Español
Gamereactor
noticias

Suda51: menos indie, más creativo

Lado positivo de la venta de GhM

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Grasshopper Manufacture 'traicionó' su lema de "Punk's not Dead" recientemente al anunciar que se había vendido al grupo nipón GungHo, perdiendo así su carácter independiente.

El estudio del saltamontes era uno de los pocos que seguían operando de esta manera en territorio japonés, lanzando sus propias ideas y luego escogiendo a los socios financieros (y promocionales) más interesantes para cada proyecto.

Los fans pudieron entender este movimiento como una pérdida de los valores centrales de GhM, pues son las ideas excéntricas de su líder Goichi Suda y el talento artístico del equipo lo que les apasiona y, a la vez, por lo que la compañía estaba estableciendo su reconocimiento a nivel mundial.

Sin embargo, según lo pinta el propio Suda51, la complicada autogestión de los proyectos se estaba comiendo el poder creativo del estudio indie. En otras palabras, ganaban la libertad, pero sacrificaban la capacidad para expresarse.

"En 2011 pensaba qué tenía que hacer con la empresa, intentaba descubrir su verdadero objetivo, el verdadero valor de Grasshopper Manufacture", confiesa el director nipón a 4gamer (vía Edge). "Cuando estábamos decidiendo nuestro próximo proyecto, me encontraba demasiado absorto en el lado de dirección y gestión del negocio como para centrarme de verdad en el lado creativo". Ahí es cuando entró en escena GungHo, pues su presidente, Kazuki Morishita, identificó que "¿no es ese mi trabajo?" para "devolverme al camino adecuado", recuerda Suda.

Suda51: menos indie, más creativo
James Gunn, guionista americano experto en terror y parodia, escribió el guión de Lollipop Chainsaw.

De esta forma comenzaron a entender ambas compañías que podían compenetrarse (siempre después de "compartir bebidas y pollo a la parrilla regularmente").

El cabecilla de GhM sigue confesando que "hasta ahora he tenido la suerte de trabajar con clientes de renombre, y agradezco todo lo aprendido. Sin embargo, al mismo tiempo, también es cierto que se hacía complicado captar de verdad las facetas creativas de un proyecto, una situación que llevo intentando corregir". Además, pese a valorar muy positivamente desarrollos compartidos como Lollipop Chainsaw, "quedarse en este tipo de entorno, como desarrollador, es muy agobiante", señala Suda en relación al proceso de ida y vuelta con Estados Unidos. "Una relación más cercana con la publicadora es necesaria para darlo todo".

Entonces, se trataba de perder independencia, pero de ganar poder creativo, confianza, organización y cercanía con la editora.

Y por si este intercambio de valores no convence a los fans, el presidente de GungHo también promete que "me gustaría que Suda-san siguiera centrado en Grasshopper, más que en nuestra organización. Cierto que ahora yo estaré implicado en la producción creativa de GhM, pero como Suda-san sigue ahí, en muchos sentidos es como descargarme de mi propio trabajo". Y como alivio final: "me gustaría que Grasshopper Manufacture siguiera haciendo juegos como acostumbran".

Suda51: menos indie, más creativo
Killer is Dead es el último juego realizado por su cuenta por GhM (publicado por Kadokawa Games en Japón y por Koch Media en España).


Cargando más contenido