Español
Gamereactor
críticas de cine
Road House

Road House

El clásico de culto de 1989, protagonizado por el fallecido Patrick Swayze como el matón Dalton, ha sido rehecho y estamos relativamente satisfechos con esta versión actualizada.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

La película de acción de 1989 protagonizada por un estudiante de filosofía, cabeza dura y recientemente fallecido Patrick Swayze es un clásico de culto. Una película archiconocida bastante mala, empapada de clichés manidos, personajes tontos y coreografías de lucha super ridículas. Sin embargo... Me encanta, como a muchos. Road House (1989) es una de las películas favoritas de mi infancia y no creo exagerar cuando digo que la he visto 30 veces a lo largo de los años. Me encanta la premisa: un bailarín de jazz bajito y delgado golpea a toda una comunidad y él solo, sin armas ni herramientas, acaba con un sindicato del crimen y mata a todo el mundo, antes de volver, ensangrentado y cansado, a hacer el amor con su enfermera privada. Road House es fundamentalmente una mala película, basura de los 80, y aun así la amo profundamente, apasionadamente, y para siempre.

HQ

Cuando el director de The Bourne Identity y Al filo del mañana, Doug Liman, anunció que él y el productor Joel Silver (Jungla de Cristal, The Matrix, Arma Letal, The Predator) estaban planeando un reboot de Road House protagonizado por la ex estrella de la UFC (ahora superestrella de la WWE) Ronda Rousey, yo era menos proclive a entusiasmarme, pero cuando cambiaron los planes y Jake Gyllenhaal firmó para el papel de Dalton, pasé del escepticismo a la emoción. Ahora Road House (2024) está aquí, y es sin duda la película de acción más violenta de lo que llevamos de año. Olvídate de las lentas peleas de baile de Swayze y de sus patadas giratorias a la altura de la cintura: Estamos hablando de ultraviolencia trepidante en forma de miembros rotos y narices salpicadas de sangre de forma regular. Y aunque es poco probable que esta película gane ningún premio, es un entretenimiento genial y descerebrado.

Road House
El director de fotografía Henry Braham (Guardianes de la Galaxia, The Flash) hace un trabajo brillante a la hora de crear ritmo, impulso y peso en las peleas, en las que la perspectiva de la cámara cambia de planos completos a primeros planos, fotografía en movimiento y puntos de vista que son puro FPS.
Publicidad:

La historia es básicamente la misma, aunque, por supuesto, se han introducido algunos cambios. Dalton no es un estudiante de filosofía bailarín que va de discoteca en discoteca simplemente para entrenar a porteros de discoteca y "limpiar" la zona donde se encuentran los bares. Esa premisa pertenece a los años 80. En lugar de eso, el Dalton de Gyllenhaal es un ex luchador de la UFC desaliñado, perdido y con problemas que, durante su carrera en la MMA y durante un combate por el título del cinturón de peso medio de la mayor organización de artes marciales mixtas del mundo, golpeó a su oponente hasta matarlo y, por tanto, fue suspendido del deporte para siempre. El Dalton que conocemos en los primeros minutos es letárgico y suicida, y cuando se le ofrece la oportunidad de viajar en autobús a los Cayos de Florida para ayudar a limpiar un restaurante de carretera, lo ve como su último viaje.

Una vez allí, pronto queda claro que, al igual que en el original, hay un interés financiero en el terreno sobre el que se levanta el bar en cuestión, y es también allí donde se encuentra un tormentoso jefe del crimen que, a través de montones de matones a sueldo, atemoriza a los lugareños para conseguir lo que quiere. Nadie se atreve a resistirse, todos hacen lo que se les dice y la policía, por supuesto, es lo suficientemente corrupta como para mirar hacia otro lado. La única esperanza que le queda al dueño del bar, Frankie, es el boxeador retirado Dalton, que con sus maneras tranquilas y metódicas hace un trabajo inicialmente eficaz de limpieza del garito. Se reparten muchos puñetazos. Se rompen muchos brazos, muñecas y dedos y la sangre brota a borbotones de bocas, orejas y orificios nasales, y la cosa se vuelve rápidamente muy entretenida. De esa manera antigua, sin esfuerzo, estúpida y encantadora en la que hay autoconciencia y una cierta dosis de ironía, de modo que yo, como espectador, me relajo y me dejo entretener.

Doug Liman ha mezclado aquí la película original con Into the Blue, un poco de Equalizer, un poco de Nadie y un poco de Warrior, lo que al final resulta en una película empapada de carácter que nunca oculta el hecho de que es estúpida, típica, predecible y violenta de una manera que me hace, como amante de los 80, feliz y satisfecho. Gyllenhaal, como siempre, hace un gran trabajo como Dalton, cuya vida carece de sentido y motivación y que se deja llevar por la violencia que lleva dentro, mientras que Conor McGregor (que debuta como actor) destaca como la estrella de la película. Ciertamente, Conor interpreta a un psicópata unidimensional que es contratado para matar a Dalton, pero lo hace con un carisma que no me habría esperado, y hace que cada escena en la que aparece sea una pura delicia.

Road House
Gyllenhaal es un valor seguro y aquí vuelve a estar genial.
Publicidad:

Sin embargo, echo de menos un par de cosas. Cosas que estaban en el original y que Liman y Silver no tenían por qué quitar. No entiendo muy bien por qué el bar "Road House" no fue renovado después del trabajo inicial de Dalton y renombrado como The Double Deuce, solo para apaciguar a los fans. Tampoco entiendo por qué el personaje de Conor no está mejor conectado con los otros villanos, y no entiendo por qué el mejor amigo de Dalton, Wade (que viene a The Double Deuce en el original para ayudar) no está incluido. Menos eso, no tengo quejas aquí. Road House (2024) no es en absoluto una obra maestra y en muchos aspectos es casi más tonta que la original. Dicho esto, me divertí viéndola y para mí como un gran fan de MMA y McGregor, es fácil que esto te guste lo suficiente como para recomendarla.

06 Gamereactor España
6 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Road House

Road House

CRÍTICA DE PELÍCULA. Autor: Petter Hegevall

El clásico de culto de 1989, protagonizado por el fallecido Patrick Swayze como el matón Dalton, ha sido rehecho y estamos relativamente satisfechos con esta versión actualizada.



Cargando más contenido