Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Cuphead

Análisis de Cuphead para Nintendo Switch

Qué narices, sí que hay que hacer tratos con el Diablo. Ahora, en cualquier lugar.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Ha pasado un año y medio desde el estreno de Cuphead en Xbox One y PC y el trabajo de Studio MDHR sigue siendo una auténtica maravilla del género. No ha perdido ni un ápice de su valor, y estas nuevas partidas nos han confirmado que es un clásico atemporal. La nueva adaptación a Nintendo Switch sirve principalmente para convertirlo en juego portátil y para acercarlo a una audiencia -el público nintendero- con la que casa muy bien. Vale, pero también, junto a la nueva localización al castellano, es un nuevo reclamo para que espabilen todos los que aún no han hecho el pacto con el Diablo: sea en la plataforma que sea, cualquier fan de los videojuegos de siempre tiene que jugar a Cuphead.

Por todo esto, tengo poco que añadir al profundo y detallado análisis de Cuphead que publicamos entonces en Gamereactor, firmado por mi compañero Dóri Halldórsson, sin duda una de las personas en el mundo que más de cerca siguió a los Moldenhauer y su proyecto desde su concepción.

Entonces, lo más importante que querréis saber, son las diferencias en Nintendo Switch. Son pocas, algunas muy relevantes y otras casi inapreciables.

En el terreno audiovisual se aprecian algunos detalles menos en los escenarios y en los efectos, pero nada que estropee el sensacional desfile de dibujos animados que es cada nivel. También los tiempos de carga son algo superiores, sobre todo en algunas pantallas, pero, de nuevo, solo cronómetro en mano lo puedes notar. De hecho, las cargas son muy parecidas a las de Xbox One, y lo importante es que, cuando mueres (o cuando recargas el nivel para volver a intentarlo), la vuelta a la acción es prácticamente instantánea. Eso es, a fin de cuentas, lo que más veces harás durante tu tiempo con Cuphead.

CupheadCupheadCuphead

La diferencia más relevante es, por supuesto, el juego en modo portátil. Como Cuphead es un juego muy, muy difícil, lo primero que notarás es que hacen falta un par de minutos de adaptación cuando pasas de TV a portátil o viceversa, pues los tamaños de pantalla y las distancias visuales cambian considerablemente. Parece una tontería, pero es de lo más normal fallar un par de saltos o paradas nada más hacer el cambio, hasta que te acostumbras. Así es en otros juegos difíciles de Switch.

En el modo portátil (o si no tienes un Mando Pro) también cambian los botones y los sticks. Por supuesto que es una gozada jugar a Cuphead en cualquier lugar, pero también hay que señalar que, de nuevo, al ser un juego muy difícil, los miniaturizados Joy-Con te pueden complicar un poco más. Los botones son más pequeños, los L y R no son tan cómodos y los sticks no tienen el mejor tacto/recorrido. Ya te habrá pasado: si sujetas el peso de tu Switch un par de horas, tus muñecas acaban cansadas, y si tienes que hacer combos complicados, pues al final cuesta más. Imagina que disparas aporreando Y en lugar de dejarlo pulsado (así pega más), y que tienes que hacerte pequeño o esquivar con X, saltar y parar con B, cambiar de arma con L y, sin perder ni una milésima de segundo, tirar el arte especial con A. Nosotros hemos llegado a hacer lo último con el índice sin soltar los demás (prueba a poner las manos y verás qué locura), para que te hagas una idea.

Pero, claro, jugar en portátil le añade ese toque Game Boy que a la larga te involucra mucho más con cada nivel, te permite reintentarlo en cualquier sitio y, a fin de cuentas, te hace más cabezón en tu empeño. No recordamos echarle tanto tiempo, ni tantos reintentos, en la pantalla grande, y esto le va como un guante a un juego como Cuphead.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Por último respecto a las novedades, hay que hacer una mención a esa excelente traducción a español, que también llega en parche de actualización a Xbox One y PC. Por el humor irónico y redicho del juego, con personajes tan coloridos como retorcidos e interesados, es una gozada que los responsables del juego hayan decidido adaptarlo en condiciones a castellano y a otros tantos idiomas. Hay hilarantes juegos de palabras, rimas tan buenas como en el original y, en general, un nuevo valor de producción que completa el juego como lo merecía desde un principio (de hecho, la falta de español fue de las poquitas pegas que le pusimos al original).

Cuphead es un juego que coge la vieja escuela y la interpreta como nadie. Son gráficos que se ven como dibujos animados de los años 30, pero con unas animaciones, una precisión y una fluidez en la puesta en escena que muy pocos juegos 2D consiguen hoy en día. Es un juego dificilísimo, pero no de los injustos, sino de los que tienen el control más fino que puedes pedir en estos tiempos, pero que te exige máxima habilidad y que no pierdas la atención ni medio segundo, para que veas cómo mejoras a cada intento. Es el jazz más clásico, pero orquestado y seleccionado con mimo para cada nivel, y luego reproducido junto a unos efectos sonoros muy acertados para que parezca que todo sigue el mismo ritmo en comunión. Es una sucesión tradicional de plataformas y jefes finales por patrones, pero en la que tendrás que usar la estrategia con las armas y habilidades, la improvisación y la destreza para llegar hasta el Diablo. Cuphead es una joya de los videojuegos que ahora puede ir contigo y hablarte en tu idioma.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Ver comentarios
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Sigue siendo uno de los mejores del género. La mejor ejecución de la vieja escuela. Estrena una traducción a español desternillante. Ahora se puede jugar en cualquier lugar.
-
A dobles sigue siendo un poco lío. No todos los niveles están al mismo... nivel. Con los Joy-Con es algo más ortopédico.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

loading next content