Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
avances
Old World

Old World - Impresiones con el 4X de la Antigüedad

El nuevo 4X del diseñador de Civ 4 te lleva de vuelta a la antigüedad para una inmersión profunda y con personalidad en la historia de la humanidad.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Si alguna vez has jugado a un videojuego histórico de construcción de imperios 4X (explorar, expandir, explotar, exterminar), es probable que hayas jugado alguna entrega de Civilization, la longeva serie de estrategia de Sid Meier, que te guía por las páginas de la historia hasta que alguna de las naciones enfrentadas logra algún tipo de victoria. Ese es el punto de referencia de todo el género, pero es el doble de importante al hablar de Old World, pues este nuevo 4X histórico es el proyecto del estudio de Soren Johnson, Mohawk Games. Johnson fue un diseñador clave en Civilization III y el jefe de diseño en Civilization IV. Después de dejar Firaxis, su estudio ya no tan nuevo llegó a lo más alto por primera vez con Offworld Trading Company, un RTS centrado en la economía que le daba un nuevo giro a un modelo establecido. Ahora, el segundo juego del estudio pretende hacer algo similar, en un género en el que Johnson ya ha mostrado sus credenciales.

A primera vista, Old World tiene mucho en común con Civilization, gracias a una interfaz de usuario similar y a un lenguaje visual característico, que garantiza a cualquiera que haya jugado a la serie de Firaxis el sentimiento de estar como en casa, al menos, al principio. En resumen, controlas al gobernador de una ciudad-estado (Asiria, Cartago, Egipto, Roma, etc.) y, por turnos, sigues tu camino a lo largo de la historia, mientras trabajas sin descanso para aumentar tu legitimidad e influencia. Las diferencias entre ambos juegos aparecen constantemente con el tiempo, pero lo que los hace realmente distintos es el enfoque. Mientras que Civ es un largo viaje por la historia, Old World es más contenido. En vez de llevarnos desde los inicios de la humanidad hasta los tiempos modernos, Old World hace exactamente lo que implica su nombre y se centra en el mundo antiguo, en las primeras civilizaciones y en dar los primeros pasos hacia la sociedad moderna.

También trata sobre la gente y no sobre mascotas nacionales, como hemos visto en la gran mayoría de juegos de construcción de imperios en el pasado, en los que las dinámicas de juego ocultaban tras de sí una figura pintoresca, pero, en el fondo, sin alma. En vez de meterte en el papel de uno de los líderes históricos sin precedentes, Old World utiliza un pergamino desgastado del manual de jugadas de Crusader Kings, con un enfoque más amigable. No es un híbrido de estrategia y rol en la misma línea que el nuevo Crusader Kings III, pero los líderes tienen una personalidad con la que puedes conectar por medio de tus actos, con nacimientos de niños y matrimonios concertados, familias rivales que compiten por ser el centro de atención y eventos excepcionales en los que tus decisiones pueden tener efecto dominó. En un ejemplo más desenfadado, nuestra corte estuvo plagada de descarados rateros que podrían robar las pertenencias de los cortesanos y nuestra decisión sobre cómo proceder tuvo consecuencias mínimas, a diferencia de la gran expansión hostil a escala regional que se desarrollaría en un contexto más tradicional.

Old WorldOld World

Otra desviación interesante de la norma es la forma de mover las unidades. En lugar de estar limitados los movimientos a un número establecido de espacios, el movimiento de las unidades se rige por un conjunto de órdenes (cuya magnitud está determinada por una serie de factores). Esto está bien si solo tienes un par de unidades, porque puedes moverlas hasta que se agoten y después seguir a lo tuyo, pero cuando tengas muchas unidades tendrás que elegir cuál mover, hacia dónde y cuándo es mejor hacerlo. Puedes incluso gastar recursos adicionales para que las unidades lleguen más allá del punto de agotamiento, concediéndote un mayor grado de control, ya que puedes mover las piezas por el tablero.

Todavía había bárbaros por todas partes con los que enfrentarnos. Para nuestra sorpresa, los campamentos que habíamos despejado hacía poco tiempo, volvían a acaparar nuestra atención, alejándonos de nuestro objetivo y dando rápidamente una excusa a nuestros vecinos para declarar la guerra, que es lo que hicieron, a pesar de haber concertado recientemente un matrimonio para evitar que pasasen justo ese tipo de cosas. Hay varias configuraciones de dificultad de IA y con la que estamos jugando parece un poco agresiva, porque tras tan solo 30 turnos, nuestro vecino se las había ingeniado para reunir lo que únicamente se puede considerar una fuerza invasora que podía derrotar fácilmente a nuestro ejército humilde y dividido.

Old World es bastante tradicional en algunos aspectos, por ejemplo, la investigación requiere un número establecido de turnos de un año para completarse. En cambio, aun así, vemos que hay un giro interesante, ya que, a veces, cuando seleccionas qué investigar a continuación, tienes la opción de hacer aparecer una unidad militar adicional en su lugar, lo que puede ser tentador si te estás preparando para la guerra. Tuvimos algunas peleas durante la versión anterior del acceso anticipado y, para ser honestos, el combate parece ser la parte más tradicional y de manual de todo el juego.

Old WorldOld World

La guerra era una parte inevitable de la vida en la antigüedad y hoy tenemos más que claro que hay que estar preparado para ella. Además de poner a las ciudades a trabajar en la creación de nuevas unidades, puedes acelerar el proceso optando por una economía saludable y, para ello, tienes que cuidar a tus ciudades mediante la expansión y reforzándolas con trabajadores. Todas las ciudades pueden ser cada vez más productivas si sacas partido de los recursos naturales que tienen alrededor. Las ciudades también representan las sedes de poder de las grandes familias que, en el fondo, se pelean y trazan conspiraciones en su lucha por la legitimidad y el poder, otro sistema que alimenta tanto la estrategia como el juego de rol.

El resultado es una mezcla de ideas interesantes, tanto de nuevos giros como de los clásicos, que se fusionan y crean un 4X original y único, pero que, al mismo tiempo, no es tan diferente como para que tengas que aprender todo de nuevo para acceder a él. Es un buen momento para ser fan de este tipo de juegos, con Civilization IV pasando por un buen momento y a punto de competir con Old World y Humankind, el videojuego de Amplitude, dos títulos con características diferentes dentro de los límites apretados del mismo subgénero de estrategia basado en la historia. Tenemos mucha curiosidad con esta mezcla de ingredientes de Mohawk Games y estaremos muy atentos a Old World, que sigue en marcha con el acceso anticipado en la tienda de Epic Games para PC.

Old WorldOld WorldOld World

Contenido relacionado



Cargando más contenido