Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis de hardware

HP OMEN X Laptop - Análisis

El portátil de gaming más bestia de HP es una de las mejores opciones de todo el mercado.

Meterse en el mundo del gaming con un ordenador portátil como apuesta es algo que no suele tener siempre un buen resultado. Los más entusiastas del juego en PC saben que un equipo de este tipo tiene unas importantes limitaciones que se reducen, sobre todo, a las restricciones que trae consigo el factor de forma. Hay que introducir mucho en un sitio reducido, con los consiguientes problemas que puede implicar a nivel térmico y de prestaciones.

Pero HP, o más bien su OMEN X Laptop, pegan un brutal golpe sobre la mesa para afirmar lo contrario. Sí, se puede. Se puede disfrutar de los juegos más modernos en un ordenador portátil, se pueden tener unos componentes de infarto y se puede jugar sin tener la sensación de apoyarse sobre un reactor nuclear, al menos no por cuestiones térmicas. Esta "bestia parda" de la compañía ha pasado por nuestras manos, y la hemos puesta a prueba para ver hasta qué punto es capaz de satisfacer al jugón exigente.

Detalle: Teclado mecánico, retroiluminación LED personalizable, teclas programables, touchpad, barra espaciadora de gran formato.

HP OMEN X Laptop Características y diseño

Si ha cumplido con nota o no es algo que vamos a dejar para después, porque antes vamos a hacer un rápido repaso a lo que este equipo lleva por dentro. En primer lugar, su cerebro es una CPU Intel Core i7-7820HK (4 núcleos, 8 MB de Caché) con una frecuencia de 2,9 GHz overclockeables hasta los 3,9 GHz, y su corazón una GPU Nvidia GeForce GTX 1080 (con 8 GB de memoria GDDR5 dedicada). Así que, como podéis imaginar, el rendimiento que consigue este binomio es algo capaz de mover cualquiera de los títulos punteros actuales sin apenas inconvenientes.

Ese afán por conseguir algo de categoría es algo que no se nota solo en los componentes que posee, que listaremos mejor a continuación, también se percibe con el diseño de este OMEN X. Su acabado, metalizado, deja claro que estamos ante un producto premium. A nivel de forma y diseño, incluso, se aleja de la simpleza de otros portátiles como el OMEN 17 (que también analizó el que escribe) para conseguir algo más característico... y voluminoso.

Estamos ante un equipo con unas dimensiones de 42,5 x 32,72 x 3,64 cm y un peso de 4,52 kilogramos, por lo que, aunque es evidentemente portátil, no es algo que se transporte con la misma ligereza que otros dispositivos. Claro que, por otra parte, no puedes esperar menos de algo con semejantes entrañas y con un monitor WLED de 17,3 pulgadas (resolución máxima de 3840 x 2160 píxeles, 4K).

Iluminación LED custom, conexiones laterales.

En cuanto a dichas entrañas, ahora sí, vamos a explicar bien lo que hay dentro de este portátil HP:


  • Memoria RAM: 2x16 GB (32 GB) DDR4 @ 2400 MHz.

  • Almacenamiento interno: Disco duro SATA de 1 TB @ 7200 RPM / Disco duro SSD de 256 GB.

  • CPU: Intel Core i7-7820HK @ 2,9 GHz / 3,9 GHz (overclock) y 8 MB de Caché.

  • GPU: NVIDIA GeForce 1080 con 8 GB GDDR5.

  • Pantalla: 17,3 pulgadas WLED antirreflejos con resolución 4K (3840 x 2160).

  • Puertos: 2 x Thunderbolt 3 / 3 x USB 3.1 / 1 x Mini DisplayPort / 1 x HDMI / 1 x RJ-45 / 1 x Auricular/micrófono / 1 x Micrófono / 1 x Lector de tarjetas SD multiformato HP.

