegajosas, un escenario girado verticalmente o una sección en la que el viento sopla muy fuerte.

Aunque parezca mentira, efectivamente estamos hablando del doble de niveles en total, y de que tendrás que jugar más de 10 horas para conseguir un número razonable de abejas para mantenerte con vida. El resto es naturalmente para completistas, y hay muchos extras para ellos. Las Pagies cambian el mundo aún más, existen zonas secretas y también se encuentran señales que te llevan en la dirección de los Tonics escondidos (siempre y cuando pagues con Quills, la moneda del juego que vas acumulando).

Los Tonics alteran la experiencia de varias formas divertidas. Algunos hacen la partida más fácil pero te cuestan una reducción en el total de quills, otros son más como los viejos códigos de trucos (cheat codes) que se usaban antaño, para desbloquear estilos visuales alternativos, efectos como cabezas grandes (sí, todos los juegos 3D lo hacían en los 90) y cosas por el estilo. Son extras muy majos y nostálgicos, algo más para coleccionar para quien quiera hacer el 100%.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair
Yooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible Lair

Yooka-Laylee and the Impossible Lair es un juego de plataformas y, como la mayoría, ofrece diversión para toda la familia. Sin embargo, antes de terminar tenemos que advertir que en ocasiones se pone brutalmente difícil, sobre todo para quien quiera conseguir todos los quills y monedas de los niveles. Y esto sin mencionar la propia Impossible Lair, que es la guinda del pastel desafiante. Lo que no está mal es que no tienes que volver a recorrer demasiado los niveles para dar con las monedas, y que el ritmo en el que se desbloquean nuevas áreas en el mapa de mundo resulta satisfactorio.

También tenemos que decir que hemos jugado en Nintendo Switch, donde es el juego ideal para echar ratos en el sofá y luego unos niveles en portátil en cualquier lugar. Dicho esto, los tiempos de carga son un rollo, sobre todo al cargar partida al principio, algo que deberían recortar.

En definitiva, se trata de una notable continuación del viaje de Yooka y Laylee, y en realidad no parece un spinoff. Lo que parece es un plataformas 2D hecho y derecho que acompaña y complementa perfectamente al plataformas 3D original. Tiene la misma personalidad y la misma gran variedad. No te acerques mucho a la Impossible Lair hasta que seas lo bastante fuerte, pues es el elemento más flojo de un juego por lo demás encantador.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Yooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible LairYooka-Laylee and the Impossible Lair
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Fácil de controlar, complicado de dominar. Variedad y diversión en el mapa de mundo y en los capítulos. Cada capítulo se puede cambiar. Un paraíso para completistas.
-
El concepto de La Guarida Imposible no es tan divertido. Largos tiempos de carga.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Yooka-Laylee and the Impossible LairScore

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

ANÁLISIS. Autor: Sam Bishop

El dúo dinámico del camaleón y el murciélago vuelven con otra aventura noventera pero más de primeros de década: dejando las plataformas 3D en busca de la diversión lateral.



Cargando más contenido