Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
New Super Mario Bros. U Deluxe

Impresiones de New Super Mario Bros. en Nintendo Switch

Del Gamepad de Wii U a los Joy-Con de Switch para volver a la versión más tradicional de Mario, ahora Deluxe.

Facebook
TwitterReddit

Del dicho al hecho y del rumor al lanzamiento. Nintendo solo necesitó un vídeo Direct de esos suyos para confirmar que Switch no va a quedarse sin su ración de Mario 2D, del de toda la vida, rescatando uno de los mejores juegos que acompañaron a la malograda Wii U en su lanzamiento. New Super Mario Bros. U Deluxe comienza a asomar como los propósitos de Año Nuevo para rescatar todo lo bueno del NSMBU y darle ese toque extra que aporta la consola del donde quieras, cuando quieras y como quieras.

La estrategia que rescató recientemente al querido Captain Toad, que trajo un Mario Kart 8 Deluxe monstruoso a nivel de ventas, que devolvió a Bayonetta a primera plana o que incluso lanzó un Pokkén Tournament DX más grande que el original, se repite con uno de los plataformas del fontanero que más gustaba, pero que al mismo tiempo pasó más desapercibido. New Super Mario Bros. U era un juego sobresaliente, y ahora quiere crecer un poco más sin perder su esencia para atraer al nuevo jugador de la híbrida.

Con los números por delante, esos que tanto gusta sacar en Nintendo últimamente, tenemos una entrega con 164 niveles diferentes, dos nuevos personajes manejables (con un power-up que ha creado todo un monstruo en internet) y todos los modos posibles, aunque todo con truco. Deluxe no es solo NSMBU, también incluye la aventura del hermano del fontanero, del asustadizo y larguirucho Luigi, con sus niveles y su toque extra de dificultad, así como con ese movimiento y salto tan familiares y tan distintos al mismo tiempo.

New Super Mario Bros. U Deluxe

Para un servidor, que pasó por alto el original, la ocasión de poner las manos por primera vez sobre este juego se antoja perfecta, una situación que roza incluso la redención. Es un juego que te recuerda por qué Nintendo domina tan bien el idioma de los plataformas de scroll lateral, de los que te muestran sin tapujos esos diseños de niveles que parecen haber sido engendrados en aquellas hojas de papel milimetrado con las que se hizo el primer Super Mario Bros. Porque en el fondo es más de eso mismo, pero siempre con algo nuevo que enseñar.

Una entrega que ya en su momento brillaba por su capacidad para sorprender a nivel artístico y que vuelve a lucir igual de bien que en 2012 y que en 2013 (cuando New Super Luigi U salió a la venta), sobre todo en la pequeña pantalla de la híbrida (bueno, también en la TV, donde por fin corre a 1080p60). Aparte de las resoluciones más altas no hay ni un retoque a nivel gráfico, pero la viveza de cada escenario, sin perder el corte simpático y amigable que caracteriza a toda la familia "New" de Super Mario, se potencia aquí, con algunos experimentos a nivel artístico que ya colocaban a NSMBU entre los Marios 2D más resultones y sorprendentes. Tampoco pierde ese toque algo machacón y a veces insípido de una banda sonora pensada para tranquilizar y transmitir el "buen rollito" del juego. ¡Hasta los Koopas bailan al ritmo de la música!

Todo es tan accesible como lo era ya cuando el Wii U GamePad era el mando con el que jugar. Ahora, que toca hacerlo con los Joy-Con, nos sentimos algo más cómodos por dimensiones, aunque no por los botones. Si no tienes un Mando Pro, Switch carece de D-Pad, y eso en un plataformas de scroll lateral, tan clásico en sus esquemas como este, se nota por más que intentes superarlo con esos botones dispuestos en forma de cruceta. Sobre todo cuando te acercas a su lado más árido, el protagonizado por Luigi.

New Super Mario Bros. U Deluxe

Pero la palanca no responde mal, y mucho menos cuando es el único medio al que recurrir cuando quieres aprovechar lo que más fomenta esta consola, el multijugador local, sin pasar por caja. New Super Mario Bros. se concibió, entre otras cosas, para alimentar el deseo de los jugadores de compartir pantalla y jugar al mismo tiempo en el mismo escenario. Lo vimos en su total esplendor en la entrega de Wii que trajo consigo algún que otro pique, y lo vemos aún más todavía en este Deluxe de Switch.

