Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
avances
Pro Evolution Soccer 2018

PES 2018 - impresiones multijugador y cooperativo

Probamos los modos online en la versión beta: 1vs1, 2vs2 y 3vs3.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Konami se ha planteado hacer las cosas bien este año en todos los aspectos. No en el trabajo dentro del estudio, que en eso ya lleva un par de ediciones convenciéndonos con un gameplay de nivel y un trabajo gráfico y de animaciones que mejora lanzamiento a lanzamiento. También con lo que no hizo el año pasado, que es entender las dinámicas del online para que se convierta en el motor que impulse las ventas. La gran novedad de esta edición son los modos de juego multijugador cooperativo, que mezclan el salón con la red y los equipos humanos y los de la CPU.

La recién estrenada beta de PES 2018 es una buena noticia en todos los sentidos. No solo porque permita a los jugadores probar y opinar para refinar algunos aspectos antes del lanzamiento, sobre todo para corregir esos fallos de conexión horribles que sufrió el anterior durante meses. Si vamos a estar hasta 6 personas en una partida, cada cuál con una conexión de calidad diferente y de una parte del mundo, el riesgo de error se multiplica, y qué menos que tenerlo algo previsto para que su gran apuesta no acabe siendo un gran fiasco. Esta versión test, enfocada completamente al online (y que no es una demo), permite jugar en tres formatos: solo contra otro humano; en parejas o tríos, con compañeros en casa contra otra pareja o trío de humanos reunidos; o en equipo de tres junto a dos desconocidos aleatorios, con la opción de enfrentarse a otros tres humanos o a un equipo manejado al completo por la CPU.

En este texto vamos a centrarnos en la experiencia de estos modos, porque la jugabilidad y los gráficos ya lo hemos valorado en las primeras impresiones, basadas en la demo de Pro Evolution Soccer 2018 que Konami ha girado por todo el mundo en eventos (la del E3 y la del World Tour). Hay muchos aspectos de gameplay que no podemos pasar por alto, desde el cambio en el tempo y los movimientos de los jugadores respecto al y con el balón al comportamiento de los porteros y de las defensas de forma autónoma. Todo eso es importante, así que os recomendamos leer lo que contó al respecto nuestro compañero Sam hace tan solo unas semanas.

Pro Evolution Soccer 2018Pro Evolution Soccer 2018
Los tiempos y el posicionamiento en defensa (entrar en el momento adecuado y coger el ángulo correcto, ahora que hay que forcejear más) hacen más difíciles las labores sin balón. En co-op, piensa que puedes hacer nuevas jugadas más libres, pero también desordenarte en defensa.
Pro Evolution Soccer 2018

Por mucho que picase la curiosidad para poner rumbo a lo desconocido, nuestras primeras partidas online a la beta de PES 2018 fueron simples uno contra uno con las dos selecciones disponibles, Francia y Brasil. No debe andar escaso de jugadores la prueba, porque el Matchmaking es rápido a pesar de los problemas de conexión. Los tiempos de carga y espera se han abreviado respecto a entregas anteriores, y es de celebrar porque son demasiadas las interrupciones posibles. La interfaz de usuario ha sufrido bastantes retoques, y si bien es llamativo que ahora los jugadores están representados por una foto y no por su recreación virtual, de momento no hemos encontrado ninguno que sea realmente importante. Si has jugado a las últimas entregas prácticamente sabrás dónde encontrar todo y cómo configurar tu equipo.

Al menos en esta versión previa, el partido online uno contra uno transcurre prácticamente igual que lo hacía al final en PES 2017. Es muy importante señalar que en esta beta no hemos sufrido ni ralentizaciones ni parones ni caídas de fps en este modo básico, algo que destrozaba los partidos en línea del anterior desde su lanzamiento hasta finales de otoño. Tiempo para cambios, repeticiones y celebraciones, transiciones de y a balón parado... todo eso se mantiene prácticamente igual si excluimos el gameplay.

