Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
artículos

Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento

Renovamos nuestro simulador de Gamereactor España y te contamos toda la aventura porque, seguramente, te encontrarás con desafíos similares.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

La escena del simracing está viviendo un boom sin precedentes desde la pandemia. Con más jugadores, más juegos y más periféricos que nunca, los usuarios disponen de un abanico de opciones inédito y los desarrolladores y fabricantes están encantados de competir en la carrera por un mercado que jamás vieron tan amplio. Como sabéis, en Gamereactor cubrimos el simracing de cerca desde hace mucho, y ya no podemos definir todo esto como un nicho para unos pocos.

Por todos estos motivos, cada vez sois más los interesados en montar una cabina o cockpit de carreras en condiciones en vuestros hogares (bueno, a veces en el garaje, en la buhardilla o en un local porque si no os echan de casa), y este artículo va a dirigido a todos vosotros, estéis interesados en las tres pantallas o no, sin importar el tamaño del proyecto. En él recogemos recomendaciones y cosas a tener en cuenta en base a nuestra experiencia de montaje y ampliación.

Porque si algo os podemos adelantar es que el montaje y ajuste de cualquier simulador, aunque te lo den todo hecho, siempre estará lleno de retos y requerirá de varios ajustes, 'customizaciones' e improvisaciones. ¿Nuestro primer consejo? Que lo aceptes así, que no pienses que será llegar y besar el santo (o sentar el culo) y que disfrutes de todo ese proceso que deja una sensación entre el ensamblaje de muebles de Ikea, el bricolaje de estar por casa y la ingeniería más puntera. Como el que tunea su coche, montar un cockpit al gusto personal e ir actualizándolo con el tiempo debe ofrecerte un placer casi, casi como el de conducir.

¿Nuestro segundo consejo? Que compartas todo ese proceso con amigos, que los invites a casa con unas cerves (pero si bebes varias, no conduzcas, tampoco en virtual) y que les pidas ayuda advirtiéndoles que probablemente invirtáis 2-3 horas sin siquiera encender el PC, y mucho menos echando unas mangas.

Publicidad:

Ahora, antes de empezar, va una advertencia. Todos los ejemplos que vamos a explicar en esta guía-reportaje son para un simulador de tamaño, calidad y precio medios sin plataformas de movimiento. No es un soporte de entrada de esos de tubos ni un anclaje a la mesa (porque tendríamos poco que contar), pero tampoco es el Simulador 6DOF de Gamereactor único en el mundo que nuestro compañero Petter se montó en Suecia. Si queréis saber más de esa historia, podéis leer aquí cómo se hizo y ver en su serie de vídeos Racing Dreams dónde reside su singularidad y complejidad. Pero baste decir que combina una plataforma de tracción con una de movimiento, pedales, palancas, volantes y asiento de gama alta y tres pantallas de 55 pulgadas.

Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
El simulador de coches de Gamereactor España con tres pantallas.

Listado de componentes

Nuestra cabina de Gamereactor España de simracing Lite incluye hoy por hoy:


  • Bases de volante tracción directa Fanatec CSL DD y GT DD Pro

  • Volantes Fanatec ClubSport Steering Wheel Formula Black, Gran Turismo Steering Wheel, ClubSport Wheel Rim GT Forza Motorsport y otros

  • Pedales Fanatec ClubSport Pedals V3 Inverted

  • PC de gaming OMEN 30L Desktop GT13-0020ns (Nvidia RTX 3080, Intel Core i7-107000K, 32 GB RAM DDR4)

  • 3x Monitor AOC Gaming U28G2XU2 28" 4K

  • Soporte Next Level Racing Free Standing Triple Monitor Stand

  • Estructura de cabina Next Level Racing GTElite Racing Simulator Cockpit con asiento

  • Guantes Sparco MECA-3

  • Headset JBL Quantum ONE

Publicidad:

(Gran parte de estos componentes han sido cedidos por sus respectivos fabricantes).

El salto de la mesa a la cabina

El jugador de videojuegos de coches se convierte en simracer básicamente cuando empieza a pilotar en títulos más orientados a la simulación con volante y pedales de precisión. Dónde o cómo lo haga no es lo que define al tipo de usuario, pero cualquiera que empieza a usar un volante en condiciones advierte de inmediato varias mejoras que marcan la diferencia en realismo y respuesta... y entonces se mete en un fascinante pozo sin fondo.

