Español
Gamereactor
noticias
Bloodstained: Ritual of the Night

En Bloodstained todo jefe puede morir con una daga sin rozarte

Igarashi impuso una regla a su equipo: el diseñador de un enemigo debía batirlo así delante del resto para demostrar que no es injusto.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Bloodstained: Ritual of the Night es una carta de amor a la serie Castlevania, en la que Koji Igarashi ha estado trabajando durante muchos años junto a su nuevo equipo, ArtPlay, y otros estudios que ha ido subcontratando por el camino. Con sus fallos técnicos, que son muchos y tienen trabajo por delante para parchearlos, es un excelente Igavania que saca mucho partido a los avances tecnológicos de estos años, como os contamos en nuestro análisis. La clave es su diseño y han revelado uno de sus secretos.

En Bloodstained: Ritual of the Night los puntos de inflexión son los jefes. Te encuentras con algunas peleas difíciles, incluso en las primeras horas, pero no son injustas o imposibles y hay una razón muy particular. Igarashi estableció como regla a su equipo: el diseñador de cada criatura debería poder lidiar con ella incluso sin recibir un solo golpe y, además, solo podía usar la daga básica en el combate.

Según el director, de esta forma lograron eliminar del título "ataques injustos de los enemigos" y, al hacerlo "permitimos a los jugadores que piensen qué podrían haber hecho para evitar el game over", ha contado a Gamasutra. Los hace querer plantar cara otra vez al jefe nuevamente usando un método diferente. Y podemos dar fe, porque las muertes contra estos enemigos son de esas que te dejan con la sensación de que puedes lograrlo, aunque vayan 10 seguidas.

HQ
Bloodstained: Ritual of the NightBloodstained: Ritual of the Night

Contenido relacionado



Cargando más contenido