Español
Gamereactor
críticas de cine

Tomb Raider

Fuera el lado más amanerado, dentro el lado más crudo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La Lara Croft interpretada por Angelina Jolie era una mujer de su época y las películas que protagonizó más de los mismo. Mostraban a la saqueadora de tumbas tal y como se la veía cuando estaba en la cima: no tenía pelos en la lengua, los diálogos eran muy exagerados y se mostraba descaradamente aristocrática. Olvidemos por un momento que tanto Lara Croft: Tomb Raider como La cuna de la vida fueron películas muy pero que muy malas. Al menos eran fieles al juego en el que se basaban.

La Lara Croft de Alicia Vikander también es una mujer de su época, y su última adaptación del videojuego conocido por todos al cine deja a un lado la fantasía y nos muestra la realidad más cruda propia del último título. En esta nueva entrega conocemos a una Lara más joven y vulnerable dando sus primeros pasos como aventurera, y juntos viviremos el calvario que convirtió a esta mujer tan capaz en uno de los personajes más perdurables en la historia de nuestro sector.

En algunos sentidos, estas dos representaciones cinematográficas de Lara Croft son polos opuestos. Mientras que Angelina Jolie era una mujer rica y acomodada, Vikander parecía tenerle miedo a su propia fortuna. No acaba de aceptar su condición, por ello al principio de la película nos la encontramos viviendo en un ático en Londres con un trabajo de repartidora a domicilio que no le da para vivir. A partir de estos comienzos humildes, vemos a Lara evolucionar y convertirse en la mujer que todos sabemos que está destinada a ser.

Tomb Raider

Vikander hace un buen trabajo evolucionando en el papel a medida que la saqueadora de tumbas va consiguiendo más confianza y se da cuenta de cuál es su verdadera vocación. Se trata de una actuación atlética y disciplinada realizada por una actriz muy preparada que lidia bien con el acento, sabe transmitirnos la historia y brilla mucho en su debut.

Tras descubrir una pista que arroja luz sobre la desaparición de su padre, Lara se adentra en lo sobrenatural para buscarlo. La historia coge parte de la esencia del juego de Crystal Dynamics de 2013, con algunos momentos directamente sacados del título, pero no deberías venir a verla esperando una adaptación exacta porque no lo es. Mientras que en el juego la protagonista se enfrentaba a una reina inmortal, en la película sus enemigos son de carne y hueso, y en lugar de ir armada con una escopeta para hacerle frente a rivales fuertemente armados, Vikander va corriendo por el bosque arco en mano y disparando flechas. No se centra tanto en la acción como el juego en el que se basa, pero algunas escenas están muy bien llevadas y transmiten esa sensación de tensión que te pone el corazón a mil por hora. Cabe decir que poco tiene que ver con Angelina Jolie en su moto conduciendo por la mansión Croft y disparando a soldados enmascarados con munición ilimitada.

No vamos a revelar más detalles acerca de la historia porque podríamos desvelarte algo importante y ya el principio de la película empieza con fuerza y es de lo mejor. Dominic West se defiende en su papel de padre de Lara y Kristen Scott Thomas y Derek Jacobi le dan un toque británico. Si nos vamos al otro extremo en cuanto a personajes, Walton Goggins hace un buen trabajo como antagonista. Desgraciadamente, tras conocer el sanguinario personaje de Goggins, Mathias Vogel, la película pierde el rumbo y no es capaz de recuperarlo.

Tomb Raider

El enfoque crudo y naturalista que tan bien funciona durante la primera hora desaparece, dando paso al momento más hollywoodense del film. Esto sucede cuando Lara se extrae un trozo de metralla del abdomen, la típica herida que dejaría a un marine fuera de combate por un mes. Y este momento ya vino precedido por una escena en la que una especie de compañero de Lara, interpretado por Daniel Wu, se saca una bala del hombro tras un tiroteo. Al día siguiente, ambos están corriendo, saltando, trepando y disparando, una recuperación milagrosa que quita toda la seriedad que podía tener la película. A partir de aquí será una serie de momentos increíblemente ridículos que estropean la experiencia del clímax.

Es una película de dos mitades en la que la magia del principio se ve desperdiciada por una aventura hacia lo ridículo que tira por la borda todo lo conseguido en buen desarrollo de personajes y en puesta en escena. Para cuando Lara está intentando resolver desesperadamente el puzle mientras el suelo desaparece bajo sus pies, tú estás deseando correr esa misma suerte solo para no tener que aguantar esa última media hora. Por suerte, el suelo se mantuvo intacto, y digo por suerte, porque el final no fue tan malo como pensábamos. Aun así el daño ya está hecho y el director, Roar Uthaug, no consiguió aprovechar los aspectos más prometedores que había conseguido en la primera hora del filme.

Aun así, no es que demos por perdida a la Lara Croft de Alicia Vikander, porque, tal y como demuestra la primera mitad de Tomb Raider, el reboot tiene potencial. Un potencial que podía resultar en una obra a la altura de la chica más famosa de los videojuegos. No es esta obra, pero por un momento lo fue y confiamos en que exista esa obra si es que sale una secuela, que parece muy probable tal y como se dejó claro momentos antes de los créditos finales. Mantengamos la esperanza.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Tomb Raider
06 Gamereactor España
6 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Tomb Raider

Tomb Raider

CRÍTICA DE PELÍCULA. Autor: Mike Holmes

Fuera el lado más amanerado, dentro el lado más crudo.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.