Cabe destacar que, en la parte posterior, cuenta con un compartimento transparente que permite ver el interior del equipo, además de unos tornillos de fácil extracción con los que poder abrirlo con facilidad. Pocos equipos permiten este acceso tan sencillo, y es algo de agradecer, sobre todo para las necesarias tareas de limpieza que toca llevar a cabo con el paso del tiempo.

También nos ha llamado la atención, aunque es fácil de entender, la colocación de dos prominentes toberas en las esquinas de la parte trasera (donde se encuentran un total de 6 puertos de conexión). Estas son las que permiten la fácil evacuación del aire y ayudan a que el sistema se refrigere debidamente, una de las claves con las que garantizar tanto el buen funcionamiento como un largo ciclo de vida.

Pero, lo que más nos ha sorprendido de este equipo en cuanto a diseño y acabados es lo que nos hemos encontrado al abrirlo. El HP Omen X posee un teclado mecánico con un recorrido de teclas de 2,5 mm y unas luces LED totalmente personalizables que termina de rematar la faena con un total de 6 teclas programables añadidas en el lateral izquierdo. Su tacto y lo que transmite cuando se usa es de algo robusto, capaz de aguantar todas esas pulsaciones (algunas a veces algo más fuertes de la cuenta) que implica el gaming. Es una de las cosas que más nos ha atraído en cuanto a su apariencia, junto con el uso de materiales metálicos para todo el chasis.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Hemos dicho una de las que más, porque lo que más nos ha atraído ha sido el detalle más coqueto de este portátil: la personalización de los LED. No solo puedes configurar la iluminación del teclado, también del interruptor de encendido, del texto "OMEN" que se encuentra sobre las teclas y tanto del logo como de las franjas que hay en la parte trasera de la pantalla. Elegir entre colores, probar con animaciones que ocurran con cada pulsación o incluso establecer patrones... Sin duda, el placer culpable que nos ha hecho pasar más tiempo del que imaginaríamos toqueteando entre opciones.

A tenor de lo contado, en materia de diseño, acabado y materiales, HP ha hecho una muy buena elección para dar un toque superior a este equipo portátil. Quizá echemos un poco en falta la opción de poder extraer la batería, o también nos sobren esos grandes marcos que hay alrededor de la pantalla; pero, por lo demás, no hay ninguna objeción más allá de lo voluminoso y pesado que pueda resultar.

Base con ventana y ranuras para refrigerar.

HP OMEN X Laptop - Rendimiento

Ya que hemos desgranado todo lo que hay por fuera y por dentro, vamos a ver cómo funciona todo en el momento que pulsas el botón de encendido. La idea con el portátil OMEN X es tener un equipo potente, que pueda ofrecer una experiencia de juego de calidad y fluida a los más entusiastas y, por si no había quedado claro al ver sus componentes, ya lo remarcamos nosotros, todo va como la seda.

Teniendo una pantalla con resolución 4K y con una gran densidad de píxeles, no hemos podido resistirnos a la tentación de comenzar experimentando con títulos actuales usándola. Así, nos hemos lanzado a probar juegos como Doom, The Witcher 3, Sea of Thieves, Fortnite o Final Fantasy XV: Windows Edition, y el rendimiento ha sido incluso superior de lo que esperábamos.

El pico en cuanto a fluidez y velocidad nos lo ha ofrecido el demoníaco shooter de Bethesda. Estableciendo una configuración con todos los parámetros al máximo, su tasa de fotogramas se ha movido entre los 58 y los 100 frames por segundo (a 1080p, se disparaba entre los 150 y los 200). Por contrapartida, Final Fantasy XV es el que ha registrado las tasas más bajas, moviéndose entre los 20 y los 40 fps con las opciones maximizadas (incluyendo HairWorks, VXAO, TurfEffects y ShadowLibs, unos devoradores de recursos). Aun así, "bajando" a la resolución Full HD, el espectro de frames se movía al rango entre los 35 y los 60.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Yendo a títulos en boga, Sea of Thieves ha demostrado ir genialmente fluido en este equipo. Configurando todo su conjunto gráfico en "Mítico" y con la resolución máxima del monitor, ha llegado a alcanzar los 80 fotogramas por segundo, con un mínimo de 48. Fortnite, por su parte tiene una tasa máxima de 50 frames con la configuración máxima de gráficos, cinco por encima de The Witcher 3, que se mueve entre los 30 y los 45 fps con todo maximizado.

