Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
avances
Zombie Army 4: Dead War

Zombie Army 4: Dead War - impresiones

Y si en vez de matar nazis, matamos nazis que ya estaban muertos y ha revivido.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Rebellion está preparando un 2020 potente, especialmente para los amantes de los shooters, pues volverán sus dos franquicias más potentes. A un Sniper Elite 5 aún lejano hay que añadir Zombie Army 4: Dead War, en el que han estado trabajando en secreto para tenerlo jugable en el momento de la presentación. Y nosotros hemos tenido la ocasión de probar esta guerra contra nazis-zombis. Con todo el ruido de los triple-A del E3 ha pasado desapercibido pero, ¿sabéis qué? Lo pasamos en grande catándolo.

En la detallada sala de juegos montada por la compañía británica, lo primero que nos preguntaron fue si queríamos jugar solos o en pareja, con un miembro del equipo al lado. No dudamos en aceptar la invitación, pues este tipo de festín de balas siempre es mejor en compañía. Lo siguiente fue definir al personaje y su equipamiento. Skins, emotes, bromas y rasgos de personalidad son las alternativas a escoger.

Las armas están repartidas en cuatro categorías y hay que completarlas todas: primaria, secundaria, pistola y cuerpo a cuerpo. Escogimos un GeWehr 43 (sobre un Mosin-Nagant M91/30 o un M1 Garand) y una escopeta M30 Drilling en lugar del fusil Thompson y el MP44. La M1911 fue nuestra arma corta de inicio y para las distancias cortas, la habilidad puño eléctrico, que nos sonaba mejor que lanzamiento de hacha incendiario o corte de machete. Todas y cada una se pueden mejorar con kits del tipo más balas, miras o modificaciones eléctricas, que se van consiguiendo a medida que suben los niveles.

Zombie Army 4: Dead War

Para seguir con la personalización de la partida, nos sumergimos en el mundo de las ventajas y los añadidos. En ombi Army 4: Dead War tienes que ir eligiendo los componentes que definan tu estilo de juego. En esta ocasión solo teníamos dos huecos y tres opciones: más residencia, segunda oportunidad y endurecimiento. Nos quedamos con las dos últimas, que son la opción de recuperarnos si abatimos a un enemigo a punto de palmar y defensa en el cuerpo a cuerpo. De nuevo, cada uno de estos elementos sube de nivel por su cuenta, aunque en este caso se consigue superando retos y no acumulando experiencia.

Cuando por fin acabamos con los preparativos para la batalla nos dirigimos a una misión del modo campaña titulada 'Dead ahead', un nombre muy apropiado. Como también lo era el rasgo de Jun, el personaje escogido de los cuatro disponibles en la demo (Shola, Boris y Karl eran los otros). Esta agregada de la diplomacia china en Moscú durante la Segunda Guerra Mundial se unió a la lucha contra el ejército zombi de Hitler después del Plan Z. Cada personaje va a tener sus propios rasgos personales y una historia en la que apoyar su existencia, pero no sabemos si estarán bien conectadas al gameplay o será una mínima descripción.

La partida comenzó en una zona segura que sirve de lugar de aprovisionamiento de munición, de granadas y de algunos kits. Allí estaba Edie, que por algún motivo ha sido capaz de montar una tienda en medio de un apocalipsis zombi. También estaba a nuestra disposición un banco de construcción en el que probamos a mejorar la escopeta con un pequeño regalo que nos hizo el tendero: un cañón de fuego.

Nada más salir al campo de batalla nos asaltó una horda de soldados. Las calles estrechas y oscuras obligaban a avanzar bien pegados y a hacer uso de la escopeta y de los puños, pues era común que se acercaran demasiado. El objetivo, nos dijeron, era llegar a un tren que estaba esperándonos en el andén tres, pero antes había que poner en marcha todo el sistema a mano y eso es lo que hicimos.

Zombie Army 4: Dead War

El sistema de control es bastante habitual para un juego de acción en primera persona, con los gatillos para apuntar y abrir fuego, con la novedad de que recurre al stick derecho para el ataque cuerpo a cuerpo. Es bastante intenso en el uso de botones por todas las habilidades de combate y especiales, modificaciones y cambios de arma que permite. La influencia de Sniper Elite es clara, sobre todo en el momento de asestar un tiro perfecto, pues arranca su particular cámara de muerte que permite comprobar a velocidad ralentizada todo el daño causado en el interior del organismo enemigo.

Los entornos también influyen en la partida de forma directa. Pudimos comprobarlo con un avión estrellado, que todavía se podía convertir en una bomba disparando en el punto adecuado de su fuselaje. Lo reventamos, claro está, pero fue demasiado tarde y solo se llevó por delante a un desgraciado, y fue justamente nuestro compañero (ups, perdón).

Zombis vimos muchos y lo que más nos gustó es que eran bastante variados. Un buen puñado de tipos normales, algunos con armadura que se ponen peleones, otros lentos pero muy dañinos, suicidas con una bomba pegada al cuerpo que no hay que dejar que se acerquen y uno más vivo con un lanzallamas gigantesco. Por desgracias no pudimos enfrentarnos a él, pues parecía algún tipo de jefe intermedio y la prueba concluyó justo con su presentación en vídeo.

De lo que hemos podido ver, Zombie Army 4 parece un juego prometedor. Viene con su cooperativo, que es siempre un plus, con enemigos variados, un mundo oscuro pero divertido y muchas opciones de personalización y de elección para ir probando. Desde luego que tenemos que jugar más para saber cuándo puede dar de sí, pero para habérselo sacado de la manga a última hora, Rebellion nos ha sorprendido.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Zombie Army 4: Dead WarZombie Army 4: Dead WarZombie Army 4: Dead War

loading next content