Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Diablo III: Reaper of Souls

Análisis de Diablo III: Reaper of Souls

Blizzard hace borrón y cuenta nueva en base a las peticiones de los fans. Nos pasamos la nueva cruzada para emitir un veredicto...

Reaper of Souls es lo mejor que le podría haber pasado a Diablo III. De hecho, es lo que este juego necesitaba, tocado de muerte tras una serie de absurdas decisiones que llevaron a una de las joyas de Blizzard a convertirse en un mercadillo donde la gente comerciaba con objetos, en vez de ser un juego con el que machacar oleadas de enemigos y divertirse un rato. Conseguir el objeto que querías en Diablo III significaba tirarte horas haciendo los dos o tres mismos puntos del juego y, luego, tener algo de suerte en la casa de subastas para comprarlo. O eso, o pagabas con dinero de verdad.

Con esta primera expansión (y sí, digo primera porque seguro que acabaremos viendo una segunda... como poco, aunque uno de los diseñadores todavía no quisiera reconocerlo) Blizzard consigue 'arreglar' lo que estaba roto con una serie de novedades enfocadas a hacer más divertido el juego. Sigue habiendo detalles que no son perfectos, cosas que se han cambiado destinadas a eliminar el dilema de la decisión a la hora de crear un jugador, pero ahora tenemos una experiencia mucho más satisfactoria y que da sensación de avance una vez que el máximo nivel y la máxima dificultad han sido batidas.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Reaper of Souls hace a Diablo III un juego mucho más adaptable. No sólo tenemos la flexibilidad de los poderes que se pueden elegir, sino que ahora seremos capaces de afectar otras estadísticas del personaje que estemos jugando, a fin de crear una enorme variedad de alternativas. Podemos jugar como nos lo propongamos y Reaper of Souls proporciona suficientes herramientas y de forma tan sencilla, que alienta a la experimentación y a contemplar otras formas de jugar. Se pierde el encanto de subir un personaje, eso sí, y de tener que decidir la especialización, pero también es cierto que eso también viene determinado por el equipo.

Y es que, además de los números inherentes al personaje, el equipo sigue siendo la salsa y la base de los personajes de Diablo. Una mejor arma es fundamental para hacer daño, al igual que una poderosa armadura, un anillo efectivo o incluso perseguir ese set de piezas que da un bonus tan jugoso cuando se visten todas juntas. Con Reaper of Souls se vuelve a la caza del objeto deseado, no al rastreo de ofertas en la Casa de Subastas para poder financiarlo. El juego vuelve a convertirse en medio y fin y el Modo Aventura refuerza las recompensas, a la par que el nuevo nivel de dificultad y el sistema nuevo de saqueo permite que a medida que vayamos jugando, el equipo que encontremos sea mucho más adecuado para nuestro personaje. Se acabó el ser un Bárbaro y que toquen espadones serrados a dos manos con bonus en inteligencia.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Así pues, la novedad más jugosa de Reaper of Souls no es una nueva clase de personaje, que la tiene, y muy divertida; un nuevo acto en el que la ambientación opresiva y la banda sonora oscura y tenebrosa vuelven a ocupar la primera plana, devolviendo a Diablo a sus orígenes góticos de la catedral de Tristan; tampoco es la nueva limitación del nivel y los nuevos y modificados poderes; ni tan siquiera el nuevo modo de juego y la dificultad aumentada, para los más dedicados jugadores. No, la principal novedad de Reaper of Souls es haber sanado a Diablo III, convirtiéndole en el juego que debería haber sido en el primer momento.

Y así obtenemos el único pero de esta expansión. Que Blizzard se ha centrado en arreglar lo que estaba mal y da la sensación de haber dejado un poco de lado introducir novedades. Todos los jugadores, compren la expansión o no, se beneficiarán de los cambios de jugabilidad más importantes, pero los que desembolsen su dinero podrán ver que no hay tanto contenido nuevo. Se echa de menos al menos una clase de personaje más o un Acto V algo más largo, un límite de nivel un poco más alto y algo que sorprenda, como lo hicieron las runas en Diablo II, ya que la transfiguración sabe a poco (aparte de que ya se vio en World of Warcraft).

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Por mi parte, borrón y cuenta nueva. Diablo ha vuelto con más fuerza que nunca y vuelve a ser un juego divertido, variado y con una ambientación única. Habrá que ver si el paso del tiempo lo trata bien y si dentro de tres meses la gente sigue jugando, al igual que siguen jugando a Diablo II: Lord of Destruction, casi quince años después.

Diablo III: Reaper of SoulsDiablo III: Reaper of Souls
Diablo III: Reaper of SoulsDiablo III: Reaper of SoulsDiablo III: Reaper of Souls
Ver comentarios
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Por fin se tiene la sensación de estar ante un Diablo. El Cruzado es un gran fichaje.
-
No tiene tantas novedades como debería, por culpa de su espíritu enmendador.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Cargando más contenido