Lo primero que suele ocurrir es el paso de fijar el volante en una mesa cualquiera con un anclaje a un soporte específico para sujetar, cuando menos, volante y pedales. Esto suele ir acompañado de la necesidad de poner la pantalla lo más cerca posible de la base del volante (o incluso por encima), derivando en tres elementos que pueden ir juntos o por separado: la o las pantallas, la estructura donde se fijan volante y pedales (y quizá caja de cambios y freno de mano) y finalmente el asiento.


  • Consejo: Si no usas embrague y no se puede desmontar de tus pedales, monta el conjunto hacia la izquierda de tu cabina para que acelerador y freno te queden centrados respecto a la posición de pilotaje.

En Gamereactor España pasamos de la mesa al soporte hace muchos años (circa 2014), y del soporte básico por partes o plegable a la cabina completa allá por 2020. Ya en 2022 sustituimos la vieja estructura de hierro GTTrack de Next Level Racing con su asiento por el modelo de aluminio del año pasado, y lo último ha sido darle por fin uso a ese soporte de tres pantallas. Porque es lo mejor, ¿no?

Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
Los biseles de los AOC son bastante finos. Hay unos kits de ocultación de marcos que aún no hemos probado en este cockpit.

¿Ultrapanorámico, tres pantallas o VR?

El proceso en cuanto a las pantallas crece de la mano del resto del cockpit hasta donde quieras llegar. La mayoría de simracers podrán funcionar sin problema con una pantalla panorámica grandota, de un mínimo de 32 pulgadas, lo más cerca posible del volante. Si esa pantalla es más grande (por ejemplo una televisión de 43"), mejor que mejor.

El siguiente paso viene optando por un monitor ultrapanorámico (muy ancho, de relaciones 21:9, 32:9 o similares, curvo o no), ya que cualquier piloto nota claramente que la visión periférica es primordial para cuestiones como dibujar la mejor trazada, mirar a los espejos o controlar a los rivales. En los últimos años han surgido opciones cada vez más interesantes en esta gama de pantallas, y casi siempre más económicas y fáciles de instalar que un triple monitor.

Finalmente, también quedará el eterno destino de la realidad virtual ya que la imagen es totalmente envolvente y es en simuladores (conducción o vuelo) donde resulta más cómoda, con posición fija sentado y manos a los mandos. Sin embargo, las exigencias de hardware se multiplican, los juegos no suelen estar demasiado optimizados y los gráficos casi nunca alcanzan la nitidez ni el framerate que ponen en pantallas normales, sin contar que muchos usuarios siguen sintiéndose incómodos (cinetosis o 'motion sickness') o no soportan largas sesiones de juego, algo muy necesario en simuladores.

Por estos factores y con las recomendaciones de nuestro compañero piloto y de otros simracers, seguimos pensando que la mejor opción es la de tres pantallas, si bien requiere una estructura más aparatosa y una serie de complicaciones que analizamos más abajo. En todo caso, cualquiera de las opciones aquí enumeradas son absolutamente válidas. Pensad que la mayoría de campeones de simracing lo han sido con una pantalla más o menos estándar, no muy grande, y que ahora las cabinas tipo incorporan un monitor 21:9 de unas 35 pulgadas.

Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
Calcula bien las distancias para que un usuario más alto pueda echar el asiento para atrás y quede bien con el volante y viceversa. NLR pasó de palanca a cuatro manivelas más firmes.
Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
Sobra decirlo, pero necesitas una tarjeta gráfica moderna, que ya vienen con tres puertos DisplayPort.

¿Quieres montar un cockpit de tres pantallas? Lee esto primero

¿Cuál es el mejor tamaño de pantallas para triple monitor en simracing?

Esta es la primera pregunta que te debes hacer cuando vayas a dar el salto al 'triple screen setup'. Bueno, la segunda. La primera es si tu juego favorito soporta tres pantallas y qué tal lo hace, porque puede que no renderice toda la resolución o que directamente no tenga un modo de triple pantalla nativo (F1 22, Gran Turismo 7...). Si juegas a Assetto Corsa Competizione, Dirt Rally 2.0, Automobilista 2, iRacing, rFactor 2... sigue leyendo.

