Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
avances
Fire Emblem Warriors: Three Hopes

Impresiones: Three Hopes, ¿un Fire Emblem Warriors más feote y divertido?

El nuevo musou de Koei Tecmo para Nintendo deja más de tres esperanzas.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El Fire Emblem Warriors original, ya para Nintendo Switch en 2017, dejó claro que a la serie SRPG exclusiva de Intelligent Systems le queda que ni pintado el tratamiento 'musou'. Lo mismo pasó con Hyrule Warriors, pero donde la interpretación de Zelda recibió una secuela Warriors mucho más dedicada, la de Fire Emblem aún esperaba la suya. Así, a finales de este mes de junio la consola híbrida estrenará Three Hopes, una historia alternativa de la última entrega del juego contada a modo de héroes y pelotones, al igual que La Era del Cataclismo hizo con Link y compañía.

Las similitudes no paran ahí porque, juzgando por lo que he jugado hasta ahora (que parece muy poco respecto a la extensión total que ofrecerá FEW: TH), esta entrega va a estar mucho más elaborada en base a los aspectos clave de Three Houses, que supuso para FE la evolución que BotW marcó para Zelda. Sin liaros más con estos paralelismos, podría decir que aquí hay más sabor a RPG, más peso en los personajes y más apuesta por una línea narrativa que al menos recuerde al fantástico juego de rol y estrategia del que bebe.

La idea de la historia alternativa está bien (y hasta en la sopa con la moda de los multiversos), funcionó en La Era del Cataclismo y puede que funcione a la larga en estas Tres Esperanzas, pero cabe preguntarse si alguna vez Nintendo y Koei Tecmo se atreverán a canonizar la narrativa de un Warriors, para darle un punto adicional de relevancia.

HQ
Publicidad:

Por ahora, aparecen viejos conocidos como Byleth (aquí "El Azote Sombrío", de nuevo con elección de género), el personaje del jugador (Shez, a la que he llamado Shezza en homenaje al excompi Sergio Figueroa) o los secundarios del original, si bien su aspecto es algo más feote tanto en el campo de batalla como en las secuencias de corte o de diálogo. Con las horas veremos hacia dónde se dirige esta fantasía algo más oscura que se puede vivir, de nuevo, desde la perspectiva de las Águilas Negras, los Leones Azules o los Ciervos Dorados, pero algo me dice que será algo más genérica y que perderá parte de la finura y el estilo de los Fire Emblem principales. Sí, también pasó con La Era del Cataclismo, pero sus primeros compases eran mucho más grandiosos y emocionantes.

También puede que se me acostumbre la vista, que vengo del espectacular Mario Strikers y esto en la TV parece un musou de 2017 jugado en portátil, pero el caso es que a los mandos tiene muy buena pinta. Me gustan las acciones de clase, el toque RPG de las técnicas de combate y de magia (asignadas a una combinación de botones con refresco) o la idea del Embate Crítico, por la que hay que romper la defensa del rival hasta hacer un combo final. Por supuesto, los ataques especiales siguen siendo los más vistosos, pero esto es así en todo Warriors.

Es en esos detalles más cerca de Fire Emblem, como el mapa claro y fácil de usar de estilo retro o la apuesta por los distintos tipos de personajes, con sus niveles y atributos, que Three Hopes deja no tres, sino más esperanzas de cara al juego completo. Que se vea algo más tosco por ahora que su homólogo hyliano podría disculparse por la diferencia de estilos artísticos, pero el hecho de que Koei Tecmo ya trabajara en Three Houses le confería a priori una ventaja técnica para que esas carreras, diálogos y giros de cámara no fueran tan anticuados. En todo caso, aquí lo que tiene que enganchar son los combates contra pelotones y el sistema de progresión, amén de la historia. Veremos cómo queda el 24 de junio.

HQ
Publicidad:
Fire Emblem Warriors: Three Hopes

Contenido relacionado



Cargando más contenido