Los cambios empiezan con el demandado modo cooperativo local. Hasta tres personas pueden formar equipo desde una misma consola con tan solo cambiar un parámetro en el menú de configuración previo al matchmaking. Para cada uno de ellos, el juego te invita a incluir un perfil predefinido de una larga lista si lo tuvieras creado. Y una vez confirmado todo, te busca un rival de dos o tres jugadores humanos, tantos como tenga tu equipo, pero no descompensado. En nuestro casos, varios partidos 2vs2 y 2vs3 en los que la conexión se ha mantenido estable y las partidas han fluido bastante mejor de lo esperado.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La experiencia de compartir equipo con alguien de casa no es realmente nueva, aunque hablemos de novedad en Pro Evolution Soccer 2018. Durante años hemos jugado al fútbol virtual en compañía y por tanto la compenetración es sencilla, sobre todo si sabemos gritar un "no seas chupón" a tiempo. Lo más destacado es lo bien que trabaja la IA la defensa con el resto de jugadores cuando te llevas a cualquier fuera de su zona, con coberturas impecables cruzadas entre mediocentros, centrales y laterales.

Una de las sorpresas es un medidor de buen juego a tiempo real que te sirve para restregar a tu compañero todo antes de acabar el partido. Abajo, junto a los nombres, hay una barra con varias muescas que se van rellenando de color con jugadas de mérito como un buen centro, un gol, una pared o un corte. Un pequeño letrero aparece avisando de qué has hecho bien, y también cuando sale algo mal con otro color. Incluso puedes ver los del rival para cerciorarte de que lo que ven tus ojos tiene una relación con la estadística. De hecho, al terminar el encuentro aparece un listado completísimo con una treintena de parámetros de todo tipo, valorados y puntuados para determinar quién ha sido el mejor del partido. Esa página ha quedado muy bien representada y no hay que olvidar que los puntos de experiencia sirven para subir niveles. Por cierto, el nivel en cooperativo es distinto que el común, independiente.

Para terminar, lo inesperado, esos duelos en equipos de tres junto a desconocidos con los que ni siquiera puedes comunicarte (en la beta, suponemos que en la versión final habrá algo). Los mecanismos de funcionamiento son idénticos a los que hemos citado antes, e incluso todos los jugadores pueden tocar el esquema de juego, así que por ahí pueden empezar los líos. Una vez que arranca el partido, y como en cualquier online con extraños, solo te queda esperar que sea gente competente y honesta. No fue así en nuestra primera prueba, en la que uno de los jugadores se dedicaba a tratar de regatear y jugar solo todo el tiempo, a pesar de su demostrada falta de conocimiento. Fue un cuarto de hora aburrido y ridículo, pero todo sea por tener ejemplos variados para estas impresiones. Además, en este modo sí hay problemas de rendimiento y tirones que deben arreglar.

Pro Evolution Soccer 2018

En la siguiente, sin embargo, el emparejamiento dejó a unos compañeros serios y responsables que invitaban a darlo todo. Te puedes desmarcar con criterio, puedes tapar huecos, puedes hacer paredes, puedes arrastrar defensas y, en definitiva, puedes hacer todo eso que le gritas a la tele viendo un partido con ese seleccionador que todo español lleva dentro. Konami tiene un buen filón en este modo para conseguir que grupos de amigos acaben picando en su franquicia y también para que los torneos eSports sean más ricos y espectaculares (en la nueva disciplina co-op de la PES League). Tres parece una cantidad idónea para que el equipo mantenga la estructura y la consistencia al mismo tiempo que gana (y también arriesga) por el libre albedrío.

Nos quedamos, por tanto, con buenas sensaciones del multijugador online y del cooperativo de PES 2018. Primero, porque las conexiones van mejor que el año pasado excepto para el 3vs3 o 3vsCOM. Y, segundo, porque el esperado juego en compañía era una necesidad que ha entrado con más fuerza de la esperada y que tiene mucho potencial en el mundo competitivo, un sector que Konami necesita seguir abordando para no dejarse fagocitar por FIFA.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Pro Evolution Soccer 2018Pro Evolution Soccer 2018Pro Evolution Soccer 2018
Creemos que han mejorado mucho los disparos y los porteros. Los primeros tienen más variedad, realismo físico y satisfacción. Los segundos tienen reacciones felinas tan bellas como salvadoras.

Contenido relacionado

Pro Evolution Soccer 2018Score

Pro Evolution Soccer 2018

ANÁLISIS. Autor: Sam Bishop

Konami vuelve con una edición de PES que cierra un ciclo, el primero de su verdadera nueva generación.



Cargando más contenido