Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
análisis de hardware

Análisis del Fanatec Podium DD2 / DD1 Wheel Base

El mundo del sim racing se adentra en los volantes de transmisión directa y queremos saber cómo funcionan.

Análisis del Fanatec Podium DD2 / DD1 Wheel Base

Fanatec es la compañía que lidera el segmento de los volantes y kits de conducción para simulación y videojuegos desde hace tiempo, pero hasta ahora, el fabricante alemán no se había atrevido con un modelo de transmisión directa. Tras un largo desarrollo, estrenó su gama Podium con dos modelos, DD1 y DD2, para que los europeos por fin tuvieran estas piezas de simRacing de máximo nivel a su alcance. Tras un tiempo usándolo, aquí van nuestras conclusiones.

Primero, un poco de orientación.El 95% de de los volantes que has visto o utilizado están basados en transmisión de cadena o de correa. Es decir, un pequeño motor eléctrico acciona una polea, un sistema que consigue una sensación más impactante que la que suele sacarse de unos motores generalmente microscópicos. Este es el formato que presentan los modelos de Mad Catz, Thrustmaster, Logitech y similares. Después están los de transmisión directa (Direct Drive o DD en inglés), en los que la columna de dirección está conectada directamente al eje motor. Implica que el propio motor debe ser más potente que un volante con correas y, como jugador, que vas a poder disfrutar de una conducción mucho más precisa y, por tanto, más cercana a la de un coche real.

El Podium DD2, que es el que hemos testeado, es el modelo top de Fanatec, mientras que el DD1 comparte la misma base, chasis y tecnología, pero desarrolla menos potencia. Para tener una impresión más ajustada, hemos ido intercambiándolo con un volante Accuforce Pro V2 y un Simucube 2 Pro en nuestra habitáculo equipado con pedales Clubsport Elite. Y los hemos puesto a funcionar con Assetto Corsa, Assetto Corsa Competizione y Dirt Rally 2.0.

Lo primero que se te cruza por la cabeza al sacar de la caja estos tres modelos que compiten entre sí es la superioridad de la presentación del de Fanatec, que exclama calidad desde el diseño exterior. Se podría decir que son el equivalente a Apple en eso de los volantes sin-racing, y no solo por la calidad, también porque su ecosistema hace que todo el jaleo que hay que montar para tener un equipamiento completo sea más manejable. El DD2 es una pieza negra de acero, aluminio y fibra de carbono bien construida y con bastante estilo. Y pesa muchísimo. Tanto el Accuforce como el Simucube como el Accuforce son más toscos, con menos diseño.

Análisis del Fanatec Podium DD2 / DD1 Wheel Base

A la hora de la instalación, este modelo también sale vencedor. Es más fácil de manejar gracias a que el resto de aparatos (pedales, caja de cambio y freno de mano) se pueden conectar directamente al volante y, después, gestionarlos todos al unísono con el software Fanalab, que es fabuloso en sí mismo. Es tan sencillo que los principiantes que tengan miedo pueden afrontar el proceso. La base se puede atornillar por debajo o por los lados, en función del chasis o la cabina a la que se ensamble, y en el caso de nuestro Next Level Racing, lo sujetamos fácilmente con cuatro tornillos M6 para después pasar a conectar todos los cables. El último paso es la actualización de software, que se demora unos diez minutos, y listo. Un proceso que no tiene nada que ver si se escogen algunos de los otros dos modelos, pues la instalación se alarga.

Para empezar, el Podium DD2 es tan potente que ponerlo al 100% es absurdo ya que no hay forma de domarlo. En las antípodas, hemos estado jugando con él al 20-30%, y aún así ofrece una resistencia dura que bien se parece a la de conducir cualquier coche de carreras. Se suele decir que un coche moderno de GT3, por ejemplo, ejerce unos seis newton metros torsión al volante (y también a tus puños); pues este modelo puede alcanzar los 25 newton metros., así que te hace sentir como si cogieras de la mandíbula a un cocodrilo (o parecido). También sorprende desde los primeros compases su sensibilidad, porque va súper suave. La fuerza de la inercia está perfectamente acompasada y eso se aprecia sobre todo en títulos como Dirt Rally 2.0 al pasar por superficies de gravilla. Una sensación que te obliga a sacar lo mejor de ti como piloto.

Se nota que Fanatec se ha esforzado en crear un motor específico para el DD1 y el DD2, en vez de coger un modelo de la industria y adaptarlo como es el Accuforce. Te deja sentir cada una de las marchas y es algo que no se puede decir de los otros dos, aunque con el de Simucube sí hay circunstancias en las que supera a este en sensibilidad.

Hay que aplaudir y mucho uno de las soluciones aplicadas por el fabricante alemán en sus modelos modelos, que es el sistema de encaje y desencaje rápido. Puedes montar toda la instalación sin necesidad de cables ni complicaciones. Además, el Podium HUB viene con los mismos agujeros y pasadores que cualquier volante del mercado, así que puedes acoplar un Sparco o un Momo en su lugar, que también lo probamos.

Puede que no se aprecie en las fotos porque está apagada, pero en una de las aristas lleva una pantallita OLED de 2,7 pulgadas que sirve para ajustar parámetros como el force feedback, la sensibilidad o los ABS sin tener que meterse en Fanalab. No podemos dejar de insistir en que su software de acompañamiento es muy bueno, sobre todo para quienes piensen montar todo el sistema en PS4 y no en PC. Ofrece muchísimas funciones y posibilidades, pero están ordenadas con lógica para no perderse.

Este entorno es la guinda a la enorme calidad que atesora el DD2, y con todo el ecosistema consiguen que esta primera incursión de Fanatec en los volantes de transmisión directa haya sido un éxito. Para nosotros está por delante de Accuforce Pro V2 y Simucube 2 Pro, y aunque los 1.500 dólares que cuesta son mucho dinero, vale cada céntimo.

Análisis del Fanatec Podium DD2 / DD1 Wheel Base
10 Gamereactor España
10 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido