Español
Gamereactor
análisis de series
House of the Dragon

La Casa del Dragón: Temporada 2 - Episodios 1 y 2

Para bien y para mal, La Casa del Dragón sigue recordándonos todo lo que perdimos al acabar Juego de Tronos.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Creo que a estas alturas la mayoría de nosotros tiene una relación un tanto tóxica con Poniente y sus muchos cuentos. El final de Juego de Tronos nos quemó tanto que muchos juramos inmediatamente que nunca volveríamos a acercarnos al mundo de George R.R. Martin. Y entonces salió La Casa del Dragón, y ninguno de nosotros pudo resistirse.

Y por una buena razón. House of the Dragon no podía recrear del todo la magia de los primeros Tronos, pero era lo más cerca que estaríamos, y tenía un montón de dragones hecho con CGI para complacer a la gente que ve la serie en un bar y aplaude cada explosión. Elevada a la categoría de gran televisión por las sobresalientes interpretaciones de Paddy Considine, Matt Smith, Emma D'Arcy y Olivia Cooke, la primera temporada de House of the Dragon nos ha vuelto a llamar la atención, pero la cuestión ahora es si podrá mantener esta ardiente racha.

HQ

Hemos visto los dos primeros episodios de la 2ª temporada, y la primera impresión es fuerte. Lo retomamos justo donde lo dejó la primera temporada, lo que resulta un poco chocante si no te has molestado en volver a ver la serie desde la última vez que apareció en nuestras pantallas, hace dos años. Rhaenyra está de luto por la muerte de su segundo hijo, Lucerys, y el bando Negro está decidiendo cómo responder, mientras los Verdes intentan desesperadamente engatusar a su nuevo rey, Aegon, para que sea un líder digno.

Publicidad:

Sabemos que se avecina una guerra. En realidad, las líneas de batalla ya se han trazado, pero es un punto fuerte de La Casa del Dragón no lanzarte de cabeza a la acción y mostrar, en cambio, la reticencia de ambos bandos a traer un conflicto civil a Poniente como aún no se ha visto. Los dragones se utilizan tanto como elementos disuasorios como enormes armas que escupen fuego, y los únicos a los que no les importa derramar sangre tan pronto como sea humanamente posible son Aegon y Daemon, pero como todos los demás están construyendo un ejército o no quieren parecer los agresores al utilizarlo, podemos dedicar una buena cantidad de tiempo a lo mejor de Poniente, que es el politiqueo.

House of the Dragon

Como esto no es Juego de Tronos, y ya se ha formado la mayor división entre la Casa Targaryen, no queda mucho espacio para sutiles maniobras en la corte. El diálogo sigue siendo agudo e inteligente en la mayoría de los lugares, pero hay pocos cuyos motivos y verdaderas ambiciones permanezcan completamente ocultos. No se te deja reflexionar sobre las capas de maquinaciones políticas que subyacen en cada conversación, en cada palabra cuidadosamente elegida, pero se nos da tiempo de sobra para encariñarnos con el amplio reparto con que cuenta House of the Dragon, la mayoría de los cuales ofrecen interpretaciones estelares. La única debilidad real que pude encontrar fue Mysaria, el Gusano Blanco.

Por lo demás, incluso sin Paddy Considine en el querido papel del rey Viserys, seguimos teniendo un montón de personajes fuertes y profundos a los que aferrarnos, en ambos bandos del conflicto. La segunda temporada de La Casa del Dragón aún no se compromete a decir a su público que un bando tiene razón y el otro está equivocado. Rhaenyra sigue siendo claramente nuestra protagonista, pero se han hecho esfuerzos por humanizar a Aegon y a los Verdes, asegurando que cuando muera un personaje importante de cualquiera de los dos bandos, una mitad de la audiencia se alegrará mientras la otra se lamentará.

Publicidad:
HQ

Muchas escenas de estos dos primeros episodios tienen lugar en salas oscuras y pequeñas, y aun así House of the Dragon consigue captar la escala del mundo de una forma que solo Poniente puede lograr. Con los dragones totalmente entretejidos en la sociedad de Poniente, el escenario, antes de baja fantasía, tiene ahora mucha más magia, y, sin embargo, no parece menos "realista", a falta de una palabra mejor. Los impuestos y el grano son preocupaciones importantes, así como las batallas de dragones, creando un mundo que es a partes iguales realista y extraordinario. La HBO siempre ha sabido sumergir muy bien a sus espectadores en el mundo de Poniente, incluso en la primera temporada de Juego de Tronos, y desde entonces no se ha cortado ni un pelo.

Tengo algunas espinitas clavadas con La Casa del Dragón: Temporada 2. En primer lugar, aunque la escritura y los diálogos siguen siendo en su mayoría nítidos, hay elementos que parecen artificiosos o excesivamente complicados. La escena de la Sangre y el Queso, por ejemplo, tiene algunas complicaciones adicionales añadidas de los libros, que intentan amplificar el drama y el horror, pero solo se sienten ligeramente planas en comparación con las imágenes terroríficas que había imaginado al leer el mismo pasaje en la obra de Martin. Hay una sensación de sacudida, lo cual es extraño teniendo en cuenta que estamos hablando de La Casa del Dragón

Además, con un reparto tan amplio y variado, ya se está teniendo la sensación de que algunos nombres se van a quedar por el camino. La narración de la Danza de los Dragones en el libro adolece del mismo problema, pero pretende ser una historia que pasa por encima de los nombres para llegar a los acontecimientos principales. En House of the Dragon, Temporada 2, tenemos nuevos nombres y rostros que recordar, lo cual está muy bien, salvo por el hecho de que no estoy seguro de que la serie trate a todos igual de bien. Solo llevamos dos episodios, así que tendremos que esperar y ver, pero Alicent, por ejemplo, tendrá un momento fuerte, pero luego volverá a caer en un comportamiento cíclico, como si la serie nos dijera que ahora no tenemos que preocuparnos realmente por ella ni ocuparnos de ella, que la dejemos hacer lo que hace.

House of the Dragon

Por lo demás, la segunda temporada de La Casa del Dragón empieza con mucha fuerza. Es un bienvenido regreso a Poniente, sin grasa innecesaria, pero también con las introspecciones de los personajes y los momentos más tranquilos que nos encantaban de su serie predecesora. Es un drama de prestigio con un alcance y una escala que pocos pueden aspirar a igualar, y estoy impaciente por ver lo que viene después.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Una escala épica que sólo puede ofrecer Poniente, grandes interpretaciones, un guión sólido en su mayor parte.
-
Algunas complicaciones excesivas que restan importancia a los grandes momentos, un par de actuaciones más débiles salpicadas
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido