Español
Gamereactor
análisis
Mario Tennis Open

Análisis de Mario Tennis Open

En los tiempos de Gamecube quedábamos para echar un Smash, un Party, un Golf y un Tennis. Nintendo comienza la serie al revés y te aconseja que llames a tus amigos aunque se encuentren a cientos de kilómetros.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Mario Tennis Open ha cambiado poco desde que lo vimos hace un mes. La versión de prueba era probablemente definitiva, por lo que en el tiempo que quedaba hasta su lanzamiento oficial pasado mañana queríamos jugar un buen puñado de partidos adicionales y, sobre todo, probar la modalidad multijugador, alma de este nuevo trabajo de Camelot.

En este tiempo hemos podido divertirnos y confirmar que el renovado sistema de juego funciona bastante bien, aunque es cierto que no está hecho para todos los públicos. Puedes recordar cómo iba repasando aquellas impresiones, pero básicamente se trata de una mecánica al estilo "Simon Dice": el juego te indica dónde colocarte en cada momento y con qué tipo de golpeo devolverás mejor la pelota (con efectos especiales del mundo de Mario). Como decimos, la idea es ingeniosa y su puesta en práctica dota a los partidos de fluidez, pues elimina los cortes provocados antaño por los súper-golpes.

Sin embargo, más de uno podría entender estas zonas circulares como una medida que reduce la libertad de decisión y te obliga a seguir el camino marcado. En muchas ocasiones, si no devuelves el golpe como sugiere el juego y con el consiguiente efecto especial, estás vendido. Además, no acabamos de entender por qué utilizar el denominado "golpe sencillo" tiene el mismo efecto sobre estos iconos que la combinación supuestamente correcta (cortado, liftado, plano, globo o dejada); ¿dónde está entonces el reto? Estos dos peros dejan el sistema de colores en un curioso invento que no acaba de explotar.

Mario Tennis OpenMario Tennis OpenMario Tennis Open
El bote y la velocidad cambian exageradamente dependiendo del tipo de pista.
Publicidad:
Mario Tennis Open
Las opciones Streetpass palían un poco la falta de contenido en single player.

Por lo demás, la jugabilidad mantiene el carácter accesible pero con muchas posibilidades de anteriores entregas. Está claro que es el Mario Tennis portátil que mejor se controla gracias al Circle Pad de la 3DS, que ofrece una respuesta precisa y agradable. Nadie espera un simulador seriote, así que todos los movimientos exageran la realidad para bien o para mal, dependiendo sobre todo del tipo de personaje que escojas. Lo que sí parece mucho mejor ajustado es el equilibrio entre personajes, al menos entre los de toda la vida (sin contar los Mii).

Cuando juegas solo, te tienes que limitar a participar en las distintas copas disponibles y a los geniales minijuegos que han incluido en esta edición. No existe un modo historia ni los elementos RPG que pedían recuperar los fans. En su lugar, la única excusa para el jugador solitario es la liberación y adquisición de accesorios para disfrazar y ajustar las estadísticas de su Mii. El sistema es curioso y amplio, por lo que podría picar a los más coleccionistas. Pero aparte de esto, sólo está el aliciente de los encuentros mediante StreetPass (un minijuego y un partido con o contra los jugadores que te cruces). Una historia, una especie de carrera como tenista o alguna sensación de progreso habría sido muy bienvenida.

El problema no es únicamente que te quedes sin algo para seguir jugando en solitario (al fin y al cabo es un juego deportivo), sino que, debido a la tontorrona y arcaica inteligencia artificial, todas estas partidas te servirán poco de entrenamiento. Camelot debería haber trabajado mucho más la reacción de los personajes controlados por la consola y haberlos hecho mucho más exigentes, para que no existiera tanta diferencia cuando afrontas tus primeras rondas de partidos online. El salto podría echar atrás a más de uno, y casi sientes que todos esos torneos han sido una pérdida de tiempo.

Publicidad:

Por lo tanto, Mario Tennis Open se juega demasiado en el terreno multijugador. Por suerte, ahí es también donde más acierta. En una reunión con los colegas es capaz de competir con los mejores de 3DS, sobre todo por la diferencia que aportan los partidos a dobles. El juego es emocionante, suelto y frenético. Si se juntan varios participantes con cierto nivel, las batallas llegan a niveles épicos, casi siempre sin la aleatoriedad que suele "ajustar" los resultados en este tipo de juegos Nintendo.

La emoción online está también garantizada. El sistema conecta y encuentra rivales mucho más rápido que en otros juegos, y la estabilidad ha sido notable en la mayoría de los partidos, con puntuales bajones y cortes. No es nada espectacular, sino algo exigible para la primera bola que Mario juega en línea y para un servicio que aún debe evolucionar para cumplir del todo con las exigencias de los jugadores. En este sentido, sigue chirriando que falten opciones clásicas como la posibilidad de revancha, la lista de rivales o la opción de jugar partidos internacionales. Por lo tanto, el online funciona y es esencial para sacarle todo el jugo a este Mario Tennis Open, pero sigue bastante limitado.

HQ

Finalmente, o Camelot o Nintendo (o ambas) han sido demasiado conservadoras. Por mucho que deba seguir la fórmula del deporte tenístico, a fin de cuentas estamos hablando de un juego de Mario. Ejemplos como los minijuegos Super Mario Tennis o Peloteo Galáctico son una forma genial de explotar las fantasías del Reino Champiñón, una forma que a la vez te deja preguntándote por qué no se ha utilizado más en el resto del juego, ya sea en los partidos normales o en modos especiales. Sobre todo en los escenarios, como detalles jugables o visuales.

Comparado con sus predecesores, Mario Tennis Open es un juego algo más técnico, rápido y mejor acabado, si bien deja la sensación de que se podía hacer aún más. Pese a la colección de accesorios a desbloquear, se queda sin ideas para jugar en solitario y no es muy divertido contra la consola: los que no hagan "quedadas" de 3DS ni jueguen online deberían pasar de él. Si por el contrario buscas una alternativa al multi de Kid Icarus o Mario Kart, conéctate ya y encuentra un verdadero reto en línea.

Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
Mario Tennis Open
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Emocionante multijugador, interesante sistema de colores, accesorios a desbloquear e integración de los Mii.
-
Online limitado, sin alicientes para jugar solo, el 3D solo aporta en las repeticiones, pocas ideas rompedoras o imaginativas, la IA no ayuda a mejorar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

1
Mario Tennis OpenScore

Mario Tennis Open

ANÁLISIS. Autor: David Caballero

Nintendo te aconseja que vuelvas a llamar a tus amigos aunque se encuentren a cientos de kilómetros.

0
Mario Tennis Open - impresiones

Mario Tennis Open - impresiones

AVANCE. Autor: David Caballero

Una nueva promesa para sacar en las reuniones multijugador y un nuevo pique para competir online. Probamos el mejorado saque de Mario y nos pilla por sorpresa...



Cargando más contenido