Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Zombie Army 4: Dead War

Análisis de Zombie Army 4: Dead War

Rebellion pone el punto de mira otra vez en su serie de acción cooperativa contra el ejército de Hitler zombi.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Cualquier diría que hay un solo hueso original en el esqueleto de Zombie Army 4: Dead War. Será por shooters ambientados en la Segunda Guerra Mundial; o por juegos de zombis e infectados; y qué decir de los shooters cooperativos de supervivencia frente a hordas y oleadas. Pero que todos estos aspectos están muy trillados no ha impedido a Rebellion conseguir como resultado de su trabajo un juego muy divertido y con mucho gancho.

El tema tiene más peso que la propia trama, que no es más que el mínimo contexto necesario para conectar una posición con el objetivo que hay un poco más alante. Puedes saltar todas las escenas de vídeo y pasar de los diálogos, que te lo vas a poder seguir pasando bien aplastando cráneos de estos muertos vivientes nazis. La mayoría de las veces solo te dicen por dónde tienes que ir, para que te olvides de pensar en mapas y te centres en acabar con todo lo que se ponga delante. Sí que hay algunas alternativas, como la defensa de algunos lugares o las misiones de recolección, pero Dead War no es una aventura narrativa.

Y es magnífico que se haya concebido así porque aquí no va ni del vínculo entre los camaradas combatientes, ni de la historia de venganza de nosequién. El shooter de Rebellion trata de peleas multitudinarias contra enemigos inagotables, armas salvajes y las barbaridades que provocan detalladas con la cámara de rayos X. Las nueve misiones que trae el juego base te llevan de tour por la Europa de los años 40, ya sea a los puentes de Venecia, a un zoo croata o las calles repletas de lava del Vesubio.

Zombie Army 4: Dead WarZombie Army 4: Dead War

Ese cambio de escenario constante te permite conocer un reparto creciente de no muertos horripilantes. Que haya enemigos distintos entrando en escena cada dos por tres es toda una alegría. Del zombi pelao y mondao pasamos rápidamente a los creepers que rondan por el suelo o los Metal Giants, con sus cascos de metal a prueba de balas. Hasta hemos visto tiburones, tiburones zombi. Una variedad rica que obliga a cambiar de estrategia y táctica cada dos por tres. Y tampoco vale con mantenerles a raya alejados porque también hay algunos con armas de alcance.

Las misiones son muy lineales, pero los niveles son suficientemente amplios como para esconder algunos coleccionables más allá del paso principal y obligarte a buscar un poco, pues hay algunos que merecen mucho la pena. Son mejoras para armas o modificaciones, que comparten escondites con otro tipo de tesoros más cotidianos. No es solo que estén bien pensados, es que los escenarios tiene muy buena pinta y llaman la atención en un título que es humilde visualmente, sobre todo porque son capaces de aportar al conjunto desde su diseño.

Entre los favoritos están las armas. Sabiendo que esta serie nace a partir de una costilla de Sniper Elite y que se aprovecha de su cámara de muerte, no sorprende nada que la primaria sea un rifle. Pero después está en tu mano meter una complementaria más una pistola. Todas y cada una se dejan llevar por partes intercambiables y mejoras de esas típicas como más daño o más capacidad de carga. Aunque nosotros preferimos las modificaciones explosivas o de carga eléctrica, que le ponen más pimienta. Por último están las armas pesadas y los explosivos específicos de algunas misiones con las que poner algo de táctica a la defensa frente a las hordas.

Zombie Army 4: Dead War

Rebellin ha ido aumentando el número de trucos y técnicas con las que dar sentido a sus shooters y Zombie Army 4: Dead War es su culminación. La temática informal ha permitido abrir una vía de humor que le ha sentado muy bien, opuesto a lo sobrio del combate con Karl Fairburne en Sniper Elite.

Hablando del viejo Karl, es uno de los cuatro personajes disponibles de inicio. Al francotirador se le han unido Boris y un par de recién invitados, Jun y Shola. Todo ellos tienen su propio árbol de habilidades por el que ir progresando con ventajas pasivas, aunque el sistema de progresión no tiene demasiada importancia. Pero como si influye algo, hasta se puede alterar sobre la marcha si con ello se saca alguna ventaja.

Cuando no están camino de Roma, que es el destino del modo historia, nuestros héroes se pueden entretener con el modo Horda. Se celebra en otros mapas diseñados en exclusiva para él que se van expandiendo con más y más zonas. Cada oleada trae a escena enemigos nuevos, más poderosos, para ir subiendo la dificultad. Como todo lo anterior, no es que sea innovador en aspecto alguno, pero está hecho de tal forma que sí logra ser divertido y, además, invita a coger el mando de vez en cuando, sobre todo una vez pasada la pantalla de créditos.

Aunque estemos ante la evolución de un concepto conocido, Zombie Army 4 es un juego de calidad con buenos valores de producción. Con una mira bien afinada y unos movimientos ajustados, los combates son más disfrutables, y las armas de fantasía le dan un plus del que carecen otros títulos. En frente, una variedad de enemigos para evitar la monotonía y escenarios bien hechos. Todo esto, mucho mejor con su cooperativo con otros tres amigos más.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Zombie Army 4: Dead WarZombie Army 4: Dead War
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Divertido y agradable de jugar. Gran variedad de enemigos. Las modificaciones de armas. El modo Horda.
-
La historia del modo campaña es tan insustancial como se espera.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Zombie Army 4: Dead WarScore

Zombie Army 4: Dead War

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

Rebellion pone el punto de mira otra vez en su serie de acción cooperativa contra el ejército de Hitler zombi.



Cargando más contenido