Ahora, en cuanto al tamaño, importa. El mínimo recomendado para triple monitor es de 27 pulgadas, siempre que tu soporte de triple pantalla te permita ponerlas bien cerquita (tanto como ubicarlas entre la base del volante y el propio volante). Si puedes, diríamos que 32 pulgadas es el mínimo ideal dado que ocupa mejor los huecos del espacio vertical del campo de visión. Y desde ahí, hasta un máximo de 55-60 pulgadas, como el bruto de nuestro compañero sueco.


  • Consejo: A la hora de montar la cabina, no te fíes de las fotos de la caja o el manual de instrucciones e intenta prever las alturas y distancias medias según tu estatura, dando margen a usuarios más altos y más bajitos. Si no, es posible que tengas que cambiar demasiado una vez montada.

¿Y la resolución? En los tamaños más pequeños mencionados basta con QHD, es decir, 1440p en vertical, y aquí siempre hay que calcular cuánto puede rendir el PC de gaming porque naturalmente triple pantalla 4K (11640x2160) es una barbaridad si pretendes mantener altos los detalles, los efectos y la tasa de imágenes.

En nuestro caso hemos encontrado un interesante punto dulce con los monitores de AOC Gaming de 28 pulgadas y 144 Hz. Lógicamente el tamaño es solo un pelín más que el de 27 pulgadas, pero sorprende que ya incluyan resolución 4K completa y no QHD, una rara avis en el mercado hasta hace bien poco. Si hacéis la cuenta, la densidad de pixel es tremenda. Además, la relación calidad/precio es bastante buena, el ángulo de visión más que correcto para la postura de pilotaje y el bisel del marco del monitor lo bastante fino como para que funcione el efecto. Serán nuestras pantallas durante un tiempo.

Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
No lo veis, pero ese tornillo está encajado dentro de la guía del perfil de aluminio.

Consideraciones y problemas encontrados en la instalación

Como decíamos al comienzo de este reportaje-guía, tenéis que tomaros el montaje como parte de la diversión porque seguramente os encontréis con mil baches que tendréis que sortear con buenos reflejos y predisposición. Nosotros hemos visto de todo, y eso que no estábamos haciendo algo tan complejo como Petter y su empeño de hacer funcionar tracción y movimiento a la vez pese a ser de distintos fabricantes.

De hecho, advertimos que os toparéis con problemas de compatibilidad aunque no vayáis a hacer locuras, ¡incluso dentro del mismo fabricante!

Empezando por ahí, íbamos tan contentos cuando pudimos reemplazar la vieja estructura de hierro Next Level Racing GTTrack por su flamante GTElite de aluminio. Las cabinas diseñadas en base a perfiles de aluminio son la nueva onda por muchos motivos: comodidad de montaje, peso, posibilidades, evitar holgura o 'flexing'... Por esto, sea de NLR, de otra marca o incluso algo que te construyes por tu cuenta (hay planos y modelos ya hechos para facilitarlo y sale muy barato), sí que te recomendamos que vayas a por aluminio sí o sí. Además, el asiento de serie de la GT Elite nos parecía mucho más cómodo, algo más ancho y acogedor para el uso principal que le damos (asfalto GT y rally, poca Formula).

Pues bien, nuestro gozo en un pozo cuando terminamos de montar la cabina con esos perfiles negros brillantes y nos damos cuenta de que... ¡no cabe entre las patas del stand de tres pantallas! Como lo leéis: la diferencia es ínfima (no llega a los 5 cm), pero la cabina GTElite de Next Level Racing no es compatible con su propio stand de tres monitores. Resulta que la estructura de aluminio la hicieron algo más ancha que la de hierro, muy probablemente por usar estándares en aluminio y por tener que sacar las vigas de sujeción de la 'mesa' del volante por fuera de la plataforma en sí, lo que hace que no encaje dentro de las dos patas del monitor central. Cómo puede ocurrir esto dentro del mismo fabricante es un misterio de ingeniería básica que nadie nos ha sabido explicar; en NLR no ofrecen respuesta ni solución, y es lo mínimo que deberían hacer por sus clientes más fieles.

El caso es que lo solucionamos con un poco de bricolaje 'custom', separando la viga central de las dos patas algo más de dos centímetros a cada lado mediante tornillos más largos y arandelas y perforando el soporte del monitor central en sus dos extremos:

Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
Parte de los dos apaños que hemos hecho para poder usar el stand con la cabina de aluminio...