Además del más que demostrado buen rendimiento con títulos tanto exigentes como modernos -en 1080p va "sobrado" con lo que le echen- el OMEN X Laptop saca mucho partido de las posibilidades que ofrecen los drivers de Nvidia tanto para optimizar el funcionamiento de los videojuegos como para ofrecer otras funciones con las que satisfacer a los que más exprimen un equipo, como también a los más curiosos. Funciones como Nvidia Highlights permiten el guardado automático de los mejores momentos de la partida (en FFXV, por ejemplo, la ejecución de un ardid conjunto), Shadow Play es capaz de grabar sin ningún tipo de "framehit", el Whisper Mode ayuda a reducir los ruidos cuando hay una gran carga de trabajo para el equipo; y se nota, ya que los ventiladores que lleva en su interior pueden sonar de forma considerable, y el Battery Boost trata de prolongar la autonomía de la batería sacrificando fotogramas por segundo.

La última opción es bastante útil cuando no se tiene una toma de corriente a mano, y de hecho es necesaria si no se quiere ver una brutal caída de rendimiento. La configuración por defecto del equipo hace lo posible por ahorrar y conseguir una duración razonable (haciendo un uso normal, sin jugar, puede llegar a las 4 horas; jugando, a las 2) y no duda en recortar cuanto sea necesario, lo que puede fastidiar el juego si no se modifican las opciones pertinentes.

Capturas artísticas de Final Fantasy XV para PC con Nvidia Ansel.

Sin embargo, lo más divertido y atractivo de estas funciones que trae el contar con una GeForce 1080 es el uso de Ansel. Cuando hablamos del Omen 17, ya destacamos la versatilidad de esta herramienta para hacer capturas, y ahora no podemos hacer más que insistir en todo lo que permite hacer a la hora de tomar instantáneas. Con la inclusión de nuevos filtros, da para perder muchas horas buscando el plano y la toma perfectos en juegos como The Witcher 3 o Final Fantasy XV (ahora también en Star Wars: Battlefront II).

Lo que sí nos ha fastidiado un poco, alejándonos del entorno gráfico, es la capacidad sonora del equipo. Aunque lleve la firma de Bang & Olufsen y en situaciones normales logre una calidad más que aceptable, cuando hay mucha carga o una alta intensidad de sonidos, no logra dar el tipo como debe y a veces se nos ha llegado incluso a solapar lo que sonaba por los altavoces con el ruido de los ventiladores. Por eso se hace tan importante controlar el Whisper Mode de Nvidia, de lo contrario, recomendamos encarecidamente el uso de auriculares.

En resumidas cuentas, el HP OMEN X Laptop es el equipo portátil más puntero sobre el que hemos podido colocar nuestras manos en los últimos tiempos. Todos sus componentes logran un rendimiento perfecto para disfrutar de los juegos actuales con una fluidez más que sobrada y, para aquellos a los que no les importe perder un poco, se desenvuelve de forma bastante notable trabajando en 4K. Los pocos "peros" que podemos señalar aparecen por cuestiones de diseño más que por su capacidad en materia gráfica. Por lo demás, ofrece lo que derrocha en cada milímetro de su acabado: robustez y potencia.

Pantallazos artísticos de Witcher 3 con Nvidia Ansel.
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Brutal rendimiento incluso a resolución 4K, teclado mecánico agradable al tacto e incluso al oído, una pantalla con una calidad de imagen perfecta.
-
El ruido que puede generar cuando juegas puede mezclarse con el sonido del juego, la opción de poder cambiar la batería sigue sin estar sobre la mesa.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países