Español
Gamereactor
análisis
WarioWare: Get It Together

Análisis de WarioWare: Get It Together

Personajes a tutiplén y multijugador en un WarioWare que rescata el sabor de la Touch! Generations en Nintendo Switch.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

La demo de WarioWare: Get it Together ya apuntaba maneras porque descubría al público tres aspectos bastante desconocidos a priori del retorno del pedorro gordinflón: la localización a español con voces, lo que cambia la historia con distintos personajes, y el factor multijugador integrado de base. Así vuelve la locura de Goro Abe a una Nintendo Switch que, sinceramente, la echaba en falta, y que poco a poco se va acostumbrando a las adaptaciones de la "Touch! Generations" en la segunda mitad de su ciclo de vida.

HQ

Quizá sobren las presentaciones, pero vaya por delante que los WarioWare son recopilaciones frenéticas de microjuegos en las que hay que tomar decisiones veloces para resolver situaciones absurdas con un control muy sencillo. Por mucho control por movimiento que ofrezca Switch (y que fuera la esencia de la serie en GBA, DS o Wii), aquí Intelligent Systems ha decidido volver a las raíces usando únicamente el stick analógico y un botón. El gran giro de tuerca es que cualquiera de los más de 200 microjuegos del título se puede resolver con cualquiera de los 20 personajes jugables, cada uno con su propio manejo y habilidad.

Viendo todas las vueltas que ha dado WarioWare durante tantos años, parece una solución muy ocurrente y efectiva, una nueva demostración de diseño para la que habrán tirado mucho de papel y lápiz. Para que os hagáis una idea, si toca sacar una pelota de golf enterrada en un búnker de arena, cada personaje lo hará a su manera: Wario flotando y empujando a lo WarioLand, Kat y Ana lanzando shurikens mientras saltan sin parar o Jimmy moviendo el esqueleto de forma molona. Conforme estaréis pensando, así es: IntSys retoca un poco cada microjuego para que se pueda solucionar con todas las técnicas disponibles.

WarioWare: Get It Together

Como decíamos en las primeras impresiones, es esencial ir aprendiendo el manejo de cada personaje y también enterarse bien de cuál toca en la cuenta atrás hasta el siguiente minijuego. Esto es interesante a dos niveles. Por un lado, conforme vas desbloqueando personajes en el modo Historia, lo suyo es dejar al juego que combine el equipo "Automático" de entre todos los disponibles, para así obligarte a aprenderlos y entrenarlos a todos por mucho que todos tengamos nuestras preferencias. Por otro, en esos segundos justo antes de intentar resolver el microjuego te dejan controlar al siguiente personaje, una forma genial de recordar sus controles.

Es evidente que esto también plantea ciertas restricciones. No todos los microjuegos son igual de divertidos, ni de desafiantes, con todos los personajes. Es normal, no pueden tener la misma gracia cuando se adaptan a personajes que disparan, saltan, se deslizan o hacen cosas realmente rebuscadas. Podría ser un punto negativo, pero a la larga, como esto va de ir pasando microjuegos a toda pastilla, la verdad es que no desmerece, y si algo le sobra a este juego es diversión a buen ritmo.

WarioWare: Get It Together

Por cierto, algo que he notado y que en mi opinión merece mención es cómo te activa WarioWare la concentración. Otros juegos requieren centrarse, por supuesto, pero aquí te penaliza al segundo cuando se te va el santo al cielo, lo que implica una reconfortante tarea de atención plena, tan beneficiosa a nivel de agilidad mental como los ejercicios de Brain Training y compañía.

Además, aunque parezca que no, que te voceen en español lo que toca hacer en el siguiente microjuego se agradece mucho y te mantiene aún más el loro. Aprovechando el doblaje de todos los personajes, se han marcado algunas licencias como "soy la repanocha", "zasca" o "si hay que ir, se va" que no desentonan y aumentan el característico y siempre ridículo sentido del humor de la serie.

WarioWare: Get It Together

Volviendo a los personajes y su "conflicto", algunos como Mona (rodar en moto y lanzar bumerán) o Dr. Crygor (mantener para flotar en todas direcciones) pueden resultar bastante complicados no solo para algunos juegos, sino para la mayoría. Sin embargo, con el tiempo vas cargando las soluciones en tu cabeza y pronto activas las neuronas que recuerdan los controles para actuar aún más rápido. Y si fallas, es WarioWare: puedes reintentar gastando unas pocas monedas que, de otro modo, son uno de los varios métodos para completar los muchos extras del juego.

Porque, si te pasas a toda prisa el modo Historia, pese a que habrás superado pruebas de todo tipo en las diez categorías y sus distintas variantes, remixes o modificaciones, te puede quedar la sensación de que se ha acabado el juego, y nada más lejos de la realidad. Cierto es que con un par de partidas aparte a esas categorías (Comida, Cultura, Nintendo, Vida cotidiana...) verás todos sus microjuegos, pero no todas las variaciones de los personajes. Luego, las Misiones o los retos periódicos de Copa Wario te harán seguir jugando hasta el infinito, como hacían las entregas de antaño.

Y todo esto sin mencionar el modo multijugador, implementado de raíz en los microjuegos y también en Popurrí, literalmente "un batiburrillo de juegos" de 1 a 4 jugadores para mostrar la cara más party game de este WarioWare. Aquí los microjuegos se convierten en minijuegos, y encontramos genialidades con madera de clásico, como "Explotación Laboral" o "Batalla Infinita".

WarioWare: Get It Together

Finalmente, aparte del doblaje, también hay que elogiar la presentación audiovisual en líneas generales. Es de lejos el WarioWare más fino a nivel gráfico, por mucho que cantidad de minijuegos sean pixelados o feotes dibujos a mano. Para quien no conozca la serie, lo que ayer parecían juegos de flash, hoy parecen juegos baratos de app. Es adrede. Da gusto ver a todos los personajes y sus escenas (les han dedicado una sección y los puedes personalizar con un sistema muy adictivo), y además está repleto de fan service y 'lore' para todos los que llevamos siguiendo a estos locos tantos años. Por supuesto, Ashley sigue siendo la mejor (¿que no?), a la famosa y espeluznante mamá de 9-Volt le han dado el papel que merece, y hay algún retorno triunfal digno de celebrar.

WarioWare: Get It Together es, a fin de cuentas, un juego que resulta familiar pero no repetitivo, porque apetece mucho en el catálogo de Nintendo Switch. Es genial para partidas cortas rollo arcade o para unas risas en compañía, lo primero en portátil y lo segundo en la tele (aunque no pretende ser el mejor party game de Switch). Sus novedades no reinventan la rueda, pero son la excusa perfecta para volver a pasarlo muy bien con este concepto que nunca envejece y, de paso, refrescar algunos microjuegos de siempre de una forma muy ingeniosa. Porque, ¿quién no quiere hacerse un sushi de estropajo? Venga, ahora le va tocando a Rhythm Paradise...

HQ
WarioWare: Get It Together
WarioWare: Get It Together
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Gran diseño de juego. Buena idea con los personajes. Cachondísimo e ideal para partidas rápidas. Buen doblaje y presentación. Repleto de bugs.
-
Parece que se acaba tras el modo Historia (pero no). A veces el personaje y su habilidad no quedan tan bien con cierto microjuego. Ojalá multijugador con modo descarga.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.