Así conseguimos que las dos patas entraran 'llorando' a los lados de la cabina, tanto que las cabezas de los tornillos se quedan encajadas a los rieles recogecables de la viga de aluminio. Pero que sepáis que es posible con una modificación así.

¿Arreglado? Pues no. Segundo reto: de serie, no es posible usar Free Standing Triple Monitor Stand de Next Level Racing con monitores por debajo de las 32 pulgadas. Alguien nos dijo que el mínimo eran 27" al igual que el mínimo recomendado en simracing, pero cuál fue nuestra sorpresa al presentarle los AOC de 28" y comprobar que, básicamente, "no da". Que sí, que las specs oficiales hablan de 32" mínimo en la web oficial y en el manual, pero parecía posible y desde la crisis de los chips era muy difícil hacerse con tres monitores tan grandes.

Pero esto también lo solventamos con un poco de ingeniería casera. Las tres pantallas se ubican normalmente entre los 40 y los 60 grados respecto a la horizontal del monitor central, pero al ser inferiores a 32 pulgadas quedaría un hueco evidente entre los marcos. Sin embargo, parece que NLR fabricó originalmente el stand para pantallas más pequeñas, como delata un vestigio con forma de bisagra que queda en ambos extremos del soporte del monitor central (el que se ve en la foto). Veréis que son como dos codos sin usar, pues desde ahí salen sendas extensiones para que el ángulo se haga mucho más lejos. Aquí descubrimos que podíamos desmontar las piezas angulares y llevar el tornillo de bisagra al codo-vestigio, acercando mucho más los monitores angulados.

Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
...y con los monitores de 28 pulgadas.

Puede no ser suficiente y por el camino pierdes estabilidad y verticalidad, pero como se ve en la primera imagen de este artículo reflejando el resultado final, es factible: es posible usar monitores de 27 o 28 pulgadas en el stand de hierro de NLR. Nuestras pantallas están, según la recomendación de la Modern FOV Calculator (calculadora moderna de campo de visión para simracing con una o tres pantallas) en base a la distancia hasta los ojos y el tamaño de las pantallas, a 47-50 grados, para lo que hay que jugar con los marcos y los márgenes y colarse un poco por detrás del monitor central para no dejar hueco al aire desde la vista de la cabina.


  • Consejo: Casi todos los soportes para triple monitor actuales (que, por cierto, también se han pasado al aluminio) son compatibles con 27 pulgadas e incluso tamaños tan pequeños como 21", demasiado para este uso. Comprueba siempre estas medidas y, si optas por debajo de las 32" y/o poco peso, hay opciones que quedan flotantes en la propia cabina, sin necesidad de añadir una estructura con patas. Fíjate también en los tipos de VESA y en el encaje angular si son curvos.

En este punto surgió otra complicación: el sistema VESA 100x100 de los monitores AOC Gaming, al igual que muchas otras marcas últimamente, está embebido en la espalda de la pantalla (porque el pie de escritorio del monitor penetra en ese hueco), lo que provoca que los orificios no queden a ras de la superficie. Para esto hay adaptadores que se pueden comprar aparte o, lo que hicimos nosotros, la posibilidad de conseguir tornillos más largos y ajustar la fijación con tuercas, un trabajo manual bastante delicado hasta hacer que los tres monitores queden algo más separados del soporte para encontrar al central en su ángulo, pero también para que coincidan en altura y, muy importante, en ángulo vertical para que no haya disonancias. Unos milímetros de error aquí significan un dolor de cabeza a la hora de alinear con el software y una más que probable ruptura de la ilusión visual.


  • Consejo: Ten a mano un metro, una regla, llaves Allen, llaves inglesas y, muy útil, un transportador de ángulos.

Nvidia Surround, ajustes de software y el truco de Assetto Corsa Competizione

Ah amigo, que todavía no has encendido el ordenador. Una vez bien alineados los monitores y encajado su soporte rodeando la cabina, toca poner en marcha el equipo y toquetear el software. Hay juegos que funcionan mejor sin Nvidia Surround, pero para nuestro ejemplo en ACC hemos optado por activar el sistema en el panel de control de Nvidia, lo que permite ajustar la imagen en base a los biseles y marcos negros de los monitores. Una vez hecho el ajuste, nuestra resolución total se quedó en 11660 de ancho respecto a los 11640 de triplicar la resolución 4K, y el problema más típico es que el título de Kunos Simulazione no identificará ninguna de las dos resoluciones como nativas en su menú de configuración de gráficos (la más alta es como la mitad de resolución).

Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
Todavía no hemos puesto altavoces. De momento, unos buenos cascos con cancelación de ruido.
Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
Los VESA de los monitores AOC quedan por dentro de un hueco, así que toca hacer modificaciones con tornillos más largos, arandelas y tuercas.

La solución es bastante ridícula pero efectiva: debéis editar el archivo menuSettings.json que se encuentra en vuestra carpeta de documentos de Windows dedicada al juego. Os recomendamos hacer una copia del archivo y editarlo solo después de configurar el resto de gráficos, y hacia el final del json encontraréis la entrada "graphicsOptions". Bajo el campo lastLoadedPresetName veréis la clásica resolución de 1024x768, y si cambiáis esos valores por los vuestros de tres pantallas configurados en Nvidia Surround, haréis que el juego los entienda como la resolución por defecto al arrancarlo. A lo mejor tenéis que tocar algo y revertir en el menú de gráficos para que refresque se vean a pantalla completa, pero funcionarán sin problema.

Por supuesto, desde ahí, una vez dentro del juego, en el caso de ACC debes ir a las opciones de visualización e indicar el tamaño y ángulo de tus pantallas, para que lo que se vea en los monitores se relacione con todo lo que has hecho hasta ahora, que es de lo que va el tema.

Desde ahí veréis el impacto real que tiene una resolución tan bestia como 3x4K o 3xQHD o 3xHD según el caso de cada uno sobre la capacidad de proceso del PC y de su gráfica. Si activáis el contador de FPS de la GPU y veis que cae mucho por debajo de los 60 fps y no podéis activar DLSS tendréis que toquetear la escala de resolución u otros parámetros hasta encontrar una configuración estable y suave.

¿Que queréis capturar el vídeo de triple pantalla? De esto hablaremos otro día...

Fanatec también tiene sus problemas

Otro bache que nos encontramos en todo este proyecto más desafiante de lo esperado fueron problemas de hardware inherentes a los fabricantes. Si bien venimos años usando Fanatec como marca principal de motores y volantes, y por mucho que celebramos que democratizaran la tracción directa, hay que recordar que muchas unidades de la base GT DD Pro e incluso de los míticos ClubSport Wheelbase de correa tienen el fallo de fábrica de la desconexión del volante con Quick Release tras cierto tiempo de uso, ante lo que la luz de la base va cambiando de color. Se puede aflojar el tornillo de sujeción, encajar mejor el volante y volver a apretarlo con una llave Allen, pero es un problema endémico que acaba por desesperar porque suele ocurrir en plena carrera. Fanatec suele responder, a su manera, con el servicio técnico, pero hemos de reconocer que es una gota que no queríamos colmando el vaso de dificultades tras el arduo proceso.

La cuestión de género

Finalmente, como decíamos con los títulos y las compatibilidades con la triple pantalla, pensad bien cuáles son vuestros géneros preferidos, porque es algo que también afecta a la propia cabina, al asiento (probablemente nos hagamos con un Sparco más adelante o con un asiento de coche real de desguace), a la necesidad de palanca de cambios y freno de mano, a la postura... No es lo mismo un pilotaje tumbado con levas para un juego de Formula que un asiento de rally o de GT, una palanca secuencial para el barro o una en H para los coches clásicos, unos pedales de suelo estilo F1 o invertidos como los de cualquier turismo del mundo real. Y si le dais a varios géneros y juegos, intentad buscar un punto medio o una solución más flexible.

Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
Los ClubSport V3 normales o invertidos nos siguen gustando más que los CSL Pedals. Si no usas embrague y los pegas a la izquierda, freno y acelerador quedan centrados.
Guía: Montando una cabina simracing de tres pantallas sin estrellarse en el intento
Lo suyo es que el volante se "coma" un poco de la parte inferior del monitor central en altura. Para mayor inmersión, hay gente que llega a poner la pantalla entre el volante y la base con un extensor. Fanatec tiene un problemilla con la solidez de la conexión...

Te puede interesar...



Cargando más contenido