Español
Gamereactor
críticas de cine
Furiosa: de la saga Mad Max

Furiosa: de la saga Mad Max

George Miller da otro golpe de genio. Puede que no esté a la altura de la legendaria Furia en la carretera (Fury Road), pero sigue impresionando en todos los sentidos.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Estoy seguro de que Mad Max: Furia en la carretera será recordada durante décadas. De acuerdo, otros universos cinematográficos se han arraigado más en la conciencia cultural popular colectiva, pero la sorprendente, estruendosa y plenamente concebida epopeya de acción de George Miller destaca en la memoria por ser tan única, tan diferente y tan completamente enamorada de sí misma. Furia en la carretera metió la marcha y pisó el acelerador, sin importarle si entendías la mitología, los personajes o el mundo en general: estaba demasiado ocupada siendo ella misma.

Puede parecer obvio, pero Furia en la carretera es una de mis películas favoritas. Así que probablemente sean los espectadores como yo con los que Miller tiene sus batallas más difíciles. ¿Por qué es necesario ampliar, contextualizar y explicar Furia en la carretera? ¿Por qué necesitamos ver de dónde viene el personaje de Furiosa cuando su arco argumental está tan perfectamente orquestado en Furia en la carretera? ¿Por qué alterar una obra maestra?

Todas estas preguntas son relevantes, pero después de ver Furiosa, se desvanecen en el olvido, porque no importa cuál es la relación de Furiosa con Furia en la carretera o cuál es la verdadera motivación de la película. Lo único que importa es que estamos ante una de las mejores películas del año y que Miller demuestra una vez más que sabe lo que hace. Furiosa es heavy metal y una historia trepidante, es un blockbuster de acción, un drama de personajes y una parodia, todo al mismo tiempo. Y todo funciona. Todo el tiempo.

Publicidad:
Furiosa: de la saga Mad Max

Furiosa cuenta la historia del personaje homónimo de Furiosa, desde el momento en que es secuestrada de niña en un oasis verde aislado en medio del Páramo, que de otro modo sería radiactivo y estéril, y acaba en manos del desquiciado, teatral y siniestro Dementus, interpretado por Chris Hemsworth. A partir de ahí, la película aborda cómo Dementus desafía a Immortan Joe, cómo Furiosa se posiciona como Imperator y cómo finalmente planea escapar de todo, una huida que prepara el escenario para los acontecimientos de Fury Road. Las dos películas están separadas por varias décadas, pero a medida que se desarrollan las escenas, están inextricablemente unidas como una narración cohesiva. Es sutil cuando hace falta y nunca nos da más respuestas de las que necesitamos. La exposición indiferente es ajena a Miller y al guionista Nick Lathouris, y aunque Hemsworth tiene mucho tiempo en pantalla, casi todos los personajes son mudos, y la película, como Furia en la carretera, está más interesada en mostrar el desarrollo de los acontecimientos que en exponer al público a torpes intercambios.

Anya Taylor-Joy llega bastante tarde en la película, hacia la mitad, pero resulta fascinante cada vez que aparece en pantalla. Y aunque solo tiene unas 40 líneas en toda la película, es su lenguaje corporal, la física de la situación y la composición de la escena lo que le da expresividad. Y da en el blanco, siempre. Sin embargo, en última instancia, es Hemsworth quien se lleva gran parte de la atención, y aunque su papel roza la autoparodia de mala manera, está tan seguro de sí mismo como el ligeramente perturbado Dementus, que en este mundo, si no otra cosa, es infinitamente creíble y realista. El resto del elenco ofrece excelentes interpretaciones. Tom Burke está fantástico como el pretoriano Jack, y varios personajes de Furia en la carretera regresan a través de los mismos actores, como el Rictus Erectus de Nathan Jones y el Mecánico Orgánico de Angus Sampson. El mundo de Mad Max es extraño, estrafalario y maravillosamente único, y cada personaje camina constantemente por esa fina línea que separa lo brutal de lo cómico. Por desgracia, el único que falta es Hugh Keays-Byrne como Immortan Joe, que murió en 2020. Su presencia hacía que su versión de Immortan fuera un poco más aterradora, y es una pena que esa esencia no se manifieste de nuevo en Furiosa.

Furiosa: de la saga Mad Max
Publicidad:

Es una historia magnífica que justifica con creces sus casi dos horas y media de duración, que cobra vida gracias a las magníficas interpretaciones del reparto y al ritmo vibrante y enérgico de la increíble banda sonora de Junkie XL. Además, es una de las experiencias visuales más impactantes, imaginativas y completas, a pesar del incremento ligeramente molesto de la animación por ordenador. Es una crítica muy puntillosa, ya que muchos de los decorados siguen teniendo una sensación analógica y táctil, pero algunas escenas tienen una calidad plástica e informatizada, e incluso hay algunas animaciones que parecen decididamente poco realistas y "faltas de peso", si se quiere.

Pero eso es todo, porque Furiosa es un golpe de genio que demuestra el completo dominio de Miller del universo Mad Max, y la creación de acción diversa y emocionante que habla directamente al cerebro y al corazón. Saca lo mejor de sus actores, de su escenografía, de su banda sonora y de su mundo. Y esta película, como repiten los muchos War Boys, debería ser recordada.

09 Gamereactor España
9 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Furiosa: de la saga Mad Max

Furiosa: de la saga Mad Max

CRÍTICA DE PELÍCULA. Autor: Magnus Groth-Andersen

George Miller da otro golpe de genio. Puede que no esté a la altura de la legendaria Furia en la carretera (Fury Road), pero sigue impresionando en todos los sentidos.



Cargando más contenido