Joy-Cons fuera, y a jugar. No hace falta más que eso, y pasar previamente por un par de apartados del menú, para aplicar los cambios en caso de interrumpir una partida en solitario. Solo con hacer esto, ya puedes compartir aventura con un amigo, o con varios, y convertir el plataformeo puro y duro en más plataformeo, pero con ese toque extra de party game que puede llevar de la carcajada al odio visceral en un par de saltos dados con mala leche.

New Super Mario Bros. U Deluxe se presta mucho a eso, como ya lo hacía el original, y gana enteros por la facilidad con la que la híbrida permite el multijugador (trae dos mandos incorporados, no hay que decir más). Cada nivel está planteado, tanto en la aventura principal como en la de Luigi, para que los avispados puedan reventar el crono sin frenar ni para respirar, pero también para que la partida sea mucho más relajada y flexible con varios personajillos en pantalla.

New Super Mario Bros. U Deluxe

Del caos total a la compenetración más instintiva. Aunque nuestras primeras partidas en compañía han sido más de lo primero, sobre todo por la capacidad de coger a tu compañero y lanzarlo al vacío o a un enemigo, o simplemente cortar su salto pisoteándole la cabeza en el aire, la diversión nunca ha dejado de estar presente en ningún momento de juego. Porque los juegos de Mario, como este, tienen todo lo necesario para que te diviertas como un enano, y luego va todo lo demás.

Lo que sí nos ha resultado algo más complicado ha sido jugar en Modo Table-top con cuatro personas al mismo tiempo. Una pantalla de poco más de 6 pulgadas no es demasiado amiga de los travellings que amplían la imagen para dar cabida a 4 diminutos personajes que corren, saltan, tropiezan y tratan de llegar al banderín de final de pantalla, y menos aún cuando los jugadores no son del todo diestros.

A pesar de esto, aquí Nintendo ha vuelto a pensar en facilitar las cosas. Viendo la cantidad de personas que juegan ya en Switch, no nos sorprende nada que la compañía introduzca algún mecanismo que permita tener facilidades a quienes las necesiten, y eso es algo que se ha materializado con Toadette y Caco Gazapo. A este último ya lo conocíamos de NSMBU, y su inmunidad ante cualquier obstáculo (salvo barrancos) lo hace ideal para los más peques. A la primera la tenemos en la cabeza por su presencia en más de un juego relacionado con el fontanero, pero ahora se convierte en ese escalón de transición entre el totalmente profano y el familiarizado con las plataformas, gracias a la Supercorona que la transforma en Peachette. No sabemos qué repercusión puede tener esto a nivel de lore, si es que eso ha preocupado alguna vez a los de Kioto, tampoco queremos saber qué es capaz de hacer este power-up con otros personajes (solo esta Toad puede cogerlo, aunque ya sabemos lo que ha provocado internet), pero su planeo y el salto extra son mecanismos ideales para los que empiezan a coger soltura en el género, o para los que buscan nuevas forma de hacer speedruns. Servidor ha compartido partida alguna vez con su sobrino, que está dando sus primeros pasos en este mundillo, y es en este tipo de sesiones donde más se nota lo bien implementadas que están esta clase de ideas.

New Super Mario Bros. U DeluxeNew Super Mario Bros. U Deluxe

No vamos tampoco a desmontar verdades porque, en lo que hemos jugado, New Super Mario Bros. U Deluxe sigue siendo tan fácil como el original, por mucho que Luigi intente complicar las cosas. No se desmarca de sus predecesores en cuanto a exigencia, aunque sí de la segunda entrega en cuanto a diseño e ideas, aquella era algo más atrevida gracias a la frescura de los equipos más jóvenes de la compañía. Es conservador en diseños y en dificultad, pero sigue teniendo ese encanto que te lleva a ir de nivel en nivel tarareando melodías del juego.

Todavía tenemos muchas plataformas que saltar y muchos mundos que (re)descubrir en este enésimo rescate de Peach de las garras de Bowser, para ver todo lo que nos perdimos por no jugar a New Super Mario Bros. U. Por el momento, nos parece la mejor oportunidad para disfrutar de todo lo que dieron de sí las plataformas 2D del fontanero en Wii U. Todo reunido, todo bien empaquetado y abrillantado para dedicarle un buen tiempo con amigos. Ahora, toca ver si aguanta bien el paso de estos 6 años.

New Super Mario Bros. U Deluxe