Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
noticias

El creador de Prince of Persia emociona en Gamelab

Jordan Mechner ofrece la parte más íntima de su etapa como desarrollador en los años ochenta.

Gamelab también es un lugar para los momentos tiernos. El año pasado, sin ir más lejos, pudimos ver cómo Vetusta Morla y Delirium Studios daban el toque más cálido en Gamelab 2014 desgranando la composición musical de Los Ríos de Alice. En la presente edición, ha sido el padre de Prince of Persia el que ha emocionado al respetable.

Su conferencia llevaba el título "The Shadow and the Flame: Facing our Dark Side in Video Games and in Life" (La luz y la llama: enfrentando nuestro lado oscuro en los videojuegos y la vida), un título que claramente apela a la experiencia profesional de Mechner. El creativo no ha tenido pudor, pese a su voz entrecortada, en compartir aquellos que consideraba sus defectos cuando se encontraba desarrollando Karateka, su primer juego lanzado en 1984.

De dar la espalda a los defectos surgió su lado oscuro, y también la chispa que daría lugar a Prince of Persia. Ahora no es solamente su creación más conocida, también se ha convertido en un juego que es casi necesario revisitar. Porque su plataformas de estética árabe, tiene detalles tan interesantes como el hecho que la figura que nace de atravesar el cristal en el juego es una representación de esos mismos miedos de los que hablamos anteriormente. Pero hay mucho más.

El creador de Prince of Persia emociona en Gamelab

Tras lanzar Prince of Persia, Mechner se alejó de los focos en Salamanca. Quiso utilizar ese pequeño gran rincón de España para pensar en qué hacer tras su primer gran éxito. Tenía más dinero del que podía gastar, y también más problemas en la cabeza que nunca. El éxito se convirtió en obstáculo. El creativo tuvo que aprender a lidiar con todo ello tras lanzar Prince of Persia, y el propio juego es una representación de esa superación personal.

El desenlace final con la sombra del juego simboliza la aceptación de los defectos propios por los que tuvo que pasar Mechner en los ochenta. Además, el juego se inspira en Thief of Bagdad (una película de 1924) en la que se debe rescatar a la princesa Anima con el evidente simbolismo que eso traslada al juego. La conferencia de Jordan Mechner ha sido atípica y también necesaria. Parece mentira que, más de quince años después de su salida, Prince of Persia sigue ganando enteros con nuevos datos sobre él. Bravo por Mechner y por un príncipe árabe que, ahora más que nunca, es inmune al paso del tiempo.

Mechner ha pasado por el micro de Gamereactor poco después de su intervención. Pronto encontrarás más detalles sobre su carrera y sobre PoP en portada.

El creador de Prince of Persia emociona en Gamelab


Cargando más contenido